FICHA

Título original Nurse Jackie
Título en España: Nurse Jackie
Temporadas: 7 (80 episodios)
Duración episodio: 27 minutos.
Año: 2009-2015
Temática: tragicomedia
Subgénero: hospitalaria
Resumen: Una enfermera que presta servicios en un gran hospital de Nueva York, está completamente entregada a su trabajo incluso más allá de su deber y de su horario. Aguanta situaciones extremas con médicos y enfermos, y mantiene una vida familiar ordenada, gracias a su consumo reiterado de fármacos y ansiolíticos a los que está absolutamente enganchada y sin los cuales no podría siquiera levantarse.
Actores: Edie Falco,  Merritt Wever,  Paul Schulze,  Dominic Fumusa,  Ruby Jerins, Stephen Wallem,  Anna Deavere Smith,  Peter Facinelli,  Mackenzie Aladjem, Eve Best,  Arjun Gupta,  Betty Gilpin,  Haley Zale,  Lenny Jacobson,  Harry L. Seddon, Adam Ferrara,  Katie Flahive,  Morris Chestnut,  Steven Lee Merkel,  Haaz Sleiman, Bobby Cannavale,  Daisy Tahan,  R.A. Guirand,  Julie White,  Amina Robinson,
Lo mejor: El papel de Edie Falco como protagonista.
Lo peor: El personaje de la protagonista es el único que está completamente diseñado
Lo más curioso
: La serie fue filmada para Showtime, creada por Evan Dunsky y Liz Brixius que antes habían sido productores de CSI.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Calle 13 y ha sido emitida también por algunos canales regionales. Puede encontrarse en emule y comprarse en DVD

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar Series)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Calle13)

WEB OFICIAL (Movistar)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre NURSE JACKIE

Hasta ahora habíamos visto series hospitalarias “procedimentales” (Código Negro, Doctor Kildare, Urgencias, o las españolas MIR, Centro Médico, entre otras muchas), habíamos visto híbridos entre series a lo Sherlock Holmes y series hospitalarias (Doctor House), series sobre médicos afectados por algún síndrome (The Good Doctor) series casi de terror hospitalario (Nunses Who Kill), series de denuncia contra la medicina privada (The Resident), alegatos en favor de la eutanasia (Mary me mata), comedias de situación desmadradas ambientadas en hospitales (Scrubs), series históricas sobre hospitales (Charité, The Knich), es decir, un largo, larguísimo etc en el que no faltaba prácticamente nada.

Sin embargo, los avispados productores y creadores de Nurse Jackie encontraron un hueco: enfermera atiborrada de ansiolíticos inmersa en un hospital en la que ella pinta más que los médicos (los médicos diagnosticas, las enfermeras curas) que en su vida personal es una equilibrada madre de familia, pero que en su trabajo se permite ciertas licencias derivadas de su experiencia. El resultado es bastante convincente y lo que ha salido es algo que sin ser comedia de situación tiene mucho de ello, sin ser un drama hospitalario la tragedia recorre entre sonrisas el metraje, una serie costumbrista sobre la vida en Nueva York y, finalmente, una serie sobre los problemas internos de una profesional de la salud en contacto con fármacos que resultan ser, a la postre, verdaderas drogas que producen enganches peligrosos. Nada que no hubiéramos visto antes, elementos de síntesis que habían visto, todos ellos, previamente, pero que ahora aparecen juntos de la mano de la protagonista, Edi Falco y de su personaje “la enfermera Jackie”.

La serie nos cuenta la vida cotidiana en un hospital de Nueva York y como la protagonista soporta larguísimas jornadas de trabajo, la tensión propia de todos aquellos profesionales con experiencia que ven como otros, de mayor rango, se equivocan en sus diagnósticos al faltarles experiencia, como solamente logran fármacos aproximándose a médicos que pueden recetarlos y haciendo lo que sea para obtenerlos; vemos llegar a pacientes que, unas veces por su irresponsabilidad, otras por la fatalidad, por sus ritmos de vida, acaban en la sala de urgencias. La enfermera es consciente de que algunos no merecen ser curados y, de la misma manera que se preocupa por otros, que más que pacientes son víctimas, se desvive, literalmente putea a los insoportables. Así pues, lo que vamos a ver en cada episodio es un día completo en la vida de una enfermera neoyorkina y, no solamente, vestida de blanco y en plena faena, sino también en su vida personal, con su familia y con sus amigas. Así pues, esta serie, realizada con toques de humor, pinceladas de tragedia y aportes de intimismo, es una serie que lo tiene todo para que guste a un amplio espectro de espectadores.

En los dos primeros capítulos, los guionistas nos ponen al cabo de la calle y es a partir del tercero cuando la serie va ganando en intensidad, los protagonistas se sienten visiblemente más cómodos en sus papeles y la serie va ganando ininterrumpidamente puntos hasta el final de la primera temporada. A partir de ese momento se estabiliza y luego, en las dos últimas se empieza a percibir el agotamiento de ideas, las reiteraciones, la introducción de personajes nuevos que no terminan de funcionar y todo lo que, finalmente, recomendó la clausura de la serie en 2015 y después de 80 episodios.

La serie no gustó al gremio de enfermeras, especialmente allí en donde la protagonista intercambia sexo por ansiolíticos con un doctor titulado. Sin embargo, y a despecho de esa opinión, la serie, mientras se mantuvo en activo, recibió una granizada de Premios Emmy, especialmente a la actriz protagonista. Las críticas oscilaron, en general, entre lo positivo y lo muy positivo. Actualmente puede verse en Calle 13 y Movistar Series.

Serie que satisfará especialmente a los amantes de las series hospitalarias, sin descartar que pueda atraer a seriéfilos de todas las tendencias pero que exigen cierto nivel a lo que ven. Esta lo tiene, en tanto que ha sabido sacar lo más interesante de series anteriores y constituir un híbrido con personalidad propia.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios