FICHA

Título originalThe Resident
Título en España: The Resident
Temporadas: 1 (14 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2018
Temática: Drama
Subgénero: Hospitalario
Resumen: Un joven doctor de origen hindú inicia su carrera como residente en un hospital privado. Esta a las órdenes de un “jefe de residentes”, brillante y osado, que le irá mostrando, no solamente su profesión, sino también la realidad de la medicina privada y la ética médica. Un jefe de cirugía senior, encarnará los valores más despreciables de la profesión.
Actores: Matt Czuchry, Emily Vancamp, Bruce Greenwood, Elizabeth Ludlow, Manish Dayal, Valerie Cruz, Tasie Lawrence, Shaunette Renée Wilson, Mallory Moye, Robin Dyke, Vince Foster, Tequilla Whitfield, Alexa Mansour, Michael Patrick Lane, Jessica Miesel, Megan Chelf Fisher.
Lo mejor: El aire de denuncia que adquiere la serie desde los primeros pasos.
Lo peor: Algo caótica en su desarrollo
Lo más curioso
: La serie no ha gustado en EEUU, país que se ha erigido en defensor de la medicina privada: tanto pagas, tanto te sanas.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por Fox Life, Puede bajarse mediante programas P2P.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)  

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Fox)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Fox, en castellano)

WEB OFICIAL (Fox, en inglés)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre THE RESIDENT

Serie hospitalarias han existido desde finales de los años 60, así que cuando uno ve el tráiler de The Resident y que la trama va a desarrollarse en un hospital tiende a decir “más de lo mismo”. En realidad es así, pero con algunas notables diferencias. En primer lugar se trata de una serie crítica con la medicina privada. Casi diríamos, excepcionalmente crítica. Después de verla, a nadie le va a quedar interés en derivarse hacia hospitales de pago: son, simplemente, una estafa –si hemos de creer lo que nos cuenta esta serie- en la que unos médicos veteranos y mediáticos miran mucho más de cara a la galería y a la venta de su “producto” que al bienestar de los pacientes.

La trama se inicia en un hospital privado de vanguardia, el Chastain Park Memorial. Es el primer día de trabajo de Devon Pravesh,  un joven residente de origen hindú. La enfermera practicante, Nic Devin, le envía para ponerse al servicio del jefe de residentes, que resulta ser un tipo joven prepotente, algo desagradable, pero buen instructor. Éste está permanentemente enfrentado al jefe de cirugía senior, un veterano que ha perdido cualidades y que ha causado diversas víctimas por errores en la praxis, interesado más bien en su imagen y en obtener fondos para el hospital, antes que en el bienestar de sus pacientes. Tales son los personajes que abren la trama.

Aparentemente, hasta aquí, lo único que tenemos son médicos o aspirantes a tales que se creen dioses y que actúan como tales. ¿Las novedades? El jefe de residentes resulta ser una especie de Doctor House en pañales. Enfermeras como las que vemos en el Chastain Park Memorial son las que hemos visto en todas las series de este tipo. Y, finalmente, los enfermos son de los que unos sobreviven y otros palman ominosamente. A lo largo de los episodios, aparecen casos que se resuelven positivamente y otros que resultan absolutos fiascos. Entonces, ¿qué aporta es serie? Es muy simple: una visión crítica y despiadada sobre la medicina privada que, hasta ahora, estaba ausente de otras series similares. Eso es lo que la distingue.

Sobre las interpretaciones cabe decir que buena parte del cuadro de actores lo hemos visto en otras series: la enfermera practicante es Emily VanCamp, a la que vimos como adolescente en Everwood y más tarde, convertida en una atractiva joven en Revenge. Matt Czuchry, el jefe de residentes es un rostro conocido por su participación en The Good Wife. Bruce Greenwood es otro rostro conocido suficientemente que, recientemente ha protagonizado la serie de HBO John from Cincinnati. Finalmente, encontramos a Melina Kanakaredes, una de las CSI-Nueva York, convertida en oncóloga con tendencia sobresedar a los pacientes. Muchos rostros conocidos.

Una serie de este tipo corre el riesgo de hacerse pesada por la escasez de localizaciones (todo discurre en el interior de un hospital), así que los productores han decidido convertirla en una serie dinámica en la que “pasan muchas cosas”. Varias historias se superponen y cabalgan unas sobre otras, generando cierto desconcierto en el espectador. Es casi inevitable en una serie de este tipo. Sin embargo, el resultado final de cada episodio es el mismo: al espectador se le queda el corazón en un puño –especialmente al norteamericano- cuando ve las barbaridades y la estafa en la que ha degenerado la sanidad privada –y que el norteamericano medio no termina de creer-.

Una serie que encandilará a amantes de los dramas hospitalarios. También sabrá despertar algunas vocaciones médicas que se orientarán hacia la medicina pública (salvo que sean psicópatas diagnosticados). Serie adaptada para los amantes de la crítica social. Serie estrenada mundialmente el 21 de enero de 2018 por el canal Fox y que llegó a España de la misma mano casi inmediatamente de la mano de la plataforma Movistar. La serie ha concluido la andadura de su primera temporada el 14 de mayo.

Anuncios