LOS ACTORES DE SERIES MEJOR PAGADOS

No siempre la calidad es acorde con la inversión. El caché de determinado actor, no implica que la serie que va a protagonizar sea buena. Frecuentemente ocurre que series irrelevantes han contado con la presencia de grandes actores que han aumentado su cuenta corriente y en otras, actores desconocidos que trabajan casi como becarios, logran éxitos de audiencia sin precedentes. Cuando hay mucho dinero -y en el mundo de las series no falta de nada- se cometen las mayores torpezas. Y, de tanto en tanto, alguna que otra genialidad. ¿Cuáles son los actores mejor pagados en el mundo de las series?

Sorprendentemente, nos encontramos con una Nicole Kidman que percibe la friolera de un millón de dólares por episodio de la serie Big Little Lies. Por grandes y notables que sean las cualidades de la Kidman, la realidad es que la serie, una comedia dramática, resulta bastante irrelevante y no pasará a la historia de la televisión por algún valor notable. Sea como fuere, lo que resulta completamente increíble es que su compañera de reparto, Reese Witherspoon, cobre exactamente la misma cantidad, a pesar de carecer del mismo carisma que su compañera de reparto.

Con todo, la Kidman tendrá un antes y un después de esta serie. Igualmente significativo es que los tres protagonistas principales de Big Bang Theory, la serie que ahora termina, cobren cada uno un millón de dólares por episodio. Ciertamente Kaley Couco (“Penny”), Johnny Galecki (“Leonard”) y Jim Parsons (“Sheldon Cooper”), se embolsan la misma cantidad, pero la serie ha tenido mucho más éxito que Big Little Lies y se convirtió desde la primera temporada en una mina para la productora. Lo que cuesta más de entender es porqué el resto de protagonistas no aparecen en la lista de los mejor pagados, a pesar de que, sin ellos, la serie perdería su parte proporcional de interés. Hacen bien en exigir esa cantidad porque, las doce temporadas de la serie les han encasillado inevitablemente en roles cómicos de los que no saldrán en su vida y resultará difícil que vuelvan a igualar este éxito. Harán bien en mirarse en el espejo de Friends.

Tampoco se entienden los 825.000 dólares firmados por Meryl Streep, en The Nix, serie que tampoco es como para echar cohetes. En cuanto a los 650.000 dólares por episodio que Dwayne Johnson por su participación en Ballers, son desmesurados, si tenemos en cuenta que se trata de una réplica de Ray Donovan (un solucionador de problemas), que no le llega a la altura del betún, falsa e increíble como pocas. Por su parte, Norman Reedus no es un actor excepcional, pero ha sabido encajar bien en Walking Dead y por ello se lleva la no desdeñable cifra de 650.000 dólares por episodio. Tampoco se entiende porqué los actores de Juego de Tronos, serie de éxito, tienen unos cachés más modestos que no superan el medio millón de dólares por episodio (Lena Headey, Nikolaj Coster-Waldau, Peter Dinklage, Kit Harinton o Emilia Clarke).

Hoy, los 525.000 dólares percibidos por  Mark Hamon por su participación en NCIS, o los desmesurados 575.000 de Ellen Pompeo, por encabezar el reparto de Anatomía de Grey, parecen desmesurados a tenor de la calidad de sus series. A fin de cuentas, Claire Danes, la “perjudicada”, protagonista de Homeland, serie de bastante mayor calidad media, se embolsaba “solamente” 450.000 dólares o incluso Kevin Costner en la muy justita Yellowstone cobraba lo mismo, a pesar de su pasado como actor de campanillas.

La serie This is US no es nada del otro mundo, pero el que sea un panfleto sentimentaloide, no parece ser obstáculo para que sus tres protagonistas, Sterling Brown, Mandy Moore y Chrissy Metz, alcancen los 250.000 dólares por episodio. Finalmente, aunque la segunda temporada de Westworld haya sido para algunos decepcionante, creemos que Ed Harris merecía -a la vista de los honorarios de esta lista- algo más que 250.000 dólares por su trabajo en una serie por encima de la media y para un actor de primer nivel.

Esta es la clasificación: habrán advertido dos cosas: la primera es que, se trata de sueldos desmesurados que reducen al ridículo las polémicas sobre el aumento del salario mínimo. Lo segundo que se trata de cachés descompensados y que otras series, acaso de la misma o mayor calidad que las mencionadas y protagonizadas por actores de carácter, no alcanzan ni la centésima parte de estos honorarios. Y, no digamos nada sobre los presupuestos de series producidas en España en las que el coste por episodio es menor de lo que cobra el más modesto de esta lista… Podría decirse que, en esto de los salarios, el mundo de las series está “loco, loco, loco”.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: