EL MAIGRET DE ROWAN ATKINSON SUSTITUYE A LOS DELITOS DEL BAR LUME LOS SÁBADOS EN TV2

Cuando los espectadores creían que iban a ver el onceavo episodio de Los delitos del Bar Lume en TV2, se vieron sorprendidos por un rostro y un título conocido: Rowan Atkinson, protagonizando, inesperadamente, al inspector Maigret, el célebre personaje creado por Agatha Christie.

Los diez episodios de Los Delitos del Bar Lume han convencido a los espectadores. El reto era difícil porque la serie venía a sustituir en la tarde-noche de TV2 a una serie bien conocida y apreciada por el público, El Comisario Montalbano. Después de dos episodios iniciales que no terminaron de convencer a la audiencia, las sucesivas rectificaciones de rumbo, hicieron que todos los personajes que integraban la plantilla fija de la serie y las situaciones que nos mostraba, terminaran convenciéndonos. Sin embargo, se trata de una serie de la que apenas se han filmado desde 2012, diez episodios. En realidad, se trata, más bien de diez largometrajes con el formato de tv-movie y en el momento actual se ignora si se van a filmar más. En cualquier caso, la puerta ha quedado abierta para ello con la sustitución del, hasta ahora protagonista, “Massimo Viviani”, por su hermano llegado de los EEUU y que se hace cargo del negocio. En los dos últimos episodios se introdujeron personajes nuevos que indican que habrá continuación. Pero, por sus características, no se trata de una serie de la que vayamos a ver decenas y decenas de episodios.

A partir del 20 de octubre y, prácticamente, sin más publicidad que la interna de la cadena, TV2, la serie italiana ha sido sustituida por un remake de Maigret. Estamos en las mismas, porque si la serie precedente tenía apenas 10 episodios, ésta apenas tiene cuatro en el momento actual. Hasta ahora, el público español podía verla a través de la plataforma de pago Filmin. Ahora la podrá ver en abierto desde el sábado 20 de octubre y en las próximas tres semanas.

Esta versión del Maigret tiene dos alicientes: en primer lugar que está interpretado, sorprendentemente por Rowan Atkinson que, por primera vez huye del encasillamiento en papeles de humor y en comedias y se transforma en el sesudo y meditabundo inspector creado por la imaginación de Agatha Christie. El segundo toque diferencial de esta serie es que se han elegido para llevarlas a la pantalla, novelas que precisaban pocas modificaciones y que, eran las mejor acondicionadas para ser llevadas al formato plasma.

La serie tiene una muy buena calidad y reproduce el ambiente parisino de finales de los años 40 y principios de los 50 recurriendo para ello a localizaciones en zonas de Budapest. El resultado es particularmente interesante y hará que, al menos, la añoranza de Los Delitos del Bar Blume, sea más llevadera. Además, da la oportunidad de compararla con la anterior versión televisiva de Maigret protagonizada por Michael Gambon

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: