FICHA

Título original: Centro Médico.
Título en España: Centro Médico.
Temporadas: 6 (496 episodios hasta el 21 de marzo de 2017).
Duración episodio: 70 minutos.
Año: 2015-hoy
Temática: Docuficción.
Subgénero: Médicos.
Resumen: La vida cotidiana en un hospital que recibe continuamente casos nuevos de los que en cada entrega se trata a dos en profundidad.
Actores principales: Rocío Anker, Jesús Cabrero, Marina Lozano, Fran Martínez, Jordi Mestre, Charo Molina, María Pedroviejo, Ana Cela, José Navar, Ana Villa, Christian Guirigutu, Enrique Martínez, Octavi Pujades, Rebeca Valls, Elvira Cuadrupani,  Jesús Ortega, Luz San Prudencio, Lucía Ramos
Lo mejor:
el tratamiento del tema como si se tratara de un falso documental
Lo peor
: demasiado repetitiva.
¿Cómo verlo?: Emitida por TVE, puede verse en el enlace que indicamos.

Puntuación: 6,5

CABECERA DE LA SERIE

VER SERIE ON LINE

Lo mínimo que puede decirse sobre CENTRO MÉDICO

Así nos gustaría que fuera cualquier hospital de la Seguridad Social: con personal presto a resolver nuestros problema nada más llegar, empáticos, permanentemente preocupados por lo que nos duele o dónde nos duele y, sobre todo, efectivos como el Doctor House (2004-2012), simpaticotes como los protagonistas de Scrubs y próximos como Marcus Welby (1969-1976). Pero lo que nos encontramos habitualmente en las salas de urgencias es a un revoltillo de enfermos aparcados en las esquinas y los pasillos, esperando su turno de lante de las puertas de las consultas con unos médicos que te escuchan, no mirandote a los ojos, sino a la pantalla de un ordenador. Centro Médico nos muestra a una sala de urgencias ideal en la que en cada entrega llegan dos casos clínicos que serán tratados y resueltos. Es una serie de médicos y enfermos que, a diferencia de las de “buenos” y “malos”, “policías” y “ladrones”, no existe contradicción ni oposición, sino complementareidad.

La serie se desarrolla en un Centro Médico de Madrid, ficticio, por supuesto. Está filmado con cámara en ristre intentando dar la sensación de documental e insistiendo en que los casos tratados son verídicos y todos han sucedido realmente. En un principio era así y los elementos argumentales estaban reducidos a la mínima expresión, pero con el paso del tiempo, la serie se ha ido adornando con personajes y subtramas que caminan por su cuenta y no tienen nada que ver con los padecimientos de los enfermos. La serie ha recorrido el camino que conduce desde el “falso documental” hasta el “culebrón”, sin haberse decidido a ocupar el nuevo territorio y manteniendo todavía la fórmula de docuficción. No es una mala idea y sería de desear que permaneciera allí sin dar excesivo peso a las subtramas convencionales.

Las series de hospitales tienen siempre el mismo problema: no pueden evitar ser repetitivas. En House, por ejemplo, el lupus era la enfermedad que antes o después se mencionaba como posible causa de todos los males del paciente. En Marcus Welby había abundancia de enfermedades coronarias y en Scrubs el paciente habitual era un intemperante que lograba sacar de quicio a todos los residentes. Centro Médico no puede evitar que los accidentes domésticos o de tráfico constituyan lo esencial de la trama. Esto atenúa la originalidad de la serie y hace demasiado repetitivas las escenas de médicos y enfermeros sobreactuando porque el paciente se les va.

Pero, con todo, la ambientación es buena y, es evidente, que aspira a ser una especie de “doctor House” a la española y centrada sobre el sistema médico de éste país. Se emite en horario de tarde y parece evidente que trata de estimular vocaciones entre los más jóvenes: no es que falten doctores, es que siempre habrá algún país capaz de absorber los excedentes de médicos y enfermeros que salgan de nuestras facultades. Y, en este sentido, la serie es muy recomendable.