FICHA

Título original The Little Drummer Girl
Título en España: La chica del tambor
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2019
Temática: thriller
Subgénero: terrorismo
Resumen: Una joven actriz de poco éxito, gran capacidad para la actuación, memoria prodigiosa y poses izquierdistas es reclutada por un servicio de inteligencia secreto y no oficial para infiltrarse en un grupo terrorista palestino después de ser seducida por un agente de dicho servicio. Una vez dentro de la organización terrorista palestina, deberá atentar contra un diplomático judío.
Actores: Florence Pugh,  Alexander Skarsgård,  Michael Shannon,  Clare Holman, Kate Sumpter,  Michael Moshonov,  Daniel Litman,  Gennady Fleyscher, Alessandro Piavani,  Lubna Azabal,  Shlomo Bar-Aba,  Alexander Beyer, Bethany Muir,  Tom Hanson,  Adel Bencherif,  Iben Akerlie,  Sam Troughton, Simona Brown,  Max Irons,  Shani Erez,  Mark Stanley,  Oulaya Amamra, Thomas Mraz,  Jeremy Child,  Shane Attwooll,  Katharina Schüttler
Lo mejor: Un casting perfecto en el que destaca Michael Shannon
Lo peor: La trama resulta bastante enrevesada.
Lo más curioso
: La serie es un remake de la película protagonizada por Diane Keaton en 1984 y que contaba con la participación de Klaus Kinsky.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Movistar+. Puede encontrarse en emule

Puntuación: 8,5

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar Series)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (MOVISTAR+)

WEB OFICIAL (BBC)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre LA CHICA DEL TAMBOR

Cuando al modelo de producción de la BBC se le une como guion original la que fue una de las mejores novelas de espionaje del siglo, y se contrata, no a los actores que en ese momento están en el candelero, sino a los que mejor se adaptan a los registros del libreto y no se escatima a la hora de seleccionar exteriores, lo que se tiene es una serie que roza la perfección. Era difícil atreverse con una novela, The Little Drummer Girl, que previamente había sido llevada al cine y protagonizada por actores de la talla de Diana Keaton, Klaus Kinsky o Bill Nighy. A la vista de los dos primeros episodios puede concluirse que la BBC, una vez más, lo ha logrado.

Resumamos el contenido: la historia transcurre en los primeros años 70, “Charlie” es una chica que frecuenta la vida bohemia, se las da de izquierdista y contestaria, como era habitual en la época, pero sus nociones políticas no pasan de cuatro conceptos panfletarios mal asimilados. Acude a varias conferencias en solidaridad con la causa palestina. A su favor, tiene un portentosa facilidad para recordar datos y unas indudables cualidades interpretativas todavía no explotadas convenientemente. Esto basta para que una unidad especial de los servicios secretos israelíes, contacte con ella y después de una dura preparación psicológica, la integre en una de sus operaciones. Se trata de infiltrarse en una célula terrorista palestina, dirigida por un activista cuyo hermano menor ha sido secuestrado, interrogado, torturado y muerto por los servicios de inteligencia judíos. La chica, cumple la misión a la perfección, pero no es tan dura interiormente como ella creía y como sus instructores habían pensado que podría llegar a ser.

La novela es considerada como algo más que un relato de espionaje. Se la considera una de las cien mejores novelas de todos los tiempos. Sus valores narrativos se comparan con los de las mejores novelas naturalistas. Es también un resumen de la situación del conflicto palestino-israelí, al menos tal como se encontraba en los años 70 (la novela fue escrita en 1983 y está repleta de reflexiones sobre las posiciones de ambas partes, hasta el punto de que puede ser tenida en cuenta a la hora de entender las raíces del conflicto palestino).

No sabríamos decir si la serie es superior o inferior al largometraje: es, en cualquier caso, diferente, pero, en ambos casos, el éxito derivó de la selección de los actores que representaban, incluso, a los papeles secundarios. La todavía semi-desconocida Florence Pugh puede rivalizar en credibilidad, al menos en este papel, con Diane Keaton. Y Michael Shannon (Boardwalk Empire, Rellick, Wacco, etc), sin necesidad de sobreactuar, se sitúa en un nivel ligeramente superior a Klaus Kinsky. Igualmente brillante está Alexander Skarsgård (Big Little Lies, True Blood, Vikingos, etc)Si fuera por el casting solamente, la serie merecería un sobresaliente.

Otro elemento a destacar son las localizaciones. Las escenas filmadas en Viena como, muy especialmente, las que se rodaron en la Acrópolis, son de una belleza inenarrable y merecen también aquí, el sobresaliente.

Una serie que ha llegado con 2019 y que puede verse a través de Movistar Series o comprarse en DVD. En cualquier caso, no solamente los amantes del cine de espionaje se verán satisfechos, sino también los seriéfilos que buscan series inolvidables.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios