FICHA

Título original 19-2
Título en España: 19-2
Temporadas: 3 (31 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2014.2918
Temática: drama
Subgénero: policíaca
Resumen: Dos policías de la ciudad de Montreal destinados en el distrito más peligroso de la ciudad viven distintas situaciones personales que se van manifestando a lo largo de los casos que atienden, al mismo tiempo que interrelacionan con sus compañeros tanto en su vida privada como en el curso de su trabajo.
Actores: Adrian Holmes,  Jared Keeso,  Dan Petronijevic,  Benz Antoine,  Mylene Robic, Conrad Pla,  Bruce Ramsay,  Maxim Roy,  Laurence Leboeuf,  Alexandra Ordolis, Tyler Hynes,  Sarah Allen,  Victor Cornfoot,  Jayne Heitmeyer,  Catherine Bérubé, Lisa Berry,  Tenika Davis,  Patricia Summersett
Lo mejor: Una serie equilibrada, en su conjunto, entretenida y bien realizada.
Lo peor: exagera excesivamente la situación del orden público en Montreal
Lo más curioso
: Es el remake de otra serie estrenada en 2007 realizada en Quebec solamente en lengua francesa.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por XTRM y FOXlife. Puede encontrarse en emule y comprarse en DVD

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (XTRM)

WEB OFICIAL (BRAVO)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre 19-2

La historia de esta serie -que pertenece al grupo de “las que vale la pena ver”- es significativa sobre el dominio de la lengua inglesa en el territorio de las series. En efecto, en principio, en el año 2007 se filmó en los mismos lugares e incluso con los mismos guionistas, pero pasó completamente desapercibida, a pesar de que todos los comentarios y críticas resultaron favorables. No fue emitida fuera de la provincia canadiense del Quebec. ¿Motivo? Había sido filmada en lengua francesa. Aprendida la lección, siete años después, el mismo equipo, volvió a filmar la serie, pero esta vez en lengua inglesa y con actores y situaciones que representaran mejor los gustos del público norteamericano a efectos de facilitar su exportación. Y entonces se produjo la sorpresa: a pesar de tratarse de la misma serie, estas leves modificaciones, que, en realidad, aportaban poco al modelo original, ahora sí está resultando un éxito. Las modificaciones consistieron: 1) alterar la composición étnica de la pareja protagonista que pasó de estar compuesta por una pareja caucásica a ser “multiétnica”, 2) a presentar una situación de la delincuencia y el crimen mucho más extrema de la primera versión e incluso mucho más exagerada de lo que corresponde a la ciudad de Montreal e incluso al Distrito XIX y 3) a introducir en cada episodio algunas escenas de acción que estaban más dispersas en la primera versión. Todo eso, además, naturalmente, del cambio de lenguaje.

A pesar de los cambios introducidos, la serie ni ha ganado en interés, ni lo ha perdido. La buena noticia es que, la versión original de 2007, ya era de una calidad superior a la media, que se ha mantenido en este temprano remake.

La serie nos cuenta la vida cotidiana de dos policías, cada uno de los cuales arrastra problemas personales y muestra temperamentos muy distintos. Ambos han sido emparejados casualmente y, en principio, su relación es tensa y distante, si bien a lo largo de la serie contribuye a estrecharse y reforzarse. Uno es un novato con ganas de destacar y el otro un agente veterano que ha sufrido la pérdida de un compañero en acto de servicio y que no quiere vivir más riesgos y aventuras que los estrictamente necesarios para cumplir su trabajo. Los casos que atienden diariamente son los que se presentan como habituales en el distrito 19 de Montreal: robos, accidentes, asesinatos, tráfico de drogas, violencia doméstica, lucha contra las bandas callejeras, etc. El resto de compañeros de su distrito actúan de la misma manera. La pareja de policías tiene particularmente relación con otra patrulla formada por una policía de origen vietnamita y lesbiana y por un agente de afroamericano con problemas de alcoholismo y con frecuentes recaídas. Completan el cuadro de protagonistas, el comandante del distrito, un hombre justo, un sargento particularmente enérgico, la hermana de uno de los protagonistas que es cortejada por el otro, un antiguo policía herido en un servicio y que ya no puede valerse por sí mismo y, varios miembros de la comisaría cuyo papel tiene relieve en algunos momentos.

Quizás uno de los aspectos más interesantes de la serie es lo bien pintados que están los contornos de cada personaje. En segundo lugar, la serie transmite dinamismo, apenas tiene tiempos muertos y -aún sin introducir elementos nuevos en una serie de esas que se suelen llamar “procedimental”- es entretenida, bien interpretada, con buenos argumentos, dirección correcta y montaje efectista. Todo ello hace que esta serie, presentada en España por XTREM y por Fox, tenga un extraordinario poder adictivo.

Vale la pena realizar una observación: la ciudad de Montreal, en donde transcurre la trama, es una de las más tranquilas, agradables y pacíficas del mundo. No siempre ha sido así, ciertamente, y hasta no hace mucho la mafia italiana andaba a tiros en el barrio “de los italianos” (véase la extraordinaria serie Bad Blood que va sobre este tema, precisamente). Se trata de una de las ciudades más pacíficas y encantadoras del mundo en donde nadie puede sentirse extraño. Incluso el distrito 19 de la ciudad, en los arrabales, considerado como el más conflictivo podría parecer una balsa de aceite en relación al centro de las ciudades estadounidentes. Así pues, los guionistas han exagerado algo el carácter de la delincuencia, a fin de ganar intensidad. Todo sea por elaborar una serie con “tirón”.

Recomendable amantes de las series policiacas “procedimentales”.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).