FICHA

Título original Litvinenko
Título en España: Litvinenko
Temporadas: 1 (4 entregas)
Duración episodio: 47 minutos.
Año: 2023
Nacionalidad: Reino Unido
Temática
: Política
Subgénero: Hechos reales
Resumen: Dos agentes de la policía británica son enviados a un hospital a entrevistar a un enfermo grave que otros han tomado por loco. Se trata de Sacha Litvinenko, un antiguo agente del FSB ruso huido a Occidente que acababa de ser nacionalizado británico. Los dos agentes logran dar con la causa de la enfermedad, un envenenamiento por agentes radiactivos difíciles de detectar.
Actores: David Tennant, Daniel Ryan, Barry Sloane, Richard Pepper, Sarah Naudi, Greg Kolpakchi, Radoslaw Kaim, Maggie Evans, Sam Marks, Simon Haines, Paul Riddell, Mitya Savelau, Margarita Levieva, Mark Bonnar, Neil Maskell, Estella Daniels, Richie Lawrie, Mark Ivanir, Temirlan Blaev, Kayla Meikle
Lo mejor: una visión bien realizada del caso Litvinenko desde el punto de visto de Occidente.
Lo peor: tiene mucho -demasiado- de propaganda de guerra.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Movistar+ el 1 de enero de 2023. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (presentación de la serie, en inglés)

PROMO

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (Movistar+)

DÓNDE VERLA (Movistar+)

DESCARGA eMule

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre LITVINENKO

Nadie duda que David Tennant es uno de los mejores actores de la escena británica, sin embargo, su participación en la lamentable serie Desde Dentro o en La vuelta al mundo en ochenta días, no han contribuido para nada a realzar su carrera, sino más bien a devaluarla, algo que ya podía intuirse por su participación en Good Omens en 2019, una serie, digámoslo piadosamente, “poco seria”. Así pues, cuando se anunció la emisión de la serie Litvinenko protagonizada por este actor, vimos una posibilidad de que Tennant reviviera sus mejores momentos. Porque Tennant es, en estos episodios, Alexander Litvinenko.

En realidad, Tennant aparece casi exclusivamente en el primer episodio, en el que se narra escuetamente la presencia de Litvinenko en el Reino Unido, la concesión de la ciudadanía británica, su vida familiar, su malestar previo a su ingreso en el hospital, los interrogatorios a los que se prestó con presencia de dos policías y su muerte. No es, pues, tanto una serie sobre Litvinenko, como sobre la investigación sobre su asesinato. Y, como tal, es una serie de exaltación a la policía británica, a los servicios de inteligencia de aquel país y al “Islas Británicas tierra de acogida y libertad”. En este sentido, todo bastante ingenuo, primario, lineal y sin complicaciones. Pero hay algo peor.

No estamos ante una serie que haya aparecido “casualmente” producida por un canal privado del Reino Unido (la Independent Television, ITV), es un mero producto de la “propaganda de guerra”. Lo que justifica y ha hecho posible esta serie es el conflicto ucraniano y la voluntad de tomar partido a favor de Ucrania, esto es, contra Vladimir Putin. Si esta serie hubiera aparecido en otro momento, su contenido resultaría más creíble, pero en pleno conflicto y ante la actitud del bloque anglosajón contrario a Rusia, esta serie, es sospechosa -y mucho más que sospechosa- de ser pura propaganda de guerra.

No es que lo que se cuente sea falso, sino que más bien, algunos aspectos de lo que se cuenta ni siquiera se mencionan o se hace de tal forma que el espectador apenas se da cuenta. Litvinenko no fue ningún angelito. Nunca fue “espía”, sino que más bien su trabajo se enfocaba hacia el “crimen organizado” y las operaciones de los llamados “oligarcas”. Fue así como conoció a Boris Berezovski, uno de ellos. Y trabajó para él mientras era promovido a la Dirección de Análisis y Supresión de Grupos Criminales. Pero, en realidad, se había convertido en un hombre al servicio del oligarca judío. A partir de ahí fue despedido del KGB (reconvertido en FSB) y, después de un breve encarcelamiento, huyó con su familia a Londres. Esta tarea al servicio de un oligarca mafioso, es el “pequeño detalle” que no aparece en la serie. Por el contrario, se insiste en que Putin ordenó distintos asesinatos… de oligarcas mafiosos (porque si hay algo en lo que Putin es diestro es en hablar a cada cual en la lengua con la que más está familiarizado).

Atendiendo al contenido y las calidades artísticas de la serie, se resaltan los contenidos emotivos y sentimentales de la misma, representados en la figura de la esposa del ex miembro del KGB y en su vida familiar.  Esto, unido a la exaltación del trabajo de la policía británica constituyen las dos columnas sobre las que se sostiene la serie. Estos dos elementos, y las medias verdades que narra, frustran en grandísima medida la serie, completamente inservible para valorar la vida y la muerte de Alexandr Litvinenko.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).