FICHA

Título original: Mujeres solas
Título en España: Mujeres solas
Temporadas: 1 (15 episodios)
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 1960
Temática: Comedia.
Subgénero: Femenina.
Resumen: Cuatro chicas recién llegadas a Madrid viven en una residencia para mujeres y afrontan los problemas cotidianos.
Protagonistas: Amparo Baró, Elena María Tejeiro, Maite Blasco, Alicia, Hermina, Carola Fernán Gómez.
Lo mejor: el tono de comedia utilizado: lenguaje sencillo, pero moderno y sin términos malsonantes.
Lo peor
: podía haber durado varias temporadas.
Lo curioso: La directora de la residencia era Carola Fernán Gómez, madre del actor Fernando Fernán Gómez.
¿Cómo verlo?: Se emitió por TVE. No hemos encontrado rastros de la serie

Puntuación: 7

PROMO

CABECERA

MÚSICA

VER SERIE

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon (no está a la venta)

Lo mínimo que puede decirse sobre MUJERES SOLAS

En 1961, la serie Chicas en la ciudad alcanzó un gran éxito en TVE. No era para menos: aquellas chicas encarnaban el ideal de la jovencita española de provincias de aquella época: irse a Madrid y vivir en un piso compartido con otras chicas de su edad. Hacer, simplemente, lo que quisieran, que era, justamente, lo que no podían hacer en el hogar paterno. Pero aquella serie no hubiera podido existir de no haber sido por esta otra en la que encontramos los mismos ingredientes, realizadores y protagonistas: Mujeres solas. Las cuatro chicas acaban de llegar a la capital, pero todavía no tienen recursos suficientes para armar un piso compartido, así que viven en una de las habituales residencias para mujeres de aquellos años.

La serie había sido escrita y dirigida por Jaime de Armiñán que en aquellos años se especializaría en series protagonizadas exclusivamente por mujeres: a ésta seguiría, como hemos dicho, Chicas en la ciudad (1961) y a ésta Día a Día (1963), Confidencias (1963-1965), Tiempo y hora (1965-1966)… Las componentes de todos estos productos eran siempre las mismas: mujeres jóvenes, temas de actualidad, actrices que, por entonces, eran poco o nada conocidas, crítica social. La crítica que realizaba Armiñan “no era complaciente, estaba realizada con mirada sentimental y amable, aprovechando los esquicios de la censura y situándose siempre en los límites de lo posible” (España en serie, Alex Mendíbil).

La serie nos mostraba a “Paula” (Ampraro Baró), una catalana con tendencia a quedarse boquabierta y a la melancolía, “Laura” (Maite Blasco), mujer de hechuras rotundas, destilando sexapel por los poros, “Exther” (Alicia Hermida), la chica con iniciativa futura empresaria tiburona y, finalmente, “Verónica” (Elena María Tejeiro) seguramente la más alegre de todas y aquella cuya arma es la simpatía y la cara de buena chica… Cuatro personalidades perfectamente decididas, cuatro roles a cual más nítido, una sola ilusión: salir adelante en la gran ciudad, una desconocida para ellas.

La sorpresa viene cuando comprobamos que la directora de la residencia es una mujer que intenta evitar la presencia de varones en el recinto y cuya actriz tenía el valor añadido de ser la madre en la vida real de Fernando Fernán Gómez, Carona Fernán Gómez.

La serie hubiera podido prolongarse durante varias temporadas y abordar temáticas que no estuvieron presentes en los quince episodios que duró. Pero, la velocidad con la que transcurría el cambio de costumbres a principios de los años 60 (y que se prolongaría durante toda la década) era impresionante: las chicas que llegaron a Madrid, despistadas, ilusionadas y desconociéndolo casi todo de la vida en la capital, al poco tiempo se convirtieron en experimentadas mujeres para las que su nueva existencia ya no tenía secretos: Querían, simplemente, progresar. Fue así como murió Mujeres solas y se iniciaron los treinta episodios de Chicas en la Ciudad.

Fueron dos series unidas por las cuatro actrices protagonistas. Sin duda de las mejores comedias de situación que se hayan hecho en España. Y, si se nos apura, muy superiores a la mayoría de productos que vinieron luego. Es una pena que no queden rastros de esta serie que algunos de los que la vimos en aquellos remotos años nos produjo una viva impresión: ellas querían ser como las cuatro protagonistas de la serie; nosotros queríamos ligar con chicas así…