FICHA

Título original: Chicas en la ciudad
Título en España: Chicas en la ciudad
Temporadas: 1 (15 episodios).
Duración episodio: 30.
Año: 1961
Temática: comedia.
Subgénero: urbana.
Resumen: Cuatro chicas deciden vivir junta en Madrid generándose problemas de convivencia entre ellas, en sus ocupaciones y con sus compañeros
Protagonistas: Amparo Baró, Elena María Tejeiro, Maite Blasco, Alicia Hermida, Laly Soldevila, Irán Eory, Paula Martel.
Lo mejor: feminismo ante litteram en el arranque de la etapa desarrollista.
Lo peor
: comedia olvidada de la que no parece quedan memoria histórica.
Lo curioso: fue la continuación de Mueres solas.
¿Cómo verlo?: Completamente inencontrable.

Puntuación: 7

PROMO

CABECERA

MÚSICA

VER SERIE

Comprar DVD en Amazon

Lo mínimo que puede decirse sobre CHICAS EN LA CIUDAD

En 1959, una nueva ley autorizaba la entrada de capitales extranjeros en España. Fue el pistoletazo de salida para que al año siguiente arrancara el llamado “período desarrollista” de nuestra economía. En los años 60 pudo decirse que la postguerra española había terminado. Y la televisión estaba allí para constatarlo. A partir de ese momento surgieron nuevas series y el humor que ya había estado presente desde los primeros pasos de nuestra televisión, volvió a la carga con productos inéditos hasta entonces.

En 1960 se había estrenado la serie de Jaime de Arminán, Mujeres solas protagonizada por Amparo Baró, Elena María Tejeiro, Maite Blasco y Alicia Hermida, respetivamente “Paula”, “Verónica”, “Laura” y “Esther”. Se trata de cuatro chicas completamente diferentes, jóvenes todas y que vivían en una residencia femenina. La serie atrajo la atención el público y sus 15 episodios dejaron un buen recuerdo en la audiencia nocturna de TVE, así que al año siguiente, Armiñán volvió a la carga con lo que, en realidad, era una prolongación de la serie. Las protagonistas eran las mismas, pero España, en apenas 12 meses empezaba a tomar conciencia de que algo estaba cambiando de manera acelerada y aquellas chicas que tenían sus habitaciones en una rígida residencia “para señoritas”, ahora, se habían independizado, vivían juntas compartiendo piso e iban camino de la emancipación. Al reparto se sumó Laly Soldevila, Paula Martel y la actriz persa-española, Irán Eory.

En esta segunda serie quedaban reforzados los toques que luego se considerarían “feministas” (el feminismo no se popularizó hasta mediados de los años 60 en EEUU y llegó a España al final de la década). Las mujeres eran consideradas como “mayores de edad” y suficientemente preparadas para labrarse un destino propio, sin ir a remolque del varón. Se criticaba el predominio del varón en la gran ciudad, sus prerrogativas y omnipresencia. La serie, parece que gustó a Franco y fue muy bien acogida por el público. Estaba realizada según los códigos de las comedias de situación y sus intérpretes gozaban en aquella época de una merecía fama mediática y venían apareciendo en pantalla desde los orígenes mismos de TVE.

De las protagonistas cabe decir que Amparo Baró (1937-2015), ha muerto prácticamente en pantalla, sin conocer lo que era el descanso escénico; Elena María Tejeiro llevaba apareciendo en TVE desde 1968 y lleva retirada de la escena desde hace mucho tiempo; su última intervención en televisión se remonta a 1975 protagonizando la serie Pili secretaria ideal; Alicia Hermida, igualmente alejada desarrolló luego una carrera teatral que todavía se prolonga hoy con esporádicas apariciones en televisión; y, finalmente, Maite Blasco intervino en numerosísimas telenovelas especialmente en la década de los 60 y 70, para instalarse luego en Italia y al retornar participar esporádicamente en series como Doctor Mateo, Hospital Central y Amar en tiempos revueltos.

Lo peor de todo es que de esta serie, que en su momento resultó interesante, divertida y, en cierto sentido, innovadora, apenas queda constancia en Internet.