FICHA

Título original: Galería de Esposas
Título en España: Galería de Esposas
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 25 minutos (variable).
Año: 1960
Temática: Comedia
Subgénero: Humor.
Resumen: Emitida casi simultáneamente con Galería de Maridos, del mismo autor, representa a distintos tipos de mujeres española de la época, casadas, representadas todas por la actriz de origen uruguayo Margot Cottens.
Protagonistas
: Margot Cottens, Alicia Hermida, Antonio Ferrandiz.
Lo mejor: Otro retrato de la época realizado por la implacable creatividad de Jaime de Armiñán.
Lo peor
: una vez más, la pobreza de medios de la época que obligaba a basarlo todo en un buen guión y en excelentes interpretaciones.
Lo más curioso: Fue una de las primeras series de TVE que se grabó y que no se hizo en director.
¿Cómo verlo?: No hay rastros de la serie.

Puntuación: 7

PROMO (subtitulado en castellano)

AVANCE (en castellano)

CABECERA

MÚSICA

VER SERIE

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon (no está a la venta)

Lo mínimo que puede decirse sobre GALERÍA DE MARIDOS

El éxito cosechado en 1959 por Adolfo Marsillach, protagonizando Galería de Maridos, animó a la dirección de TVE a encargar una nueva serie similar a Jaime de Armiñán que fuera simétrica a la anterior y pudiera interesar al otro 50% de la creciente audiencia de la cadena. Fue así como un año después de la primera, se emitió esta segunda que tenía como protagonista única a la actriz de origen uruguayo Margot Cottens. La serie volvió a recoger el favor del público y, no tanto porque TVE era el único canal que emitía programación en España, sino porque, en sí misma, la serie era aleccionadora, entretenida y, a pesar de las limitaciones de la época, relativamente audaz.

Margot Cottens (1922-1999) había nacido en Montevideo y curso estudios de arquitectura. De ella sabemos que a los 32 años formó su propia compañía teatral en su tierra natal  y que terminó instalándose en España en 1960. Galería de Esposas fue su primera intervención en TVE, realizada a poco de llegar. El público español la desconocía completamente y pronto llamó la atención sus ojos extraordinariamente expresivos y una dicción que tenía una entonación y un acento particular. Su década dorada fueron los años 60 en los que estuvo presente en diecinueve largometrajes, en general películas ligeras, habitualmente cómicas de las que las más famosas fueron La familia y uno más (1965), Sor Critöen (1967), La ciudad no es para mí (1966) o Los chicos del preu (1967). También en esa época multiplicó sus interpretaciones en TVE, siendo uno de los rostros más conocidos de las comedias que presento Estudio 1, y uno de los puntales de Historias de la Frivolidad (1967), Sonría, por favor (1964-65) o Cuarto de Estar (1964). Buena parte del éxito de la serie se debió a la actriz que pronto supo encajar en la naciente TVE amparada en sus indudables dotes interpretativas.

Los episodios eran autoconclusivos. En cada uno de ellos se mostraba un aspecto de la personalidad femenina, no en sí misma, sino como mujer casada: la mujer madre, la mujer aventurera, la mujer empresaria, la mujer amante, la mujer independiente, la mujer enamoradísima y la distante, la mujer brillante, la llorona, la histérica, la pesimista, la caótica y la que sobrevive bajo la sombra de su marido. La esposa era, obviamente Margot Cottens, el marido Antonio Ferrandis y la chacha –porque en la época cualquier hogar de la clase media que se preciara tenía “chica de servicio”- estaba interpretada por Alicia Hermida.

No fue la única serie de aquella época que trató sobre las relaciones entre los sexos: recordamos otras relativamente similares: Las doce caras de Eva (1971), Trío de damas (1962), Chicas en la ciudad (1961), Mujeres Solas (1961). A esta serie, Galería de Esposas, siguió otra que fue, en realidad su continuación y que, en realidad, pretendía ser de síntesis, Una pareja cualquiera (1961).

La serie supuso un cambio en la televisión de la época: el personaje de una mujer se convirtió, por primera vez, en relevante, no sólo por su condición de esposa, como había ocurrido hasta ese momento, sino que, además había pasado a ser protagonista. Hoy puede parecer algo natural y lógico, pero en 1960, las costumbres eran muy diferentes y esta serie constituyó uno de los primeros intentos televisivos de adaptarse a los tiempos nuevos en los que la mujer iniciaba una plena integración en plano de igualdad con el varón.

La serie se emitió, los jueves al medio día después del telediario. Se juzgaba que era la franja horaria de mayor audiencia femenina y TVE quería demostrar que había elaborado una serie especialmente orientada hacia la mujer. De la serie no hemos conseguido encontrar ningún rasgo gráfico, ni mucho menos restos de clips o grabaciones de la época. Y es una pena porque contribuiría a conocer mejor la evolución de TVE en sus primeros años.