FICHA

Titulo original: El barco.
Título en España: El barco.
Temporadas: 3 (43 episodios)
Duración episodio: 70 minutos
Año: 2011-2013
Temática: Intriga
Subgénero: Aventuras
Resumen: Un pequeño buque escuela afronta una situación inesperada: mientras está navegando ocurre una catástrofe que asola el planeta y la única manera de mantenerse con vida es permaneciendo a bordo del barco.
Actores principales: Mario Casas, Blanca Suárez, Luis Callejo, Juanjo Artero, Neus Sanz, Iván Massagué, Juan Pablo Shuk, Irene Montalá, Patricia Arbues, Belén Rueda, Giselle Calderón, Alba Ribas, Paloma Bloyd
Lo mejor: Un planteamiento original, inédito e interesante.
Lo peor
: se parecía a series de colegios de adolescentes, sólo que en alta ma
¿Cómo verlo?: Emitida por Antena 3, puede verse en el enlace que indicamos.

Puntuación: 6,5

TRAILER DE LA SERIE

MÚSICA DE LA SERIE

VER SERIE ON LINE

WEB OFICIAL

Lo mínimo que puede decirse sobre EL BARCO

Pocas series españolas han tenido un éxito como ésta y han sido exportadas a tantos países y pocas veces Antena 3 ha alcanzado sus máximos de audiencia como cuando emitió las tres temporadas de El Barco. Y, sin embargo, la serie era muy simple en su planteamiento inicial, no precisaba de grandes esfuerzos de decorado (bastaba con alquilar un barco) y en cuanto al reparto, era suficiente con un par de actores experimentados y novatos voluntariosos. Desde el punto de vista de la relación costes de producción – beneficios obtenidos, esta fue una de las series más lucrativas de la cadena.

Pongámonos en situación: un pequeño grupo de jóvenes, algunos díscolos y desinteresados del mar, otros devotos de la navegación y la mayoría inducidos, sino obligados, por sus padres, se dan cita en un buque escuela dirigió por un experimentado capitán. Antes de partir para un crucero que debería durar algunas semanas, el capitán les resume la filosofía de la navegación, la cohesión vincular entre ellos y la forja de la personalidad que presidirán la experiencia. Pero, a los pocos días una extraña tempestad provocada por el acelerador de partículas genera una catástrofe planetaria. El agua inunda las tierras habitadas y la inmensa mayoría de la humanidad ha desaparecido. A partir de ese momento, el marco del buque-escuela se convierte en el escenario claustrofóbico en el que deben permanecer si quieren sobrevivir.

La serie había sido creada por Álex Pina e Iván Escobar. La novedad de esta serie consistía en situar a un grupo de adolescentes en el interior de un barco, en lugar de en un internado (El Internado [2007-2010]) o en un colegio (Compañeros). Por lo demás, en la serie ocurrían todo tipo de sobresaltos que reforzaban las similitudes de El Barco con las mencionadas series. Por lo demás, Jeff Bridges ya había protagonizado un largometraje como Tormenta blanca (1996) de temática similar. Era una idea relativamente original en la que toda la duda era si estaría bien guiada e interpretada o, simplemente, caería en la reiteración y la parodia. El éxito de la serie indica que gustó al público y que, como dice el viejo refrán, algo tiene el agua cuando la bendicen.

El Barco resultó barata de elaboración. La parte del león se la llevó el alquiler del barco durante los meses que duró la producción. Se trataba del Estrella Polar, un antiguo buque-faro, botado hacía 80 años de menos de 50 metros de eslora. En cierto sentido, el barco que da título a la serie, es también su principal protagonista. Inútil decir que muchas de las escenas fueron grabadas en plató y que solamente se contó con el barco para rodar en las cubiertas y en planos generales.

Vale la pena mencionar el trabajo de Juanjo Artero como capitán del barco. Lo habíamos visto antes desempeñando una de las mejores interpretaciones en El Comisario y ahora repetía en un rol completamente diferente. El resto de la tripulación y los alumnos se esfuerzan con resultados diversos. Algunos, incluso, catastróficos. En cuanto a la música, la selección de piezas es un notable catálogo de piezas, tanto las que fueron compuestas ex profeso para la serie como las ya existentes que se incorporaron a ella, entre ellas de Loquillo o de Leonard Cohen.

Pero la serie es entretenida y lo que, a primera vista podría parecer que derivaría hacia la intrascendencia y se agotaría pronto, termina siendo llevadera y consigue enganchar al espectador. El resultado fue una media por episodio de 3.166.000 espectadores y un share del 17,3%, alcanzando su límite máximo en la primera temporada con un 20,6%. La serie se ha exportado a prácticamente todos los países de Europa del Este (incluida Rusia), y a varios países sudamericanos. No hace falta ser amante de la mar para verla (aunque, obviamente, serán los viejos marinos los que puedan disfrutarla y criticarla con más pasión). Tampoco hace falta con ser un fanático de las series de adolescentes. Bastará con que guste el cine de aventuras para, al menos, prestarle atención.