FICHA

Título original Lore
Título en España: Lore
Temporadas: 2 (12 episodios)
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 2017-2018
Temática: documentales dramatizados
Subgénero: terror
Nacionalidad: EEUU
Resumen: Serie sobre folklore norteamericano que trata de historias de terror que sucedieron auténticamente en los EEUU, habitualmente en el siglo XIX y hasta la primera mitad del XX. Cada episodio está dedicado a una temática completamente diferente a las demás: el denominador común es el terror en sentido amplio y el tratamiento se realiza mediante reconstrucciones dramatizadas, material gráfico originario. Habitualmente las explicaciones a los fenómenos son razonables y están bien argumentadas.
Actores: Caroline Arapoglou, Mark Ashworth, John Byner, J.T. Corbitt, Corey Creque, Matty Ferraro, Haley Finnegan, Jake Kearney, Joe Knezevich, Sandra Ellis Lafferty, Michael Patrick Lane, Nadine Lewington, Judd Lormand, Cassady McClincy, Clark Moore, Ruby Nasworthy, Cathal Pendred, Holland Roden, Richie Stephens, Dietrich Teschner, Chloe Aktas, Michael H. Cole, Steve Coulter, Hannah Culwell, Darren Darnborough, Jason Davis, Neal Genys, Ryan Homchick, Benjamin Keepers, Bethany Anne Lind, William Mahnken, Daniel Thomas May, Colton Medlin, Robert Patrick, Doug Stroup, Tom Thon
Lo mejor: suelen dar una respuesta coherente a los episodios que plantean.
Lo peor: los episodios son irregulares, desde alguno brillante hasta otro aburrido.
Lo más curioso
: El productor y narrador de la serie, Aaron Mahnke, previamente ha sido productor ejecutivo de Experiente X y de The Walking Dead.
¿Cómo verlo?: En Amazon Prime Video. También puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (podcast, en inglés)

PODCAST (Aaron Mahnke)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (APV)

DESCARGA TORRENT (temporada 2, Mejor Torrent)

DESCARGA TORRENT (temporada 2, DivxTotal)

WEB OFICIAL (APV)

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre LORE

Serie documental calificada como “de terror”. En realidad, no lo es. Sí es cierto que toca temas anómalos que frecuentemente se vinculan al terror, pero, en general, tiende a desmitificar la temática y a darle una explicación racional (cuando la tiene, claro está, porque, en ocasiones, el asunto es inexplicable e injustificable, como veremos). Se trata de documentales dramatizados, narrados por el propio Aaron Mahnke y derivados de un podcast que realizaba en solitario, anterior a la serie. Mahnke siempre ha estado atraído por el terror (The Walking Dead) o lo paranormal (Los Experientes X) y el resultado de este intento no podía ser sino una serie perfectamente estudiada y brillante en su concepción y desarrollo… aunque desigual en los resultados.

En efecto, Lore, es una palabra inglesa “polisémica”: indica “ciencia”, pero no la ciencia racional surgida con el paradigma newtoniano del XVII, sino, que más bien alude a una ciencia tradicional, o, más precisamente a la “sabiduría popular”. Esto se entiende mejor cuando se ven los distintos episodios de la serie. Habitualmente, casi todos ellos están dedicados al folklore americano, si bien Mahnke, suele encontrar la explicación a los mitos y supersticiones del “nuevo mundo”, en las leyendas y tradiciones arcaicas del “viejo continente”. Y este aspecto es, quizás, el más interesante de esta serie.

Cada episodio está dedicado a un tema concreto: el azote de la tuberculosis que sufrió EEUU en los últimos años del siglo XIX, la peregrina, cruel e inútil práctica de la lobotomía transocular realizada por el doctor Walter Freeman hasta los años 60 del siglo XX, la idea de que un ser querido a sido suplantado por otra persona, el espiritismo y las casas embrujadas, los hombres lobo, los muñecos malditos, los asesinos en serie, la condesa vampiro (Elísabet Bathory), el asesino fantasma alemán, la maldición del reloj astronómico de Praga, las brujas de los EEUU, la personalidad de Jack Parson, científico de vanguardia e impulsor del satanismo de Aleister Crowley en los EEUU… En la primera temporada dominan los temas específicamente vinculados al folklore norteamericano, mientras que en la segunda se trata de temas muy variados, incluso algunos demasiado conocidos para sorprender.

Siempre, los episodios están narrados por Mahnke, mientras que la imagen está compuesta por una parte dramatizada con actores (y, casi siempre con algún actor conocido o muy conocido, a diferencia de otros productos similares en las que las dramatizaciones están interpretadas por desconocidos absolutos), documentos de la época, fotografía, recortes de prensa, imágenes trucadas y realizada con dibujos animados con mucha personalidad, la carátula de entrada.

En los EEUU este programa no ha gustado, recibiendo mayoritariamente críticas negativas, quizás porque se desmitifican muchos aspectos del folklore americano y se trazan líneas de continuidad -innegables, por lo demás- con el folklore europeo (especialmente con el irlandés y el alemán), lo que genera todo tipo de susceptibilidades y rechazos. Desde Europa, la serie puede considerarse como un buen producto algunos de cuyos episodios merecerían un sobresaliente (el dedicado al doctor Freeman es muy bueno y el inicial, sobre la tuberculosis, también). Otros son menos interesantes, se notan poco elaborados (los dos últimos de la primera temporada cojean algo) y, como hemos dicho, otros han sido llevados en demasiadas ocasiones a la pantalla (el caso de la condesa Bathory). Así que el promedio entre los merecen un sobresaliente y los que pasan con un aprobadillo rascado, la calificación adecuada es un notable pelado.

No es -hace falta repetirlo- una serie “de terror”, tampoco es una colección -como se ha dicho- de “leyendas urbanas” (algunos lo son, pero otras en absoluto merecen esa calificación), son, más bien una colección de relatos sorprendentes a los que los guionistas intentan dar alguna interpretación racional. Gustará a los que les gusten los temas “atípicos” llevados hasta el final -aunque no siempre la interpretación satisfaga-, también es recomendable para los que quieren aumentar su “cultura popular” y tener temas que sacar en conversaciones con amigos o familiares en los que cada uno tendrá algo que decir.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).