FICHA

Título original Le Bazar de la Charité
Título en España: El Bazar de la Caridad
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 52 minutos.
Año: 2019
Temática: drama
Subgénero: historia
Nacionalidad: Francia
Resumen: En 1897 se produce un incendio en la sala de proyecciones del Bazar de la Caridad que cuesta la vida a más de un centenar de personas, la mitad mujeres. Este acontecimiento cambia radicalmente la vida de tres mujeres que han logrado sobrevivir: una aprovecha la ocasión para hacerse pasar por muerta y alejarse de su marido, otra gravemente herida en el rostro asume la personalidad de una fallecida y otra se enamora del anarquista que la ha salvado y que algunos consideran como autor del atentado.
Actores: Lucien Dodge, Aaron Fors, Kellen Goff, Leticia Grassi, James Simenc, Erin Yvette, Reba Buhr, John Short, Audrey Fleurot, Julie De Bona, Camille Lou, Gilbert Melki, Josiane Balasko, Antoine Duléry, Florence Pernel, Théo Fernandez, Victor Meutelet, François-David Cardonnel, Stéphane Guillon, Aurélien Wiik, Gilles Cohen, Christine Paolini, Shane Salk, Rose de Kervenoaël, Sylvain Dieuaide, Adrien Guionnet, Sacha Pinault, Cali DiCapo, Lucian Perez, Julien Sarazin, Julien Drion, José Fumanal, Eric Pucheu, Marlène Veyriras, Adèle Galloy, Laurent Claret, Nicky Marbot, Michel Vivier, Lucie Chaudron, Roxane Arnal, William Brunard, Gwenaël Ollivier, Linsay Rousseau, Lila-Rose Gilberti, Flora Thomas, Simon Ayache, Sara Ginac, Ivan Heidsieck, Jean-Christopher Barro, Guillaume Briat, Marc de Panda, Armand Eloi, Lisa Livane, Maylis de Poncins, Swan Demarsan, Derek Simon Robin, Caroline Tillette, Satya Dusaugey, Pierre Gommé, Natascha Wiese, Patrice Tepasso, Mathieu Lourdel, Julianne Binard, Olivier Ruidavet
Lo mejor: la reconstrucción del suceso en el capítulo primero.
Lo peor: tintes excesivamente granguiñolescos
Lo más curioso
: la serie es producto de un acuerdo entre Netflix y TF1
¿Cómo verlo?: En Netflix desde el 28 de diciembre de 2019. También puede obtenerse a travésde eMule.

Puntuación: 6

PROMO (en francés)

PROMO (en francés)

PROMO (en francés)

PROMO (en francés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT (mediante eMule)

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (TF1)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EL BAZAR DE LA CARIDAD

Netflix ha celebrado el día de los inocentes lanzando este verdadero culebrón histórico que en Francia batió récords de audiencia al ser emitido por TF1 del 18 de noviembre al 9 de diciembre de 2019. Hasta ese momento, se recordaba vagamente lo que había ocurrido en el llamado Bazar de la Caridad, uno de esos eventos habituales en los que la alta burguesía recogía fondos para ayudar a los necesitados. Lo que vamos a ver es la dramatización de unos hechos que realmente ocurrieron.

Desde 1885 se organizaba en París un bazar de beneficencia en el que la alta burguesía vendía objetos propios en beneficio de los pobres. Pero, el 4 de mayo de 1897 se produjo la combustión de los vapores de éter de la lámpara utilizada en un proyector de cine. Fallecieron 120 personas, en su gran mayoría mujeres, casi todas ellas pertenecientes a la alta burguesía y a la nobleza francesa. La tragedia tuvo graves repercusiones en la sociedad francesa: entre otras cosas se cuestionó la existencia del cine como espectáculo y se le consideró como “terminado”, incluso las proyecciones se prohibieron durante un tiempo, hasta que los hermanos Lumiére perfeccionaron un sistema que utilizaba lámpara eléctrica. También llamó la atención el que la mayor parte de las víctimas habían sido mujeres y se echó en cara a los hombres, especialmente de clase alta, el que habían abandonado a sus mujeres para salvarse a sí mismos.

Todo esto es lo que podemos ver como trasfondo de esta miniserie francesa, especialmente en el primer episodio en donde las escenas del incendio ocupan buena parte del metraje. A partir de ese momento, a medida que el incendia va quedando atrás, la trama se concentra en la vida de tres mujeres cuyos destinos han cambiado radicalmente: la esposa que quiere alejarse de su marido, un hombre posesivo y violento, para huir con su amante y que aprovecha para simular su muerte; la sirvienta que ha resultado gravemente herida en el rostro y que se hará pasar por su patrona fallecida en el incendio; y una mujer, superviviente de la catástrofe, hija del exhibidor de cine, cuyo padre ha quedado económicamente muy afectado por el incendio y que deberá casarse con un hombre que huyó de las llamas, empujándole y abandonándola. Precisamente, esta última se ha enamorado del obrero anarquista que la salvó de las llamas y que cierta prensa ha presentado como el anarquista que colocó una bomba.

No es la primera vez en la que el incendio del Gran Bazar aparece en la filmografía francesa: en 1947 se estrenó la película La Kermesse rouge de Paul Mesnier y en otras cuatro ocasiones, la misma temática ha sido tratada en la televisión francesa, con argumento o como documental. La serie logra una reconstrucción casi perfecta del París de la Belle Epoque, pero al servicio de un argumento “granguiñolesco”, es decir, excesivamente dramático y sobreactuado, género que en el ámbito hispánico conocemos con la palabra: “culebrón”. Las situaciones a las que se ven sometidas las tres protagonistas, son tan extremas que resultan completamente increíbles. No recordábamos ningún “culebrón” a la francesa, pero este puede ser considerado como una muestra que engloba a todos los elementos propios del género: amores imposibles, sustituciones de personalidad, roles teñidos de maniqueísmo, falsos culpables, muertes y dramas sin fin, líos intrafamiliares, etc, etc. La única diferencia -de agradecer, ciertamente- es que, en lugar de durar interminables episodios, se reduce a ocho. De los ocho, el realmente imprescindible es el primero que reproduce el incendio. En el segundo se introducen los elementos de intriga, tensión y dramatismo que marcarán la pauta durante los seis sigueitnes.

El resultado es aceptable, incluso llevadero, pero no espectacular. El “granguiñolismo” atenúa los efectos de la producción y la convierte en drama sentimentaloide, reduciendo el número de espectadores que podrían haber apreciado una serie sobre este espantoso suceso. Los guionistas, han resaltado los ribetes feministas que tuvo el episodio en su época.

Gustará a amantes de los culebrones que tengan cierta sensibilidad por la historia. Será más difícil que sea admirado por amantes de la historia que mantengan distancia con los culebrones.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios