FICHA

Título original: Hap and Leonard
Título en España: Hap and Leonard
Temporadas: 3 (18 episodios)
Duración episodio:  minutos.
Año: 2016-2018
Temática: aventuras
Subgénero: thriller
Nacionalidad: Estados Unidos
Resumen: Un par de amigos, residentes en Texas, intentan evitar los problemas y llevar una vida honesta, sin embargo, su pasado les persigue: uno es un ex recluso que se negó a realizar el servicio militar en Vietnam, de raza blanca, el otro es negro, gay y fue excombatiente en Vietnam. El primero fue un idealista que choco con la realidad, el segundo se hizo escéptico tras su aventura en Vietnam.
Actores: James Purefoy, Michael Kenneth Williams, Christina Hendricks, Bill Sage, Neil Sandilands, Jimmi Simpson, Pollyanna McIntosh, Jeff Pope, Trace Masters, Ron Roggé, Kaden Washington Lewis, William Schaff, John Teal Jr., Jeff Caperton, Micheal K. Douglas, John Henry, Mike R. Moreau, Jay Potter, Kari Shemwell, Charlie Talbert, Tiffany Mack
Lo mejor: la actuación de James Purefoy, antológica.
Lo peor: es una serie de ritmo irregular, con tramos lentos y otros espasmódicos.
Lo más curioso
: Fue producida por SundanceTV
¿Cómo verlo?: Estrenada en España por Amazon Prime Video y AMC. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en castellano)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Amazon Prime)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Amazon Prime)

WEB OFICIAL (SundanceTV)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre HAP AND LEONARD

Los perdedores siempre tienen cierto encanto y no podía ser menos con esta pareja de auténticos damnificados de su época: los años 60 con todo lo que acarrearon para la juventud americana, especialmente en Estados conservadores como el Viejo Sur en el que se desarrolla la trama. Estamos en los años 80. Los protagonistas, son cuarentones que no han logrado destacar: uno de ellos ha vuelto traumatizado de su estancia en Vietnam, el otro está de vuelta de sus ideales alternativos y contestatarios de los 60. Ambos ya no creen en nada y están convencidos de que ni tuvieron un gran pasado, ni les espera un futuro resplandeciente. Para colmo, uno de ellos es blanco y divorciado y el otro negro y gay. Casi los personajes de una comedia de situación, pero convertida en un thriller de aventuras.

Hap y Leonard es, una buena serie, llevadera, entretenida, con diálogos intensos en los que ambos muestran su escepticismo ante la vida, pero con la contrapartida de que el algo irregular en su desarrollo. El primer episodio resulta excesivamente lento y, aunque luego va recuperando el ritmo, los sube y baja narrativos son constantes y deslucen algo la producción.

La trama sigue las aventuras de dos sureños que no han logrado destacar. Ambos trabajan en los campos de algodón de Texas, pero son despedidos: los mexicanos cobran menos. Son amigos desde la infancia a pesar de que sus vidas hayan discurrido, inicialmente, por senderos diferentes. Cuando se inicia la trama, una tercera persona, da un nuevo giro a sus vidas: es “Trudy”, la es esposa de “Hap” (el blanco) que le propone ayudar en la búsqueda de un millón de dólares que llevan perdidos en el fondo de un río durante veinte años. Se trata del producto de un atraco que salió mal. Un exesposo de “Trudy” supo de la existencia de ese botín en la cárcel y se ha propuesto recuperarlo para utilizarlo en un proyecto de revolución social que sería la continuación de la propuesta en los años 60. Las cosas no salen como ninguna de las partes esperaba y, para colmo, se cruza con ellos una pareja siniestra formada por un pequeño traficante y una psicópata enloquecida. A partir de estos personajes se desarrolla la primera temporada compuesta por seis episodios.

Se filmaron otras dos hasta que en 2018, SundanceTV dio por cancelada la serie. En cada una de las temporadas los secundarios van cambiando y solamente permanecen los dos protagonistas que -y esto es importante- desde el primer episodio demuestran una buena sintonía y complicidad entre ellos.

Porque, efectivamente, la serie se sostiene sobre las capacidades interpretativas, especialmente, de James Purefoy y, en segundo lugar de Michael Kenneth Williams. A este último lo hemos visto en El Padrino de Harlem, Counterpart, The Whire o Así nos ven, mientras que el primero se ha prodigado en Altered Carbon, Roma o Camelot, entre otras. Poco puede decirse de la tercera protagonista de la primera temporada, Christina Hendricks, la explosiva “Joan Holloway” de los 92 episodios de Mad Men, que ha estado presente en multitud de series, desde Chicas buenas hasta Fireflay. También los secundarios están perfectamente elegidos.

Ambientación, escenografía y fotografía, correctos. En cuanto al guion, está realizado sobre las novelas del mismo título de Joe R. Lansdale. Sin embargo, la narración contiene, como hemos dicho, algunos problemas: no es completamente regular y las conversaciones trascendentales y brillantes entre los dos protagonistas, se mezclan frecuentemente con declamaciones banales de poco calado. Esto le impide acceder al sobresaliente que hubiera merecido solamente por las actuaciones.

En el fondo, se trata de un relato de aventuras situadas en el viejo sur en los años 80. Algunos de los giros resultan inesperados, en otros aparece la inspiración de Tarantino, como en cual producto de aventuras, los sobresaltos abundan y el humor está presente con dosis moderadas. Es una serie que gustará a los amantes de los thrillers atípicos y del cine de siempre en la que un par de personalidades, más o menos normales, se ven obligadas a realizar trabajos titánicos, muy a su pesar.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).