FICHA

Título originalPsiconautas
Título en España: Weeds
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 2016
Temática: Comedia
Subgénero: Psiquiatría
Resumen: Un estafador que se ha visto obligado a huir de España, aterriza en un barrio de Buienos Aires y conoce al propietario de un bar anexo a un club deportivo en crisis situado en los arrabales. Entre ambos y para pagar las deudas contraídas por el aventurero español, deciden montar en las instalaciones del club una terapia psicológica en la que pronto coinciden cinco personas, cada una de las cuales representa un trastorno concreto.
Actores: Gabriel Goity, Verónica Llinás, Florencia Peña, Martín Piroyansky, Guillermo Toledo, Malena Villa, Luis Ziembrowski, Julieta Zylberberg.
Lo mejor: Los guiños y las bromas sobre la vida argentina.
Lo peor: En ocasiones, se cae en la astracanada y la broma fácil.
Lo más curioso
: La serie aprovechó el tirón sobre el tema iniciado por la obra teatral TOC-TOC que se representaba en esos momentos y era una crítica a las terapias psiquiátricas..
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por Netflix, puede verse en youTube.

Puntuación: 7

PROMO

PROMO

PROMO

EPISODIO 1 (pueden verse todos)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

 

Lo menos que puede decirse sobre PSICONAUTAS

A poco que se ve la filmografía de Willy Toledo parece claro que su carrera arrancó a mediados de los 90 con Morirás en Chafarinas, experimentó una aceleración por su presencia en 7 vidas, participó en algunas películas completamente prescindibles (El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo, 2004) y quedó definitivamente marcada cuando el actor empezó a exteriorizar posiciones políticas extemporáneas de las que habitualmente se clasifican a la extrema-izquierda, pero que, en realidad, tenían (y siguen teniendo) mucho de visceral, poco meditado, simplón e, incluso, infantil (Lenin sentenció que “el izquierdismo es la enfermedad infantil del comunismo” y las declaraciones de Guillermo Toledo parecen confirmarlo). Él sostiene que es objeto de un boicot en España, pero lo cierto es que el actor se ha convertido en una “bala loca” en la que sus trabajos profesionales son paralelos a sus declaraciones polémicas. Sin embargo, en Argentina, todo eso queda lejos y es allí en donde protagonizó esta serie repleta de referencias a la sociedad porteña.

“Roberto Rodríguez de la Huerta” es un vulgar estafador que opta por ausentarse sin dejar señas de su tierra natal y recalar en el “conurbano bonarense”. Va a parar a un destartalado club y se hace pasar por un psiquiatra titulado. Imprime las tarjetas correspondientes como “psiconauta” y logra una pequeña clientela de absolutos trastornados con los que organiza una terapia de grupo. Cada uno de los personajes reproduce una de las dolencias del alma más habituales en las clientelas de los psiquiátras: la obsesiva-compulsiva, el agresivo iracundo, la narcisista maníaca, el poeta megalómano y la extranjeras desquiciada… La terapia, por supuesto, no les resuelve ninguno de sus graves problemas psicológicas, pero tiene la virtud de que cada uno de estos personajes, grotesco, excesivo y desmesurado en sí mismo, interactúa con los demás consiguiendo el efecto cómico deseado. Por otra parte, Toledo consigue revivir como protagonista de este circo sus cualidades como actor cómico que ya vimos desde 7 Vidas (acaso la mejor comedia de situación realizada en España)

A la vista del casting hay que decir que, o bien Argentina está repleta de excelentes actores, o bien los responsables de seleccionar al cuadro de actores han realizado un trabajo excelente. Cada uno de ellos consigue defender brillantemente su parcela de protagonismo hasta el punto de que puede decirse que se trata de una serie coral.

Quizás lo menos imaginativo de la serie es el título: “Psiconautas” es el sugerente nombre creado por Ernst Jünger en 1970 cuando experimentó con drogas psicodélicas. En Argentina, un cómic de principios de los años 70 llevaba este mismo título que, actualmente, es relativamente habitual en aquel país para calificar a los que practican terapias psicológicas, literalmente, quiere decir “navegante de la mente”.

La serie fue inicialmente producida para el canal TBS y ha tardado apenas dos años en llegar a España. La serie está realizada bajo la forma de una comedia de situación: capítulos breves, personajes contradictorios entre sí, pocas localizaciones, ausencia casi completa de exteriores, metraje inferior a la media hora… El resultado es una serie divertida que critica muchos aspectos y costumbres de la sociedad bonaerense y de la psiquiatría freudiana que allí conserva todavía predicamento.

La serie gustará especialmente a los que conocen la entrañable República Argentina y, por supuesto, a quienes viven allí. De lo contrario, algunos guiños dejarán perplejos a los espectadores. Quizás, para verla, algunos tengan que vencer el mal sabor de boca que las declaraciones “políticas” de Willy Toledo le han dejado.

Anuncios