FICHA

Título originalOne Day at a Time
Título en España: Día a Día
Temporadas: 2 (26 episodios)
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 2017
Temática: Comedia
Subgénero: Hispanos en EEUU
Resumen: La familia Álvarez es de origen cubano, está compuesto por una madre divorciada, sus dos hijos y la abuela. Todos ellos intentan continuamente adaptarse al medio de la civilización norteamericana, aunque se encuentran con las dificultades propias de los hispanos y con los problemas que afectan actualmente a toda la civilización norteamericana.
Actores: Justina Machado, Rita Moreno, Marcel Ruiz, Todd Grinnell, Fiona Gubelmann, Ariela Barer, Isabella Gomez, Eric Nenninger, Thomas Barbusca, Froy Gutierrez, Stephen Tobolowsky.
Lo mejor: La demostración a través de esta serie de que la comunidad hispana en los EEUU es lo suficientemente importante como para merecer una serie propia.
Lo peor: Algunos de los chistes, gags y situaciones son demasiado casposos y clásicos y parecen fuera de lugar en el siglo XXI
Lo más curioso
: La serie ha recibido varias nominaciones y premios en los EEUU y ha sido muy bien acogida por la crítica.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por Netflix, Puede bajarse mediante programas P2P.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)  

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix, en castellano)

 

WEB OFICIAL (BBC)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre DIA A DIA

En 20 años, quien no hable castellano en los EEUU tendrá todos los números para ser un marginado. Tal es el tributo que tendrán que pagar los WASP al haber dejado desde hace cincuentas años instalarse lo que, inicialmente no eran más que pequeñas comunidades hispanas (portoriqueñas primero, cubanas después, nicaragüenses más tarde y mexicanas desde tiempo inmemorial) en un territorio que, en buena medida, había sido colonizado originariamente por españoles. Aparte de este prurito patriótico, puede decirse que, objetivamente, el destino de todo el continente americano es hablar, pensar y producir en castellano… Series como ésta lo demuestran. Ya no estamos en los tiempos del West Side Story en la que los portorriqueños era una minoría marginada: los hispanos de los EEUU piden paso y son legión…

Día a Día se filmó para ese grupo étno-cultural. Sus protagonistas, aparentemente, están perfectamente integrados en la sociedad norteamericana. La madre de familia ha combatido en Afganistán y su ex marido después de una larga estancia allí ha caído en el alcoholismo como resultado del habitual estrés porttraumático. Los hijos (un adolescente y una hermana mayor quinceañera) han asumido todos los valores propios de la juventud estadounidense y la abuela, la primera en llegar, es quizás la más integrada de todos ellos, pero también la que conserva mejor la memoria de sus orígenes: escapó de la isla en los primeros tiempos del castrismo. Todos ellos son una familia típica cubano-americana instalada en los EEUU. El casero, Schneider, es el único que remite a la sociedad protestante norteamericana. Los personajes están unidos como cualquier familia de origen hispano, pero mantienen entre ellos diferencias culturales y generacionales. De todas ellas y de sus problemas sexuales, mensales, religiosos y culturales, la serie extrae los gags de comicidad.

No es una serie que pueda gustar fuera de los EEUU y fuera del marco étno-cultural al que va dedicado. La moraleja que presenta es clara: Norteamérica es como la legión, no importa de dónde vengas, pero una vez dentro, tienes que asumir el american way of life.

La serie cuenta con la presencia de Rita Moreno en el papel de abuela. Se trata de la primera actriz latina que ganó un Oscar, precisamente por su interpretación en Wast Wide Story (1961). A sus 86 años, tira de la serie como una yunta de bueyes. Menos convincente y más artificial resultan los demás personajes. Quizás lo que puede achacarse a esta serie es que juega demasiado con los estereotipos y que es políticamente poco correcta (abundan los chistes de matriz étnica). Se trata, en realidad, de una comedia a la antigua, como hemos visto muchas otras (pienso en El príncipe de Bel-Air) y, por tanto, cuestionable, en lo relativo a sus arquetipos y a los valores hacia los que dirige a la audiencia.

Por el momento se han emitido dos temporadas que han alcanzado gran éxito… en los EEUU y se acaba de anunciar la contratación de una tercera temporada. Se trata de una de las series norteamericanas más premiadas. No nos extraña: los EEUU están cuidando que la comunidad hispana en los EEUU se sienta cómoda y parte del país. Seguramente, la sociedad norteamericana no toleraría choques raciales como los que se han producido reiteradamente con la comunidad afroamericana. Y la verdad es que, a diferencia de los negros, los hispanos conservan sus estructuras familiares, sus escalas de valores, su religiosidad… que los hacen completamente diferentes –mucho más por todo esto que por sus diferencias raciales- a los WASP.

La serie está realizada en clave norteamericana. Fuera de los EEUU tiene mucho menos interés. En España es una de tantas series perdidas en el catálogo de Netflix y está pasando completamente desapercibida. Puede gustar a los que conozcan los EEUU, a quienes se sientan interesados por la presencia hispana en aquel país y sus condiciones de vida, sus problemas y sus perspectivas. Interesará también a los curiosos en tanto que sit-com hispana.

Anuncios