FICHA

Título originalOz
Título en España: Oz
Temporadas: 6 (56 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 1997-2003
Temática: Drama
Subgénero: Prisiones
Resumen: Vida cotidiana en la prisión de Oswald en el Estado de Nueva York, conocida como Oz. En el interior de esta cárcel existe un departamento, la Ciudad Esmeralda, en el que los presos tienen mayores posibilidades de reinserción menos presión. Sin embarogo, los presos siguen estando encerrados y manifestando sus peores instintos. Esta serie es la crónica de cualquier prisión de los EEUU en aquellos años
Actores: Ernie Hudson, Harold Perrineau, Lee Tergesen, J.K. Simmons, Dean Winters,Terry Kinney, Rita Moreno, George Morfogen, Eamonn Walker, B.D. Wong, Kirk Acevedo, Tom Mardirosian, Tony Musante, Philip Scozzarella, Scott William Winters, Lauren Vélez, Chuck Zito, Otto Sanchez, Christopher Meloni ,Granville Adams, Craig muMs Grant, Carl DiMaggio, Robert Clohessy, Evan Seinfeld, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Timothy L. Brown, Kristin Rohde, R.E. Rodgers, Zeljko Ivanek, David Zayas, Steven Wishnoff, Sean Dugan, Edie Falco, J.D. Williams, Michael Wright, Anthony Chisholm, Betty Buckley, Kathryn Erbe, Philip Casnoff, Luis Guzmán, Lance Reddick, Charles S. Dutton.
Lo mejor: J. K. Simmons ya destacaba en su papel de siniestro delincuente.
Lo peor: Se trata de una producción que responde a la realidad carcelaria: triste, gris, violenta, agresiva y monótona.
Lo más curioso
: La serie gozó de una fama extraordinaria en los EEUU, paso casi desapercibida en España.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por HBO, en su momento le ofreció Digital+.

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)  

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés, última temporada)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (HBO)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (HBO, en castellano)

WEB OFICIAL (HBO, en inglés)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre OZ

Una prisión, no es por definición, el mejor de los mundos. Es, incluso, normal que sea un ambiente irrespirable. Mucho menos normal es que vayan a parar delincuentes de muy distintos tipos y peligrosidad, y mucho menos aún, que las autoridades penitenciarias den por sentado el hecho de que lo normal es que los presos de distintas bandas se maten unos a otros y que impere la ley del más fuerte. No es esta la primera serie “de presiones” que hemos visto, pero si una de las más realistas y descarnadas. Obviamente, se trata de una serie de ficción, pero lo que vamos a ver está muy cerca de la realidad de las prisiones norteamericanas.

La cárcel de Oswald State en Nueva York, es un centro de máxima seguridad, extremadamente hostil para los presos allí almacenados. Se le conoce como “Oz”, lo que da nombre a la serie. En su interior, existe un módulo en el que las condiciones de vida son bastante mejores., la Ciudad Esmeralda. Allí los presos disponen de más comodidades e incluso se encuentran más próximos a la reinserción. Pero, por mucho que las autoridades penitenciarias (o al menos una parte de ellas) apuesten por este proyecto, lo cierto es que los presos siguen viendo a ese modulo como algo hostil, ajeno a ellos y en donde la selección natural de los más fuertes es lo que garantiza la supervivencia. Esto es lo que nos cuenta la serie a lo largo de algo más de medio centenar de episodios que se prolongaron durante seis años.

De la misma forma que los jóvenes protagonistas de Ackley Bridge se agrupan por colectivos étnicos en el interior de su instituto de enseñanza, otro tanto ocurre en la prisión de Oz: los “arios”, los latinos, los musulmanes, los mafiosos… Cada cual sabe, por el color de su piel, a qué grupo pertenece. Los afroamericanos, están divididos, eso sí, entre los musulmanes rigoristas que siguen a Kareen Said, una especie de imán, encarcelado por sus escritos, y los pandilleros sin adscripción ideológica. Cada uno de estos grupos están en guerra con todos los demás. Así es la vida en Oz.

La serie da para mucho porque presenta a unos individuos, en su mayor parte, asociales o simplemente deshilvanados  que se esfuerzas por sobrevivir y cuyos comportamientos examinados desde el mundo exterior a los muros de Oz y de su Ciudad Esmeralda, resultan incomprensibles y completamente surrealistas.

El nombre de la serie es una contracción de Oswald State Correctional y juego con el relato El mago de Oz. De hecho el nombre de Ciudad Esmeralda corresponde al lugar en el que vive el mago en el cuento de Frank Baum.

La serie es claustrofóbica, como cualquier producto que se centre en la vida penitenciaria. La serie tiene una doble vertiente: descriptiva a un lado y de denuncia por otro. La serie está narrada por un preso de color encerrado por delito de narcotráfico, discapacitado y en silla de ruegas.

Parte de los diálogos tienen que ver con la voluntad reinsertadora de una parte de las autoridades penitenciarias. Su lenguaje contrasta con el de los presos. En algunos de estos existe una voluntad de reintegrarse en la sociedad. Otros, por el contrario, dan por sentado que son y seguirán siendo delincuentes y marginados. El mensaje es algo ecléctico: parece evidente que no siempre las políticas de reinserción dan su resultado. En realidad, el número de protagonistas muertos que se van sucediendo a lo largo de los episodios, es extraordinariamente elevado (no menos de una treintena).

De entre los papeles protagonistas destacan los de J.K. Simmons, absolutamente siniestro, depravado y miserable, miembro de la Hermandad Aria. Christopher Meloni (Ley y Orden) que aquí interpreta a un delincuente encerrado en Oz, merece ser también mencionado.

Serie interesante por lo que de descarnada y realista tiene. Ha sido repuesta por HBO sin duda a causa de la relativa inflación de productos que tratan el mismo tema. Esta tema, con todo, es muy superior a otras series que han aparecido con posterioridad. Y, sin duda, por eso mismo, merece verse, especialmente por todos aquellos interesados en los dramas penitenciarios y en las películas que muestran los ritos, los hábitos y las costumbres de la delincuencia de nuestros días.

Anuncios