FICHA

Título original: Law & Order: Special Unit Victims
Título en España: Ley y Orden: Unidad de Víctimas Especiales
Temporadas: 18 (385 episodios)
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 1999-hoy
Temática: Drama.
Subgénero: Policíaca.
Resumen: La Unidad Especial de Víctimas de las policía de Nueva York, investiga y protagoniza casos que realmente ocurrieron, la mayoría de carácter sexual
Protagonistas: Mariska Hargitay, Ice-T, Dann Florek, Richard Belzer, Christopher Meloni, BD Wong, Tamara Tunie, Kelli Giddish, Diane Neal, Raúl Esparza, Stephanie March, Danny Pino, Peter Scanavino, Mike Doyle, Joel de la Fuente, Joanna Merlin, Caren Browning, Isabel Gillies, Peter Hermann, Robert John Burke, Dean Winters, Michelle Hurd, Judith Light, Lynn Marocola, Michaela McManus, Ned Eisenberg, Audrie Neenan, Adam Beach, Tom O’Rourke, Erica Bradshaw.
Lo mejor: una serie, inicialmente discreta, pero que tiene alta capacidad adictiva.
Lo peor
: algunos finales pueden parecer decepcionantes, pero corresponden a casos reales en los que el crimen quedó impune.
Alguna curiosidad: la serie nos muestra la ciudad de Nueva York y, en cierta forma, es un catálogo de lugares a visitar
¿Cómo verlo?: puede comprare en DVD o “bajarse”  mediante programas P2P. Algunos episodios están presentes en youTube. Lo emitió TVE2 y más recientemente, Calle13.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés, temporada 18)

CABECERA (en inglés)

MÚSICA (+ otra cabecera)

VER SERIE

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon

Lo mínimo que puede decirse sobre LEY Y ORDEN, UNIDAD DE VÍCTIMAS ESPECIALES

Una serie que va por las 18 temporadas y que ha prolongado su vida a través de casi 19 años, superando a la matriz (que concluyó en 2010), necesariamente tiene que haber cambiado algo a lo largo de todo ese tiempo. Sin embargo, en lo que se refiere a su concepción, la serie que podemos ver ahora, es prácticamente idéntica a la que estrenó la NBC en 1999. Lo único que han variado son los actores (y no todos). En cuanto a los temas, obviamente, a lo largo de casi 400 entregas se produce alguna repetición en el tipo de delitos, pero lo que nos demuestra es la extraordinaria diversidad de crímenes sexuales que se dan en la cuidad fashion por excelencia. Porque la serie Law & Order, Special Unit Victimis, está ambientada en esa ciudad que, como se dice en la introducción, es un “escuadrón especial de la policía neoyorquina especializado en la lucha contra los crímenes de naturaleza sexual”.

Poco importa que la comisaría a la que se alude en la serie (la Diecinueve) corresponda a un barrio inexistente. Tampoco resulta muy relevante el que la serie tardara en arrancar por la disputa entre los productores sobre si la serie debía llamarse Ley y Orden: Crímenes sexuales como proponía Dick Wolf, autor del primer guión, o bien el nombre que se impuso finalmente que parecía menos director y que, por lo demás, correspondía a un departamento realmente existente de la policía de Nueva York. Lo importante es que la serie superó en audiencia a la matriz original y casi ha perpetuado su presencia en la televisión y con menos cambios de los que hubiera podido pensarse.

En efecto, la actriz protagonista, “la detective Liv Benson” ha estado presente en las diecinueve temporadas filmadas hasta ahora. A lo largo de todos estos episodios hemos llegado a conocer su vida personal y su biografía. Sabemos, por ejemplo, que nació como resultado de una violación y que se obstinó por conocer a su padre. La hemos visto como tutora legal de dos niños y, dado que salta a la vista que es una mujer de buen ver, sabemos también que ha mantenido relaciones con varios compañeros y, concretamente, con el “detective Vrian Cassidy”. El papel es representado por la actriz Mariska Hargitay. La hemos visto pasar brevemente por algunas series que, en su momento, constituyeron éxitos (Falcon Crest, Seinfeld…), pero sus intervenciones fueron tan leves como las que ha personificado en una docena de películas. Dos elementos contribuido a la fama de Mariska Magdolina Hargitay: su prolongada presencia en esta serie y el hecho de ser hija de la célebre actriz e los años 60, Jayne Mansfield y del actor y Mister Universo Mickey Hargitay. De hecho, ella estaba presente en el accidente que costó la vida a su madre en junio de 1967 y al que sobrevivió casi milagrosamente.

Ice-T en su papel de “detective Odafin Tutuola”, se subió al carro de la serie en la segunda temporada y ahí sigue en su papel de inquisitivo y duro policía neoyorkino. Su otro compañero, Christopher Meloni (“detective Eliot Stabler”), resistió en la serie hasta la doceava temporada, cuando una disputa por las condiciones del contrato, lo apearon de la serie. Las nuevas incorporaciones han conseguido compensar el atractivo de los actores que la han abandonado. Ese y la crudeza de los temas tratados, han estado en la base del éxito de esta serie.

La realización es extremadamente ágil. Los encargados de la cámara descansan poco. Los montadores están permanentemente cortando y pegando escenas. El resultado impide que el espectador se distraiga. Además la serie nos muestra mucho sobre Nueva York y sobre sus gentes. La misma Comisaría 19ª en donde transcurren los hechos, está poblada por muestras de toda la población de la ciudad: el detective mulato, el detective judío y neurótico, el detective anglosajón, al hispana, el asiático, el jefe ex alcohólico, el extraordinario catálogo de estrellas invitadas (Kyle MacaLachlan, Abigil Breslin, Rebecca de Mornay, Cinthia Nixon o el fallecido Robin Williams).

De momento, la serie ha tenido su temporada 18. Los índices de audiencia siguen siendo buenos así que el único motivo por el que podría interrumpirse es el agotamiento del filón de los crímenes de naturaleza sexual. Sigue gustando a pesar de lo que han cambiado los gustos televisivos en los últimos veinte años.