FICHA

Título original: You, Me and the Apocalypse
Título en España:  Tu, yo y el Apocalipsis
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 2015
Temática: Comedia.
Subgénero: Futurista.
Resumen: El mundo se acaba: un cometa se estampará contra el planeta Tierra inevitablemente en poco más de un mes. Siete personajes viven esos momentos terminales de la civilización de una forma particular y única. No hay remedio a la situación, solamente se trata de hacer y reaccionar como pidan las vísceras. El problema es que coinciden en el interior de un bunker y de la convivencia saldrán situaciones surrealistas.
Protagonistas: Kyle Soller, Mathew Baynton, Jenna Fischer, Joel Fry, Rob Lowe, Megan Mullally, Max Brown, Nigel Barber, Paul Blackwell, Anastasia Hille, Paterson Joseph, Ursula Kopp, William Meredith, Andre Agius, Sonia Aldeaga, Yuric Allison, Gaia Scodellaro.
Lo mejor: El sacerdote que va en busca del Anticristo.
Lo peor
: Hubiera debido tener las dimensiones de una sitcom.
Lo más curioso: el bunker está situado en Slough, pueblo próximo a Londres.
¿Cómo verlo?: Ha sido emitida por Movistar+. Actualmente puede bajarse mediante programas P2P en versión castellana.
Puntuación: 6,5

PROMO (subtitulada en castellano)

PROMO (en inglés)

CABECERA

MÚSICA

VER SERIE

WEB OFICIAL (en la NBC)

Comprar DVD en Amazon (en inglés)

Lo mínimo que puede decirse sobre TU, YO Y EL APOCALIPSIS

No es, ciertamente, una idea excesivamente original. La hemos visto en cómics y en largometrajes, se han hecho seriales radiofónicos con ella y, sin embargo, a pesar de resulta algo rancia, sus productores han dado en el clavo con un guión divertido y plagado de giros surrealistas, un reparto de ilustres desconocidos (o poco menos) efectivos en sus papeles. El resultado ha sido una comedia de situación sobre el fin del mundo, acaso el tema que menos gracia debería generar.

Una serie de personajes grotescos coinciden en un bunker cuando todos ellos saben que se ha iniciado la cuenta atrás para que un meteorito de considerables dimensiones se estampe sobre la Tierra y se lleve al traste cualquier forma de vida civilizada. Los protagonistas saben que solamente les quedan 34 días para morir. Allí van a parar un sacerdote excéntrico, “el padre Jude” (Rob Lowe) y la “Hermana Celine” (Gaia Scodellaro) que, inicialmente, se encontraban en Roma trabajando para la Iglesia en la búsqueda del Anticristo. Luego están el “general Gaines” (Joseph Paterson) y su esposa, recién llegados de los EEUU, cuya misión es encontrar una solución para detener al meteorito. Una supremacista blanca, “Lanne” (Megan Mullally), junto a su amiga “Ronda” (Jenna Fischer, la recepcionista de The Office) encarceladas en EEUU, el gerente de un banco, “Jamie Winton” (Mathew Baynton) y su compañero “Dave” (Joel Fry) y su madre adoptiva… Todos ellos viven en lugares distantes entre sí, pertenecen a grupos sociales que no tienen absolutamente nada que ver unos con otros, nada les une. Solamente el fin del mundo les situará de manera imprevista y dramática en el interior de un bunker.

No se trata de una serie que reúna a primeros espadas televisivos. Todos los actores son poco conocidos, pero tienen a bien tener una alta vis cómica y realizar unas interpretaciones en algunos momentos extremadamente brillantes. El nivel humorístico de la serie es de notable medio. En muchos momentos resulta evidente que se está parodiando el género de catástrofes, en otros la trama adopta la forma de humor negro, en otras de drama absurdo. La serie nos sitúa: los habitantes de aquel bunker instalado en un recóndito pueblo del Reino Unido son los únicos supervivientes del apocalipsis. A partir de esa entrada, todo consiste en saber cómo, arrancando, treinta y cinco días antes, todos ellos han llegado a ese refugio.

La serie es un completo absurdo, obviamente. De ahí su comicidad. Todos los personajes que aparecen en ella son estrambóticos, estrafalarios y freakys. Nada les une aparentemente salvo el destino común de la humanidad en ese momento. Los giros imprevistos y extremos que aparecen continuamente son los que más consiguen enganchar al espectador y retenerlo atento a lo que sucederá después. En esto consiste, mucho más que en los diálogos, el humor de esta serie.

La serie se estrenó en el otoño de 2015 y, a pesar de ser muy bien acogida por el  público y por la crítica británica (Sky1) y Norteamericana (NBC), de momento no parece que vaya a producirse una segunda temporada. En realidad, por su mismo planteamiento, la serie no daba pie a proseguir: el apocalipsis siempre es un fin de fiesta, con un resacón eterno. Los personajes y las situaciones tampoco daban mucho más de sí, por tanto, hacer el finiquito suponía la decisión más acertada.

Cabe decir que esta serie tiene un alto sentido del humor: pero no es apta para todos los públicos. Se trata de un humor en el que el drama está planeando continuamente sobre la trama. Es comedia, pero con un trasfondo dramático incontestable. Por otra parte, la situaciones a las que se ven sometidos los personajes son cómicas, pero en mayor medida resultan surrealistas en tanto que absurdas. Así pues no cabe decir que la serie gustará a quienes devoran comedias de situación. La aceptarán, especialmente, los que se sientan atraídos por situaciones desmadradas e imprevistas (al estilo de Cerdos y Diamantes) y se pregunten, desde el principio lo que tienen en común seres tan variopintos.

Por algún motivo se nos ocurre compararla con aquella película El puente del Rey San Luis (2004) en el que un grupo de personajes mueren al hundirse un puente colgante en las Indias y un investigador decide averiguar qué tienen en común para merecer una muerte tan horrible. En otras palabras: bajo un aspecto desenfadado y compulsivo, Tu, yo y el Apocalipsis, se formula algunos problemas sobre nosotros, la civilización y el fin de los tiempos. Tiemble, después de haber reído.