FICHA

Título original The Woman in White
Título en España: La mujer de blanco
Temporadas: 1 (5 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2018
Temática: drama
Subgénero: suspense psicológico
Nacionalidad: Reino Unido
Resumen: Dos hermanastras viven juntas con su tío acomodado que ejerce de tutor y que ha comprometido a una de ellas con un noble de pocos escrúpulos. El tío contrata un joven pintor para que restaure su colección y enseñe acuarela a sus sobrinas. El día antes de llegar a la mansión conoce en la noche a una mujer vestida de blanco que ha huido de un manicomio y que parece hermana genera de una de las sobrinas de la que se enamora. Pronto descubre que existe un misterio impenetrable que aumenta con la presencia de un misterioso conde siciliano y de su esposa.
Actores: Dougray Scott, Jessie Buckley, Olivia Vinall, Ben Hardy, Art Malik, Clare McMahon, Riccardo Scamarcio, Charles Dance, Cathy Belton, Vicki Pepperdine, Joanna Scanlan, Ruth Sheen, Ivan Kaye, Sonya Cassidy, James Flynn, Carla Bryson, Tony Flynn, Nicholas Jones, Gary Gillespie, Cole Currin, Jesse Magee, Frankie McCafferty, Chrissie Harris, B.J. Hogg, Kerry Fox, Michael Hooley, Matthew Lawson, Neil Keery, Richard Wallace, Patrick Fitzsymons, Laura Hughes, Paul Kennedy, Chris McCurry, Barry McKiernan, Frank Cannon
Lo mejor: las actuaciones de todos los protagonistas.
Lo peor: falta acción y ritmo en el primer episodio.
Lo más curioso
: Es la adaptación una novela gótica de Wikie Collin.
¿Cómo verlo?: Ha sido estrenada el 21 de enero de 2020 por Filmin. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos y comprarse en DVD.

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Filmin)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (Filmin)

WEB OFICIAL (BBC)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre LA MUJER DE BLANCO

Wilkie Collins (1824-1889) ha pasado a la historia de la literatura inglesa como una especia de presente de Sir Arthur Conan Doyle, gracias a su novela The Moonstone, considerada como “la primera novela de detectives moderna”. Fue amigo de Charles Dickens. Sus biógrafos dicen que padeció gota y que ésta le llevó al opio, dividiendo su tiempo como dignísimo padre de sus tres hijas y esposo, y su amante. Su novela más famosa es esta que ha dado lugar a esta cuidada miniserie inglesa, La mujer de blanco, y que ha dado lugar a varias adaptaciones filmadas (cuatro películas mudas en 1912 y 1917, largometrajes en 1924, en 1940, en 1848, en 1971, en 1980, en 1997 y, finalmente, esta miniserie inglesa en cinco episodios que ahora estrena Filmin.

A Filmin le van este tipo de adaptaciones: en su catálogo encontramos varias miniseries góticas o neogóticas inglesas, la última de las cuales –La muerte llega a Pemberley– fue estrenada en la misma plataforma apenas diez días antes.

La serie se inicia en Londres, donde un joven pintor y su amigo, igualmente artista, comentan la oportunidad de que el primero acepte un puesto como restaurador de una colección de cuadros propiedad de un acaudalado de provincias hipocondríaco y, de paso, ejerza como profesor de acuarela de sus dos sobrinas sobre las que ejerce la tutoría. Finalmente, acepta el cargo y se dispone a partir, pero la noche antes conoce en la oscuridad de la noche a una extraña joven vestida de blanco que parece haberse fugado de un manicomio. Al día siguiente, cuando llegue a la mansión y conozca a una de las sobrinas de quien lo ha contratado, verá que es exactamente igual a la mujer que conoció en la noche. Ella también viste de blanco. Surgirá el amor entre ellos, pero ella está comprometida con un noble. Pronto, el pintor tendrá la seguridad de que la mujer que conoció en la noche es la hija de una mujer del lugar y que existe un misterio insondable en todo esto que afecta a las vidas de todos los que participan. Tras la boda entre la sobrina y el noble, se unirá a la pareja otra, particularmente inquietante, formada por un conde italiano de misterioso pasado y su esposa.

Con estos elementos se desarrolla una trama en la que lo esencial en la novela son los aspectos psicológicos -no en vano puede ser considerado el género puede ser considerado como de “suspense psicológico”- pero que en la miniserie, sin duda por los vientos que corren, ha pasado a ser los derechos de la mujer en clave de modernidad, encarnados en la hermana y apoyo de la que contrae matrimonio con el noble explotador, violento y malcarado.

No fue la novela de Collins más aclamada. Los críticos no entendieron que cada capítulo tuviera un narrador diferente, ni tampoco es una serie que deje huella más allá de las actuaciones de unos actores extraordinariamente identificados con sus roles respectivos. De hecho, ni siquiera esta claro que la adaptación sea completamente fiel al texto originario, pero es, una serie entretenida a condición de que se supere su primer episodio que no es, desde luego, el más atractivo y al que le falta ritmo; luego la narración va ganando y alcanza sus más altas cotas a partir del tercero.

Gustará a los que amen los melodramas, pero también la intriga psicológica. Las feministas encontrarán la serie mucho más actual de lo que hubiera pretendido su autor. Y los amantes de las miniseries inglesas góticas, un nuevo producto del que quizás echen en falta vampiros y fantasmas.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

 

Anuncios