FICHA

Título original Three Wives one Husband
Título en España: Three Wives one Husband
Temporadas: 1 (4 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2018
Temática: Documentales
Subgénero: Sectas
Resumen: Documental filmado a lo largo de un año en una comunidad mormona fundamentalistas establecida en el desierto de Utah que tiene dos particularidades: cada hombre puede casarse con varias mujeres y cada una de ellas, vive con sus hijos en una casa excavada en una montaña de arenisca. La comunidad está formada por un centenar de personas y el documental se centra particularmente en tres familias de estas características.
Actores: equipo de producción, Will Anderson, Jemma Chisnall, Becky Lomax, Vicky Mitchell, Andrew Palmer, Charlotte Rodrigues, Ellena Wood, Anna Miralis, música de Mat Davidson,
Lo mejor: la presentación con sus claroscuros de una comunidad atípica.
Lo peor: que se trata de una simple secta religiosa.
Lo más curioso
: la poligamia es reconocida en ese Estado y para esa comunidad religiosa
¿Cómo verlo?: en Netflix desde el 20 de septiembre de 2018. Puede verse en versión original en youTube y bajarse con eMule.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (presentación en ITV, en inglés)

PROMO

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre THREE WIVES ONE HUSBAND

La traducción del título de esta serie documental es explícito: “tres esposas y un marido”. Es decir, poligamia. El documental nos lleva a una comunidad mormona fundamentalista del desierto de Utah, fundada hace veinte años y que cuenta con algo más de un centenar de miembros, en la que cada varón puede tener tres esposas, conviviendo con ellas por turno rotativo diario. Se sabía que, desde su fundación, los mormones practicaban esta característica, pero se nunca hasta ahora las cámaras de televisión habían penetrado y convivido durante un año con una de estas comunidades para dar testimonio de lo que ocurre en su interior.

¿Y qué ocurre? Que casi todo parece un cuento de Navidad. Nada de concupiscencia, nada de convivencia tirante, ni de conflictos, sino una comunidad unidad que acepta las reglas del juego que ella misma se ha autoimpuesto y que tiene una verdadera fe religiosa. Lo vemos a través de los cuatro episodios de los que consta y que nos muestran a cuatro de estas familias con sus integrantes, padre, madres y prole. Llama la atención que se trate de un grupo étnicamente homogéneo: todas las familias están compuestas por WASP y en todas ellas los niños son rubitos y las esposas lucen el mismo color, real o de bote, en el cabello. En cuanto a los maridos se trata del típico americano medio. En realidad, el documental, nos muestra a otra “anomalía norteamericana”.

Cabe decir que el resultado de un año de convivir con la secta mormona ha dado como resultado unas escenas, en general, edulcoradas, sobre la vida en esa comunidad. Salvo alguna de las esposas que evidencia cierta indiferencia, e incluso una hostilidad indisimulada hacia alguna otra, el tono es de cuento de Navidad ingenuo-felizote. Es incluso posible que así sea y que todos los miembros de la comunidad tengan sus ojos puestos en los mandamientos de su secta y uno de ellos, el “creced y multiplicaros” o el mucho más discutible de “ten tres esposas” sea lo que le dé estabilidad al grupo. Porque, a fin de cuentas, se trata de una secta religiosa que piensa en orar, y dar testimonio de una vida acorde con los principios de su religión.

Netflix lo ha incluido en su catálogo a partir de septiembre de 2018 en el capítulo de documentales, acaso en el que esta plataforma es más competitiva. Originariamente, el documental fue estrenado en 2017 en el canal británico ITV y pocos meses después ha llegado a España con traducción de español-latino. Los cuatro episodios son excesivamente monocordes y, en realidad, todo hubiera podido decirse de manera mucho más resumida y amena en un documental de 90 a 120 minutos. En ocasiones las entrevistas y las tomas son excesivamente reiterativas y cortadas a troquel.

Ahora que están de moda las ideologías de género, la fórmula “un marido, tres esposas” parece tan buena como cualquier otra. Da la sensación de que lo importante sea demostrar que cualquier fórmula es buena, y que no estamos abocados a la familia tradicional tal como la ha conocido la especie humana desde el neolítico. Es un tema para meditar, sin olvidar, claro está, que lo que estamos viendo es una comunidad estabilizada por una fe religiosa (excéntrica y sectaria, desde luego).

Un documental que gustará a los coleccionistas de rarezas y freakadas. Enseña algo sobre la civilización norteamericana, desde luego. Generará polémicas si se ve con otras personas. Los mormones (que también los hay en el ámbito hispanoamericano) discutirán sobre la ortodoxia o heterodoxia de la pequeña comunidad del desierto de Utah y, para los abonados a Netflix será una alternativa a series mediocres o a películas de serie B.

Anuncios