FICHA

Título original: Empire Falls.
Título en España: Empire Falls.
Temporadas: miniserie (2 episodios).
Duración episodio: 97 minutos.
Año: 2005
Temática: Drama.
Subgénero: Americano.
Resumen: En un pueblo que ha entrado en decadencia y que está dominado por una familia, el protagonista intenta reinventarse a sí mismo y labrarse un futuro salvando los impedimentos que le ponen sus propios recuerdos de infancia y sus vecinos de toda la vida.
Protagonistas: Ed Harris, Paul Newman, Philip Seymour Hoffman, Helen Hunt, Robin Wright, Aidan Quinn, Joanne Woodward, Dennis Farina, William Fichtner, Estelle Parsons,Theresa Russell, Kate Burton, Jeffrey DeMunn, Trevor Morgan, Danielle Panabaker, Lou Taylor Pucci, Miles Chandler, Adam LeFevre, Larry Pine.
Lo mejor: Paul Newman en su papel de padre del protagonista decrépito y excéntrico.
Lo peor
: que da la sensación de que va a ocurrir algo que no termina de llegar.
Lo curioso: fue la última interpretación de Paul Newman antes de fallecer.
¿Cómo verlo?: En HBO.

Puntuación: 7,5

PROMO

CABECERA

MUSICA

VER SERIE

WEB NO OFICIAL

Comprar DVD en Amazon

Lo mínimo que puede decirse sobre EMPIRE FALLS

Hay series que son interesantes por la trama, otras por los actores y otras por la idea original o los efectos especiales. Esta, sin duda, lo es por la el elenco de lujo de los protagonistas, inhabitual en una miniserie de televisión. Ver reunidos a actores como Ed Harris Paul Newman, Philip Seumour Hoffman, HelenHunt, Robin Wright, Adan Quinn, Joanne Wodward, William Fichtner o Denis Farina, es simplemente, un lujo y una apuesta segura. El guión podrá ser, más o menos brillante, pero siempre podremos estar seguros de que no resultará una catástrofe y que, aunque lo fuera, sus interpretaciones contribuirían a hacerlo mas llevadero.

En Empire Falls se cumple esta ley: el guión es aceptable, no esperen ustedes ninguna maravilla. La imagen de una pueblo que en su momento tuvo una serie de empresas industriales que le daban vida y que, al llegar la globalización, o bien se deslocalizaron o simplemente se vendieron a consorcios industriales que las desmantelaron poco tiempo después, dejando atrás una ciudad deprimida y en crisis, no es algo que no hayamos visto antes o, lo que es peor, que no hayamos conocido directamente. Pero lo que le fala al guión, lo pone el cuadro de actores.

Hay que decir que se trata de un producto de la HBO filmado en 2005 y que carga con doce años a sus espaldas y la mayor crisis económica de la historia ha hecho palidecer el drama de aquella pequeña población que da título a la miniserie: Empire Falls. Todos los protagonistas son viejos conocidos de dos o tres generaciones. Sus abuelos fundaron aquellas tierras y ellos las han visto declinar. Aunque, claro está, en toda población de este tipo, existe una familia que sigue dominando la escena y otros que orbitan en torno suyo. Nadie puede olvidar su pasado, ni prescindir de él, por mucho que algunos quieran reinventarse y vivir a otro ritmo. Tal es el caso del protagonista, Ed Harris (“Miles Roby”) un divorciado harto de su trabajo en el Empire Grill, haciendo hamburguesas y menús junto a su hermano. Su ex esposa (Helen Hunt) va a casarse con el propietario del gimnasio (Dennis Farina). El padre del protagonista (Paul Newman), un intemperante y molesto personaje que planea siempre sobre él, su hija y el ex novio de esta que la sigue hostigando, así como el policía del pueblo, la oligarca y su hija minusválida y un chico con problemas psíquicos, componen el cuadro de esta miniserie que, sobre todo, insistimos, es brillante por sus interpretaciones, aceptable por su dirección y discreta por su guionización.

La serie recibió premio y nominaciones en los Emmy Award de 2006. Fue el último premio que obtuvo Paul Newman. Fallecería dos años después sin haber vuelto a filmar nada más. En esta miniserie, de todas formas, aparece carismático como en sus mejores tiempos. Así pues, no era el físico lo que hizo de él un gran actor.

El producto no lleva mucho tiempo verlo. Consta de apenas dos entregas y cada una de ellas está dividida en dos capítulos, así que en algo más de tres horas, los amantes del cine podrán ver evolucionar a actores famosos en una serie serena, tranquila, sin sobresaltos y, también, sin finales espectaculares o imprevistos. Con esto, queda claro al tipo de público que puede satisfacerle este producto y qué otro lo rechazará. No somos iguales, ni en gustos, ni en capacidades, ni en filias o fobias: esta es una serie para unos espectadores concretos, no para todos.

Anuncios