FICHA

Título original Vale dos Esquesidos
Título en España: El valle olvidado
Temporadas: 1 (10 entregas)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2022
Nacionalidad: Brasil
Temática
: Intriga
Subgénero: Terror
Resumen: Un grupo de jóvenes emprenden una excursión por la selva brasileña que rodea a Sao Paolo y después de ser atacados por unos desconocidos, encuentran una comunidad que vive aislada, perdida entre la niebla, en el interior de la selva como a principios del siglo XX.
Actores: Caroline Abras, Carolina Mânica, Bruno Lourenço, Felipe Velozo, Jiddu Pinheiro, Julia Ianina, Roney Villela, Thais Lago, Rodrigo Bolzan, Osvaldo Mil, Chris Couto, Thalles Cabral, Guta Ruiz, Michelle Rodrigues, Mayara Constantino, Rita Batata, Sérgio Pardal
Lo mejor: idea original, con algunos golpes de efecto bien elaborados.
Lo peor: excesivamente larga; hubiera podido comprimirse sin perder alicientes.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en HBO el 29 de enero de 2023. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO (VOSE)

PROMO (VOSE)

PROMO

PROMO (así se hizo… en portugués)

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (HBO Max)

DÓNDE VERLA (HBO Max)

DESCARGA TORRENT (rojotorrent)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EL VALLE OLVIDADO

Serie extraña, llegada del exótico Brasil y filmada en la selva (o en unos parajes que parecen selváticos). Tiene el tirón, interés y sorpresas, sin ser, la alegría de la huerta. Es una serie discreta, con actores discretos, trama extraña y, por tanto, que induce al espectador a darle un tiento y son equívocos insertados para dar mayor aliciente a la trama. A medida que va avanzando, la serie se va agotando progresivamente. Al llegar al décimo, quienes lo logran, se sienten exhaustos: han visto una serie de terror selvático, muy similar a series de terror en los Cárpatos con vampiros volando de aquí para allá o de terror en las Highslander, con paganos realizando cultos atávicos. Al principio interesa, pero termina siendo más de lo mismo.

Unos chicos jóvenes, por algún motivo no aclarado, deciden hacer una excursión por las inmediaciones de Sao Paolo. No tienen una ruta muy clara, ni siquiera explican el tiempo que estarán fuera. Solamente hay una de las chicas, “Ana” (interpretada por Caroline Abras) que es consciente del berenjenal en el que se van a meter. El día antes de la partida, se acuesta con un amigo que no está invitado a la excursión pero que, al quedar prendado por “Ana”, se une a la partida apariendo en plena selva. Ella, se lo quita de encima, pero el muchacho, insistente y decidido, reaparecerá providencialmente una y otra vez. El grupo atraviesa zonas selváticas y cubiertas por la niebla, sigue una vía de ferrocarril abandonada, se va atacado por lo que, inicialmente, parecen mendigos que habitan en el bosque y, finalmente, recalan en un lugar extraño en el que el tiempo parece haberse detenido entre 1890 y 1920. Y, a partir de ahí, todo se desmanda, el misterio se convierte en un enigma dentro de arcano y envuelto con una incógnita inextricable… Y está bien, hasta que el espectador se da cuenta de que está viendo una sucesión reiterada de la misma situación, asaltado por las mismas dudas sobre quien es el bueno, el malo, el regular, y opta por cesar de verla antes de completar los 10 episodios. El 60% de las series de intriga, suscitan idénticas reacciones.

 La serie ha sufrido una azarosa trayectoria: concebida en 2019, se inició la grabación justo antes de la “pandemia”. Se interrumpió para reiniciarse en agosto de 2021. El problema fue que no estamos en Madrid, sino en una zona selvática extremadamente húmeda. Y el abandono de los escenarios durante tantos meses, supuso el partir prácticamente de cero, a pesar de no estar muy distante de Sao Paolo.

Hay que decir que los actores cumplen su cometido al servicio de un guion retorcido, endeble y con la presencia de continuos clichés del cine de terror. El efectismo de algunas escenas es de manual y las situaciones no están suficientemente explicadas. Es una serie modesta en su ejecución y en los medios puestos a disposición, pero ambiciosa, incluso entretenida en algunos tramos. Pero la alternancia de metraje lánguido con tramos veloces, casi desenfrenados, no es la mejor fórmula para una serie de calidad. Es, digámoslo ya, una serie que se deja ver en su primera mitad, discretita.

Gustará a amantes de la aventura, a brasileños residentes en España que quieran reconocer lugares y climas de su país, a abonados a HBO con tendencia a exprimir su catálogo y a poco más. No es una mala serie, que quede claro: es una serie limitada y algo cansina que hubiera debido acortarse un 30%.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

Anuncio publicitario