FICHA

Título original Madoff: The Monster of Wall Street
Título en España: Madoff: el monstuo de Wall Street
Temporadas: 1 (4 entregas)
Duración episodio: 55 minutos.
Año: 2023
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Documental
Subgénero: Corrupción bursatil
Resumen: Cuatro episodios que resumen la portentosa andadura de Bernie Madoff, acaso el estafador que ha gozado de más fama en Wall Street y al que confiaron sus dineros desde personalidades del arte a la política, pasando por sus propios hermanos de raza, las entidades sociales judías. Todos perdieron su dinero con este burdo estafador sin escrúpulos.
Actores: Bernie Madoff, Andrew Ross Sorkin, dirigido por Joe Berlinger, con fotografía de Jeff Hutchens
Lo mejor: Constituye la anatomía completa de una de las mayores estafas recientes.
Lo peor: Que todo es absolutamente cierto
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Netflix el 5 de enero de 2023. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO

PROMO (el Caso Madoff, resumen en castellano)

INTRO (primeras escenas en inglés)

MÚSICA

WEB OFICIAL (Netflix)

DÓNDE VERLA (Netflix)

DESCARGA eMULE (en inglés)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre MADOFF, EL MONSTRUO DE WALL STREET

Pocos títulos parecen tan duros, pero al mismo tiempo, son más adecuados que el unir el nombre del estafador Bernie Madoff, acompañándolo del calificativo “el monstruo de Wall Street”. Porque, en verdad, era un monstruo. Y no precisamente por sus logros, sino por lo retorcido de su cerebro, por su capacidad para la estafa y por su intrínseca maldad. No era, desde luego, muy diferente de otros diosecillos de Wall Street, todos ellos encarnan lo peor de las sociedades neocapitalistas: afán de lucro, falta absoluta de escrúpulos y rasgos psicopáticos tan acusados como los de cualquier político que se precie. Madoff era así.

Este documental nos ayuda a conocerlo. Monstruo de maldad. No puede negarse que conocía la naturaleza humana y, como todo estafador, volvía ésta contra los que llamaban a su puerta. Sí, porque no hay que justificar a quienes lo perdieron todo. Como en el timo del tocomocho, la víctima es, a la vez, culpable de haber querido estafar a un pobre diablo. En este caso, la víctima es culpable de haber querido obtener el máximo beneficio sin realizar el más mínimo esfuerzo, confiando su dinero a un “mago de las finanzas”, cuya única magia consistió en aplicar el conocido “truco de Ponzi” durante años. ¿Dónde fueron a parar 64.000 millones de dólares? Simplemente, se volatilizaron. Llevaba años realizando la misma estafa y quienes recibían intereses se convertían en los mejores propagadores de su “magia”. Todo se desplomó en 2008, cuando empezaron a retraerse las inversiones y los dueños del dinero se mostraron más cautos. Además, algún periodista ya intuía que algo “anómalo” ocurría en el chiringuito de Madoff -nadie puede dar intereses del 10 y del 15% anuales- y, finalmente, todo se derrumbó sobre él.

Este documental sigue la pista de esta gigantesca estafa, insistiendo en tres puntos: los orígenes familiares de Madoff, los que le entregaron sus dineros para que los invirtiera y, finalmente, si la estafa era conocida por su entorno, tanto por su empresa, como por su familia. El resultado del documental es tan aceptable como esclarecedor. Alguien consecuente que lo vea, caerá inmediatamente en la cuenta de que el personaje era un enfermo mental. El hecho de que, judío de raza, no dudara ni un momento en estafar a los propios miembros de su grupos étnico (desde Spielberg hasta las asociaciones judías norteamericanas) indica la ralea y la pasta con la que estaba hecho el personaje.

Pero, desde que las prácticas bursátiles existen -y va ya para tres siglos- una y otra vez se ha producido la misa situación; ni siquiera cabe atribuir a Madoff el beneficio de la originalidad. Se limitó a aplicar esquemas piramidales ya conocidos. Es, incluso, probable que todo Wall Street, al menos las cabezas de las principales empresas, fueran conscientes de que Madoff estaba estafando, pero, todos callaron: es la solidaridad entre los bandidos.

Documental imprescindible para conocer las prácticas de la economía financiera que nos invade. Y es que en el neoliberalismo hay uno, diez, cien, mil, dismil, mucho Madoff.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).