FICHA

Título original Interview with the Vampire
Título en España: Entrevista con el vampiro, de Anne Rice
Temporadas: 1 (7 entregas)
Duración episodio: 48 minutos.
Año: 2022
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Vampiros
Subgénero: Adaptación novela
Resumen: Louis es un vampiro afroamericano que vive holgadamente y experimenta la necesidad de comunicar su situación y sus sentimientos a un periodista a causa de sentirse víctima de racismo. Explica cómo se convirtió en vampiro y fue tutelado por Lestat, otro vampiro particularmente cruel. Louis siente reservas hacia algunas prácticas de su maestro.
Actores: Jacob Anderson, Sam Reid, Eric Bogosian, Bailey Bass, Assad Zaman, Kalyne Coleman, Rachel Alana Handler, Paris Turner, Eugenie Bondurant, Caitlin Turner, Christian Robinson, Escalante Lundy, Vhelma Richardson, Andre De’Sean Shanks, Adam Horwitz, Kirsten Bazet, Cynthia LeBlanc, Victoria Harris, Elton LeBlanc, Ashlei Lewis, Thomas Olajide, Fabian Blache III, David Scott Gaudin, Georgia Morgan, Chris Stack, Jeff Pope
Lo mejor: fiel producto de la ideología woke, similar a la película original
Lo peor: almibarada, pretendidamente barroca, melodramática y con sobreactuaciones
¿Cómo verlo?: Se estrenó en AMC+  el 12 de enero de 2023. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (AMC+)

DÓNDE VERLA (AMC+)

DESCARGA TORRENT (rojotorrent)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre ENTREVISTA CON EL VAMPIRO

Vaya por delante que la película Entrevista con el vampiro (1994), era mediocre entre las mediocres, pretendidamente barroca y fatalmente risible, realizada sobre el argumento adulterado de una novelita de vampiros que tampoco era nada del otro mundo. El papel que le correspondió interpretar a Antonio Banderas, figura entre los más olvidable de su carrera. Y, por lo demás, ni Tom Cruise, ni Brad Pitt se creían su papel, ni eran los actores que, aun siendo de moda en aquella época, más apropiados para sus personajes. En su momento, la película fue nominada a varios premios, pero solamente Kirsten Dunst logró llevarse uno a casa.

Y, como lo peor siempre es manifiestamente empeorable, esta serie recupera la temática con ligaras adaptaciones (como el presentar la “nueva entrevista con el vampiro” como una prolongación de la anterior que, por cierto, terminaba con Christian Slater  como pasto del vampiro que, ahora reaparece con un ligero resquemor, interpretado por Eric Bogosian) y la coletilla en el nombre de Entrevista con un vampiro, coma, “de Anne Rice”. Nada nuevo bajo el sol: la serie no ha suscitado interés ni apenas comentarios, ni a favor ni en contra.

Cabe preguntarse cómo a alguien se le ha ocurrido filmar una nueva versión protagonizada por actores de segunda fila. Respuesta: es el tributo a la ideología “woke”. Era necesario que el vampiro neófito fuera negro (con los rasgos atenuados) y la niña vampira lo fuera también (con los rasgos mucho más acusados). Y era, igualmente, necesario que los dos vampiros, De Point y Lestat, fueran gays. Hay que prepararse para la mediocridad de todo este tipo de “recuperaciones”. ¿Para cuándo el Quijote interpretado por un actor africano y Sancho Panza por el andino? Casi sorprende que la muy notable serie Romulus, tenga por protagonistas a actores de aspecto caucásico. ¿Cuánto tardaremos en ver a la versión “woke” de esta serie?

En fin, a lo que vamos. Como suele ocurrir en estos casos, la crítica oficial se ha volcado en la defensa de esta serie. El espectador, por el contrario, ha sido mucho más discreto. En la web de referencia en castellano, Filmaffinity, la serie registra casi una veintena de críticas oficiales y… ninguna de los espectadores. Elocuente.

La serie es de esas que vale la pena ver si uno aspira a realizar un trabajo sobre la extensión de la “ideología woke” o si tiene algún interés por los fenómenos de vampirismo gay (el cine de terror español, aun bajo el franquismo, ya había descubierto el lesbianismo vampírico, así que esto tampoco es ninguna novedad) o por lo que fuman los directivos de los streamings. Si usted no figura en ninguno de estos tres grupos, no pierda el tiempo. Para aburrirse, casi mejor volver a ver la película original y reír con el maquillaje que le endosaron al pobre Banderas…

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).