FICHA

Título original The Crimson Petal and The White
Título en España : Pétalo carmesí, flor blanca.
Temporadas: 1 (4 entregas)
Duración episodio: 59 minutos.
Año: 2011
Nacionalidad: Reino Unido
Temática
: Drama
Subgénero: Inglaterra victoriana
Resumen: Una prostituta interesada por la literatura y con buena preparación cultural, así como una extraordinaria belleza, conoce a un escritor acomodado, casado con una mujer inestable maltratada por los médicos. Contratada como institutriz de la hija del matrimonio, actúa también como su amante pero se compadece de la situación de la esposa.
Actores: Chris O’Dowd, Romola Garai, Amanda Hale, Shirley Henderson, Gillian Anderson, Mark Gatiss, Richard E. Grant, Elizabeth Berrington, Tom Georgeson, Katie Lyons, Eleanor Yates, Clare Louise Connolly, Blake Ritson, Bertie Carvel
Lo mejor: muy buenas actuaciones de Romola Garai y de Chris O’Dowd
Lo peor: melodrama excesivo y sordidez igualdad extrema
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Filmin el 25 de noviembre de 2022. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (VOSE)

INTRO

MUSICA

WEB OFICIAL (Filmin)

DONDE VERLA (Filmin)

DESCARGA emule  

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre PÉTALO CARMESÍ, FLOR BLANCA

Este drama filmado en 2011 como co-producción del Reino Unido y Canadá, y emitido por la BBC, ha tardado 11 años en ser emitido en España. Basado en una novela del mismo título escrita por Michel Faber, la puesta en escena, detallista y convincente, nos remite a los inicios de la era Victoriana. Estamos en Londres, año 1870. El imperio británico se encuentra en la cúspide de su expansión. Y, sin embargo, la sordidez de Whittechapel está cerca a los lujos de Belgravia. Dos personajes, surgidos de uno y otro lugar van a coincidir en este drama.

William, un escritor casado y con una hija, que todavía no ha publicado nada y que vive de una asignación que le entrega su padre, un rico industrial, oye hablar de “Sugar”, una prostituta que está causando sensación en los burdeles de Londres. Es culta, inteligente, hermosa y hace las delicias de sus clientes. El padre de William le da un ultimátum: o trabaja o se le corta la asignación. La esposa de William se encuentra afectada de “melancolía”. Es una maniaca depresiva, quizás con brotes psicóticos y ciclotímica. Luego resultará que, tanto William como el médico que la atiende, parecen haber abusado de ella, contribuyendo a acrecentar sus problemas. William, acepta trabajar para su padre, pero acude al burdel con la esperanza de conocer a “Sugar”. Ésta resulta ser una mujer instruida, culta y educada que, inmediatamente, empatiza con él. Terminará siendo nombrada institutriz de la hija del matrimonio y se trasladará a vivir a la mansión familiar. Pronto, “Sugar” se compadecerá de la situación de la esposa -que está a punto de ser trasladada a un manicomio- y actúa en consecuencia…

Así se inicia una tragedia sórdida, brillantemente desarrollada. Es, precisamente, el buen hacer de los protagonistas (Romola Garai como “Sugar”, Chris O’Dowd como “William”, Richard Grant como el “doctor Curlew” y con la breve aparición de Gillian Anderson como la madame del burdel), así como la escenografía, lo que hace esta serie particularmente atractiva. Y eso es, precisamente, lo que nos evita pensar en la endeblez e improbabilidad del argumento: la presencia de una mujer hermosa y culta en un burdel hediondo y miserable, incluso el final que, en otras circunstancias, hubiera dado lugar a una segunda temporada.

Vale la pena ver la serie para instruirse sobre cómo era la vida en los inicios del período victoriano en el Londres de 1870. Diferencias de clase, lujo y miseria mirándose mutuamente con curiosidad. Luminosidad y sordidez. Olor a rosas y a aguas fecales encharcadas… La síntesis que realiza la novela de Faber, escrita en 2002, es brillante. Brillante, pero la construcción endeble: ningún caballero inglés, llevaría a su casa a una mujer conocida en los burdeles y mucho menos, por arrebatado que estuviera, le encargaría la formación de su hija única.

Pero, todos estos factores negativos pueden perdonarse porque la serie está perfectamente interpretada, es sugestiva y entretenida, especialmente para los que sepan apreciar los melodramas de tomo y lomo. Las críticas que recibió la serie en su momento, fueron mixtas: deslumbró a unos mientras que otros señalaron, poco más o menos, las mismas deficiencias que hemos remarcado aquí.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).