FICHA

Título original The Control Room
Título en España: The Control Room
Temporadas: 1 (3 entregas)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2022
Nacionalidad: Reino Unido
Temática
: Drama
Subgénero: Thriller
Resumen: Una mujer llama a un número de emergencias comunicando que ha matado a golpeado a alguien y parece muerto. No es nada inhabitual en ese teléfono, pero en esa ocasión la mujer que llama reconoce la voz del encargado de responderle. Se encuentran suscitando sospechas de la policía y de sus compañeros del servicio.
Actores: Iain De Caestecker, Daniel Portman, Jatinder Singh Randhawa, Rona Morison, Taqi Nazeer, Sharon Rooney, Harvey Calderwood, Conor McLeod, Farrah Thomas, Joanna Vanderham, Taj Atwal, Stuart Bowman, Daniel Cahill, Charlene Boyd, Ty McPhee, Garry Sweeney, Beth Marshall, Sarah McCardie, Drew Cain
Lo mejor: en los tres episodios el nivel de dramatismo y tensión se mantienen
Lo peor: demasiadas casualidades deslucen el guion
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Filmin el 6 de septiembre de 2022. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en castellano)

PROMO

PROMO

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (Filmin)

DONDE VERLA (Filmin)

DESCARGA TORRENT (rojotorrent)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre THE CONTROL ROOM

Lo único negativo de esta serie -empecemos por ahí- es el improbable punto de partida. Si conseguimos hacer abstracción de cómo arranca este fenomenal embrollo y de sus primeros pasos, lo que veremos será una miniserie, muy mini, en apenas tres episodios de una hora, a la que no le falta ni le sobra nada, perfectamente interpretada, con un guion correcto y unos diálogos bien planteados que, además, nos muestra unos parajes de Glasgow en los que no habíamos reparado jamás.

The Control Room es una sala de emergencias de la ciudad de Glasgow. Allí llama quien precisa de la policía, de un servicio médico o notifica algún suceso dramático. Y ahí es donde trabaja un joven, “Gabe”, respondiendo al teléfono y distribuyendo las llamadas según la situación comunicada. Un mal dia, “Gabe” recibe la llamada de una voz femenina, joven, que le comunica que ha golpeado a alguien y lo ha matado. La voz que está al otro lado reconoce inmediatamente la de “Gabe”: es un amigo de la infancia con la que estuvo muy unido al carecer ambos de madre. Luego se alejaron y la casualidad ha querido que volvieran a encontrarse por teléfono. “Gabe”, en el curso de la llamada ha actuado como un profesional y tratado de derivar la llamada hacia el servicio correspondiente, pero la mujer ha colgado el teléfono. Es, en ese momento, en el que se inicia la trama verdaderamente: “Gabe” es consciente de quién le ha llamado, pero no lo revela ni al supervisor de la sala, ni posteriormente a la policía que busca el cadáver y carece de pistas, salvo el hecho de que se trata de una conocida de “Gabe”. Éste, por su parte, acude al lugar en el que, de niños, jugaba con la mujer que resulta ser “Sam”. Ella le pedirá ayuda y encubrimiento. Él después de dudarlo y de recomendarle la opción más correcta (llamar a urgencias y declarar que todo fue un accidente) acepta realizar lo que ella le pide. Cuando la situación parece insostenible para “Gabe”, su propio supervisor de sala, consciente de lo que está ocurriendo, empieza a chantajearlo.

La serie ha sido estrenada por Filmin, como se sabe, especializada en la compra y distribución entre sus abonados de miniseries británicas. En esta ocasión, han vuelto a dar en el clavo. Son muchos los elementos positivos que encontramos reconcentrados en esta miniserie y superan, con mucho, a las objeciones que podemos plantear.

Casi todo en esa producción, el ritmo narrativo augura giros inesperados en los distintos tramos de la serie, los personajes son próximos y las localizaciones nos muestran un Glasgow que no es e que habitualmente hemos conocido en visitas turísticas, figura en el haber de The Control Room. Además, las interpretaciones de los tres actores principales Iain De Caestecker como “Gabe”, Joanna Vanderham como “Sam” y Taj Atwal, gerente del servicio que mantiene una relación con “Gabe”, realizan trabajos extraordinarios, naturales y convincentes. Uno de los factores en contra es el improbable desencadenamiento de la trama y otra el abuso de flashbacks que nos muestran distintos momentos de la infancia de los dos protagonistas principales y terminan cansando.

El balance, por tanto, es netamente positivo, y The Control Room es una de esas miniseries que no lamentaremos haber visto y que justifican la cuota del mes a Filmin.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).