FICHA

Título original Surface
Título en España: Apariencias
Temporadas: 1 (6 entregas)
Duración episodio: 48 minutos.
Año: 2022
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Thriller psicológico
Subgénero: Misterio
Resumen: Una mujer ha perdido la memoria. Le cuentan que cayó por la borda en el curso de una travesía y que ha sufrido un trauma. Pero cuando ella empieza a reconstruir su vida, con su marido, amigas y trabajo, empieza a notar que hay muchas cosas que no cuadran con la versión que le han dado del accidente. Y en ese momento, duda de todos los que le rodean
Actores: Gugu Mbatha-Raw, Christin Park, Markian Tarasiuk, Ari Graynor, Victoria Morgan, Patrick Sparling, Millie Brady, Oliver Jackson-Cohen, Stephan James, Serge Houde, Dimitri Vantis, Josh Collins, Al McFoster, Rosalba Perez, Ian Tracey, Bo Martyn, Mathias Retamal, Ingrid Libera, Marianne Jean-Baptiste, François Arnaud
Lo mejor: mantiene el interés y la intriga hasta última hora.
Lo peor: ni la protagonista funciona, ni todos los giros sorpresivos son aceptables.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en AppleTV+ el 29 de julio de 2022. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (VOSE)

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (AppleTV+)

DONDE VERLA (AppleTV+)

DESCARGA TORRENT (rojotorrent)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre APARIENCIAS

Serie de bajo presupuesto elaborada por AppleTV+. A este streaming le faltaba un “thriller psicológico” y lo han elaborado aprisa y corriendo con un resultado aceptable, pero visiblemente incompleto. La serie hubiera podido dar mucho más de sí, especialmente con el guion más refinado, menos culebronesco, y con unos actores más carismáticos. Pero, tampoco hay que engañarse: los streamings son lo que son, y a pesar de que desde siempre AppleTV+ parece más preocupado por la calidad que por la “corrección política” (lo que está matando a HBO y a Netflix en concreto), no siempre se logran productos bien acabados. La serie, puede verse, incluso disfrutarse en algunos momentos, especialmente en la primera parte, cuando todavía no se ha embrollado excesivamente. No deja un recuerdo memorable, pero, al menos nos ha hecho pasar unas horas entretenidos.

“Sophie” se ha caído por la borda. Ha estado mucho rato en el agua, a punto de ahogarse y ha perdido la memoria. No sabe si se ha intentado suicidar, si la han empujado o si todo ha sido un accidente fortuito. Y los que están en torno suyo tampoco parecen muy dispuestos a explicarle lo que ha pasado. Así que, cuando ya se siente dispuesta para reconstruir su vida y con fuerza para moverse por las calles, inicia un arduo trabajo de recuperación de la memoria y de reconstrucción del episodio. Todo juega a su favor: su marido aparece como sospechoso de haber intentado matarla, inicialmente ella no lo cree, pero, poco a poco, las pruebas se van acumulando gracias a la tarea de un detective encubierto con el que mantiene un romance apasionado. La serie podría ser definida como “le recuperación de la memoria de Sophia”. Y tarda. Quizás demasiado.

A medida que avanza, la serie se va complicando más y más. Excesivamente, incluso. Se llega a un punto -muy conocido por los espectadores de series de intriga españolas- en la que la superposición de misterios, enigmas, pistas y dudas, es tal, que la serie no puede tener una buena salida. Se diría que los propios guionistas han complicado tanto la trama que ellos mismos han trenzado la cuerda con la que terminarán ahorcándose.

La protagonista es Gugu Mbatha-Raw, actriz británica hija de aborígenes sudafricanos que han mantenido, incluso en el Reino Unido, su conciencia racial: su primer nombre es una contracción del término zulú igugu Ilethu, “nuestro orgullo”. Empezó a trabajar en la primera década del milenio en la serie Doctor Who y luego pasó al cine. Hoy tiene un respetable historial cinematográfico y seriéfilo y es especialmente conocida en el Reino Unido.

Sin embargo, en esta producción, parece no terminar de sentirse a gusto, quizás porque ninguno de sus dos compañeros de reparto, el que ejerce de marido, Oliver Jackson-Cohen y el actor canadiense de origen jamaicano, Stephan James que asume el rol de misterioso policía encubierto que investiga su caso y parece tener una cuenta pendiente con el marido, componen un trío con poca empatía. Ninguno de los tres roles resulta creíble y la serie va avanzando a trompicones a fuerza de golpes de efecto y misterios sobre misterios.

Nota media, no tanto por su calidad, como por la falta de calidad de otros productos servidor esta temporada por los diferentes streamings. Se diría que el “cambio climático” afecta también a la creatividad. La serie, se deja ver, pero no va mucho más allá de un producto que se olvida pronto.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).