FICHA

Título original Ferdinand von Schirach – Glauben
Título en España: La acusación
Temporadas
: 1 (7 entregas)
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: Alemania
Temática
: Thriller
Subgénero: Judicial
Resumen: El abogado Richard Schlesinger es un tipo particular: viudo, vividor, desaliñado, jugador y algo alcoholizado. Sin embargo es un buen abogado que, tras resolver un caso de suicidio y liberar a su clienta de la acusación de asesinato, es encargado por una sicaria que trabaja para la mafia china, de la defensa de uno de los acusados en un proceso por abusos contra menores en la ciudad de Worms.
Actores: Peter Kurth, Narges Rashidi, Sebastian Urzendowsky, Katharina Schubert, Michael Pink, Julika Jenkins, Désirée Nosbusch, Peter Jordan, Sabrina Reiter, Falk Rockstroh, Jonathan Failla, Bruno Cathomas, Jele Brückner, Anja Schneider, Pia Micaela Barucki, Eva-Maria Kurz, Charles Lemming, Liz Arista Klein, Jasna Fritzi Bauer, Kristian Nekrasov, Patrick Joswig, Konstantin Frank, Marcel Becker Neu, Hans-Heinrich Hardt, Thomas Chemnitz, Nadja Zwanziger, Bettina Ratschew, Johannes Quester, Elias Richard Siegmann
Lo mejor: Una interpretación insuperable de Peter Kurth al servicio de un guion sin cabos sueltos
Lo peor: la brevedad de cada episodio (30 minutos) impropia de una serie de este tipo
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Filmin el 11 de mayo de 2022. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8,5

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL

DONDE VERLA

DESCARGA eMule

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre LA ACUSACION

Ferdinand von Schirach, escritor y jurista, es suficientemente conocido en lengua alemana (y algo entre los lectores en castellano) por la publicación de varias novelas negras que han renovado el género el Alemania. El apellido “suena” porque su abuelo fue el jefe de las Juventudes Hitlerianas, condenado por ello a veinte años de prisión en los famosos juicios de Nuremberg. A lo que él alega que también su bisabuela estadounidense era descendiente de dos de los firmantes de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Por lo demás, los nietos, nunca son, ni pueden ser considerados como responsables de los pecados de sus bisabuelos. Se especializó en derecho penal antes de empezar a escribir novelas negras a partir de 2009.

El abogado “Richard Schlesinger”, es un tipo particular: brillante en su oficio, lleva sin embargo una vida oscura, viudo, desaliñado, con deudas, en el límite de la pobreza, hasta el punto de que “Azra”, una mujer empoderada al servicio de prestamistas chinos, se ve obligada a darle una paliza para que devuelta un préstamo. Es jugador, algo alcoholizado, lobo solitario (hasta que se compra un pez). Sin embargo, es un abogado brillante cuyas intervenciones en varios juicios se recuerdan como memorables. Tiene ocasión de demostrar sus cualidades en el primer episodio cuando salva de la condena a una mujer acusada de haber asesinado a su marido con un tiro en la nuca. Logra devolver las cantidades adecuada a los usureros chinos y “Azra” le pide que se encargue de la defensa de un individuo acusado de formar parte de una red de pornografía infantil y abuso de menores.

Aquí, Von Schirach, parte de un hecho real que ocurrió en la ciudad de Worms entre 1994 y 1997, cuando 25 personas fueron juzgadas por pertenecer a una red de pornografía infantil. A poco de llegar a la ciudad, “Schlesinger” conoce al que va a ser su defendido y a otros periodistas y juristas que se albergan en el mismo hotel, todos implicados de alguna manera en el proceso. Desde el principio, sospechará que hay algo que se ha ocultado a la opinión pública y que el responsable es un ambicioso y joven fiscal con ganas de “hacer carrera”. La propia jefa de policía de Worms le confiesa que no se han hecho todas las investigaciones que deberían de haberse hecho y que las pruebas sobre el defendido por Schlesinger son mínimas. Él mismo comprueba por las grabaciones de los interrogatorios a los niños objeto de las agresiones, que sus respuestas han sido manipuladas. Por lo tanto, sabe que la única forma de obtener la absolución de su cliente es haciendo que salgan a la superficie todos estos datos problemáticos y otros muchos que irán saliendo.

El principal factor que “engancha” de la serie es la personalidad del abogado protagonista. Pero, el mérito no es solo de Von Schirach, sino también y muy especialmente, de Peter Kurth que ha conseguido meterse en el personaje y aportar sus matices. En cuanto a la co-protagonista, “Azra” (la actriz de origen iraní Narges Rashidi), resulta poco creíble. Es el tributo a la corrección política y al “empoderamiento”, pero tiene la contrapartida, de que la actriz realiza un buen trabajo que tiende a atenuar lo increíble de sus rasgos.

La única pega que puede encontrarse a esta serie es la brevedad de sus capítulos, de apenas 30 minutos, la duración media de una comedia de situación. La serie está compuesta por siete entregas, lo que supone tres horas y media: hubieran podido realizarse capítulos de 45 minutos para facilitar ver una serie que el espectador puede ver en un maratón o poco más.

Cuando algunas miniseries inglesas -espacio en el que se ha especializado Filmin- empiezan a tener dificultades y problemas, ha sido muy buena idea recurrir a una miniserie alemana para mantener en buen nivel el catálogo del streaming.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).