FICHA

Título original The Long Call
Título en España: Inspecto Venn
Temporadas: 1 (4 entregas)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: Reino Unido
Temática
: Crimen
Subgénero: Gays
Resumen: El inspector detective Mathew Venn regresa a su pueblo natal, en la costa de Cornualles. De joven debió irse forzado por una comunidad religiosa rigorista, cuando se supo su homosexualidad. Ahora regresa, convertido en policía, junto con su compañero. Deberá de descubrir al asesino de un hombre encontrado en la playa
Actores: Ben Aldridge, Iona Anderson, Grant Crookes, Siobhán Cullen, Dylan Edwards, Aoife Hinds, Luke Ireland, Pearl Mackie, Martin Shaw, Juliet Stevenson, Kevin Johnson, Amit Shah, Neil Morrissey
Lo mejor: tiende a pasar la homosexualidad del protagonista en segundo plano
Lo peor: los dos primeros capítulos son de una lentitud exasperante.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Filmin el 26 de abril de 2022. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (Filmin)

DONDE VERLA (Filmin)

DESCARGA TORRENT (naranjatorrent)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre INSPECTOR VENN

Todas las plataformas han terminado colocando, casi por obligación, series que tratan el tema de la homosexualidad, la transexualidad, el travestismo y demás. En los últimos cuatro años hay una inflación de este tipo de series, muy por encima de la presencia de estos grupos de orientación sexual en la sociedad. Los gays existen. Gracias, pero ya lo sabíamos. Descubrir ahora el mundo gay y las demás especialidades LGTBIQ+, sería solamente aceptable -a estas alturas- si las series que introducen esta temática tuvieran un nivel de calidad media. Pero, el problema es que, hasta ahora, no lo han tenido. Incluso, comedias de situación con este tema como eje central, han suscitado menos risas que las libres del “impuesto LGTBIQ+. Y es que cuando una temática central se introduce a base de vaselina, el resultado es pobre. Hace unos meses, adoptamos la posición de no comentar series excesivamente “malas” o que estuvieran muy por debajo de los niveles medios de calidad exigibles por el espectador que acepta pagar un abono mensual para ver televisión. Por eso no hemos aludido a decenas de series LGTBIQ+ servidas por los streamings en los últimos meses. Inspector Venn es una de ellas…

Si nos hemos decidido a comentar esta serie es por varios motivos: en primer lugar, porque está en torno al nivel medio exigible para una serie de televisión: está bien interpretada, es una serie criminal que registra interés en su temática de fondo y está realizada con los parámetros de las miniseries británicas que han dado obras maestras del género. Existe temática gay, pero esta no es, ni determinante en el conjunto de la trama, ni está constantemente presente en el argumento: de hecho, lo esencial de la investigación tiene lugar fuera de esta componente que solamente afecta a la segunda línea argumental, la vida del propio policía que investiga. Dicho de otra manera: es una miniserie de investigación criminal en la que el investigador es gay, como en otras series puede se un hipocondríaco, una mujer, un mastuerzo, un policía poeta o un policía intelectual, que de todo hemos visto.

Matthew Venn era un joven cuando abandonó su pueblo, en la costa de Cornualles. Es una pequeña comunidad en la que una secta religiosa fundamentalistas, tiene un grupo en el que participaban los padres de Venn. Se fue a Londres y ahora vuelve convertido en policía. Está de regreso por tres motivos: su compañero sentimental se ha encariñado con una casa ante la costa, su padre ha muerto (y él no ha sido invitado, ni aceptado en el funeral) y, finalmente, se ha descubierto un cadáver en la playa, con aspecto de haber sido asesinado y Venn ha sido enviado para investigar el crimen. Parece normal que, en una comunidad tan pequeña, la propia investigación lleve a la secta religiosa. Venn se entrevista con el anciano que la dirige, por el cual se entera de que no fue la secta la que indujo a su “extrañamiento” y le obligó a irse del pueblo, sino que solamente decidió que abandonara la secta. Fue su madre la que le obligó a abandonar el lugar a causa de su homosexualidad. A partir de estos elementos, la trama se orienta a la investigación del asesinato que, inevitablemente, conducirá a la secta…

El problema de esta serie son sus dos primeros capítulos, excesivamente lentos, reiterativos y parsimoniosos como para animar a ver los dos siguientes, algo más acelerados. Si se logra superar la cámara lenta de la primera parte, la segunda resultará mucho más fluida. La serie tiene como base la novela The Long Call escrita por Ann Cleeves y publicada en 2019.

La serie puede gustar a los amantes de miniseries británicas y a aquellos que acepten la aparición de la temática LGTBIQ+ como un elemento más, una especie de música de fondo de la serie, pero sin acaparar el primer plano. En Filmin, principal difusora de miniseries británicas.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).