FICHA

Título original: Vikingos: Valhalla
Título en España: Vikingos: Valhalla
Temporadas
: 1 (8 entregas)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2022
Nacionalidad: EEUU
Temática
: Aventuras
Subgénero: Acción
Resumen: Un siglo después de las aventuras de los vikingos narradas en la serie del mismo nombre, los herederos que aquellos protagonistas vuelven a estar presentes en la invasión de las islas británicas después de la masacre de vikingos residentes allí ordenada por un rey inglés.
Actores: Laura Berlin, Sam Corlett, Bradley Freegard, Frida Gustavsson, Caroline Henderson, Jóhannes Haukur Jóhannesson, Pollyanna McIntosh, Asbjørn Krogh Nissen, David Oakes, Julian Seager, Leo Suter, Pääru Oja, James Ballanger, Louis Davison, Álfrún Laufeyjardóttir, Jack Mullarkey, Ethan Dillon, Bosco Hogan, Jaakko Ohtonen, Mark Huberman, Kenneth M. Christensen, Alan Devine, Gavin O’Connor, Yvi Mai, Brian Robinson, Henessi Schmidt, Gavin Drea, Annabelle Mandeng, Conor Hegarty, Gavan O’Connor-Duffy, Frank Blake, Bill Murphy, Karen Connell, Ross Gaynor, Sarah Kinlen, Muiris Crowley, Séamus Hanly, Matthew Malone, Brendan Quinn, Stephen Hogan, Dave Rowe
Lo mejor: el intento de explotar la nostalgia de la serie originaria.
Lo peor: serie de adoctrinamiento (poco subliminal, por cierto)
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Netflix el 25 de febrero de 2022. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6

PROMO (VOSE)

PROMO (VOSE)

PROMO (VOSE)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (Netflix)

DONDE VERLA (Netflix)

DESCARGA TORRENT (rojotorrent)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre VIKINGOS: VALHALLA

La serie Vikingos se estrenó hace doce años y terminó en 2017. Desde entonces ha dejado un hueco que nada es capaz de llenar. Aquella serie destacó por el esfuerzo tomado en reproducir las costumbres y el estilo de vida de los vikingos. Lo lograron y de ahí el éxito de la serie y lo inolvidable de su contenido. Netflix se acordó de la serie y decidió realizar una secuela, aportando su peculiar estilo y su intención de adoctrinamiento, por encima de cualquier otra consideración: habría “espectáculo”, sí, pero siempre al servicio del “adoctrinamiento” al que se empeña la serie una y otra vez, siempre en la misma dirección, siempre con el mismo objetivo… a pesar de que, poco a poco, las protestas, las bajas y el crecimiento de la plataforma se haya ralentizado.

La serie parte de la histórica “masacre del día de San Bricio” en el 1002, en la que, el rey Etelredo el Indeciso, ordeno la ejecución de todos los vikingos de Inglaterra. Esta acción provocó la respuesta de Canuto el Grande que terminaría siendo rey de Dinamarca, Inglaterra, Noruega y Suecia. La masacre inicial, generó la respuesta vikinga. Y tal es el encuadra histórico en el que se inserta la trama de esta serie. Lamentablemente, todo está tan deformado que resulta imposible otorgar ninguna credibilidad histórica a la serie: en efecto, termina generando más confusión que otra cosa y deforma la realidad tanto como ha realizado frecuentemente Hollywood, sin ruborizarse lo más mínimo.

Esta serie narra la historia de los descendientes del protagonista de la matriz originaria, Vikingos. Una joven vikinga ha sido violada por un vikingo cristiano. Ella, su hermano y sus amigos, parten en busca de ese vikingo para castigarlo y es así como llegan a la “asamblea” de los pueblos vikingos que va a decidir realizar una operación de castigo contra el rey de Inglaterra. Efectuada la venganza, Leif Erikson participa en la expedición para salvar a su hermana de la condena a muerta a la que se había hecho acreedora tras matar al vikingo que la violó. Ésta se queda en Dinamarca y se enfrenta a un “señor de la guerra”, capitán de un grupo de “berskelvir” (“guerreros furiosos”), ingresando, a su vez, en una fraternidad guerrera. Concluida la operación de castigo en Inglaterra, el hermano regresa a Dinamarca. A partir de ahí se inician las luchas fraccionales para alcanzar el poder en los reinos de la zona.

Salvo Bradley Freegard, actor escocés que asume el papel del Rey Canuto el Grande, el resto de actores que participan carecen del carisma suficiente para emocionar. La serie termina siendo una sucesión de combates, estacazos, escenas de cama, venganzas, ejecuciones, efusiones de sangre y patinazos históricos (pero ¿cómo dejar que la Historia con mayúsculas estropee la historia que cuenta Netflix?). En fin, nada sorprendente, todo previsible, incluso con los efectos especiales reiterativos que cada vez convencen menos.

Y, luego, claro está, si Netflix no transmitía su adoctrinamiento en la corrección política y en el asunto de la “igualdad”, reventaba. Así, por ejemplo, tenemos a la “Jarl” de un condado del siglo XI de raza negra. No creemos que sea menospreciar a la raza africana, si recordamos que la Dinamarca del siglo XI, estaba muy lejos de ser multiétnica como nos muestra la película, confundiendo la actualidad con hace exactamente 1.000 años. No, bonitos, no siempre fue así. Y el segundo elemento inevitable de la inmensa mayoría de productos Netflix es la idea de que la mujer era igual al varón, siempre. La mujer vikinga, no era la que se cuidaba del hogar y de sus hijos mientras su marido iba de expedición, sino una amazona (mujer combatiente, no sierva de Jeff Bezos, especificamos por aquello del hundimiento del sistema educativo español) que vence a hombres que la triplican en volumen y masa muscular. Y, además, que está empoderada.

Con todo esto, parece evidente que se trata de una serie de aventuras que gustará a los que exijan bofetadas y acción. Hará falta, además, que señale la casilla en la que se le comunica que es una serie de “adoctrinamiento”. Y, por supuesto, para gustarle esta serie hay que ser muy, muy poco exigente.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).