FICHA

Título originalGerminal
Título en España: Germinal
Temporadas: 1 (6 entregas)
Duración episodio: 52 minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: Francia – Italia
Temática
: Drama
Subgénero: Siglo XIX
Resumen: En una zona minera del norte de Francia, las condiciones vida de los mineros van empeorando. La llegada de un sindicalista que huye de otra zona, consigue que los mineros se unan frente a la patronal después de un accidente, exigiendo mejores condiciones de trabajo y salarios más altos. La serie es la crónica de este conflicto.
Actores: Louis Peres, Guillaume de Tonquedec, Alix Poisson, Thierry Godard, Jonas Bloquet, Stefano Cassetti, Jack Claudany, Sebastien Colaert, Sami Bouajila, Natacha Lindinger, Rose-Marie Perreault, Steve Tientcheu, Aliocha Schneider, Steve Driesen, Marilou Aussilloux, Max Baissette de Malglaive, Valeria Cavalli, Guillaume Arnault, Jean-Marie Frin, Vincent Deniard, Eric Paul, Anna Mihalcea, Michel Masiero, Raphaël Thierry, Eric Herson-Macarel
Lo mejor: una escenografía impecable y un desembolso de medios espectacular,
Lo peor: conflictos y situaciones que quedan muy lejos en el tiempo, casi de otro planeta
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Filmin el 22 de febrero de 2022. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en francés)

PROMO

PROMO (en francés)

PROMO (en castellano)

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (France-TV)

DONDE VERLA (Filmin)

DESCARGA TORRENT

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre GERMINAL

Se esperaba con interés esta serie surgida de una co-producción franco-italiana y concebida -al menos, inicialmente- por la literatura naturalista de Émile Zola. El libro, inicialmente, fue escrito como folletín para la revista Gil Blas y luego refundido en un solo volumen. Lo que veremos en la serie es solamente una parte del mismo, que registra la huelga de mineros de Anzin que se inició el 2 de marzo de 1884, que había interesado a Zola y que vio desarrollarse en directo. La huelga duró 56 días y sirvió para que se promulgara una ley sobre sindicación. Todo eso, que forma parte de la historia del movimiento obrero europeo, tiene el problema de que ya queda demasiado lejos, especialmente para las nuevas generaciones y corre el riesgo de parecer un dramón sobreactuado.

“Étienne Lantier” es un joven que acaba de llegar a la cuenca minera de Anzin. Llega a Montsou huyendo del taller en el que ha agredido a un superior a causa de una reivindicación laboral. Entra a trabajar en el grupo de “Toussaint Maheu”, igualmente minero, padre de familia, cuyos hijos e hijas también trabajan en la mina de carbón, pero cuyo salario no llega para cubrir todas las necesidades e la familia. Pronto “Étienne”, se da cuenta de las penosas condiciones de vida de los mineros que deben de trabajar en condiciones sanitarias terribles a cambio de un salario mezquino. Apasionado del socialismo, venciendo la inseguridad y la timidez de los primeros momentos, conseguirá que los trabajadores acepten la formación de una “caja de resistencia” para que, en caso de desatarse una protesta laboral, puedan sobrevivir y recibir su salario. Frente a ellos están los gestores de la mina y sus propietarios parisinos que exigen el máximo rendimiento al mínimo coste. Una serie de accidentes laborales desencadena un movimiento de protesta que concluirá con una larga huelga.

No es toda la novela de Zola la que veremos en Germinal, sino tan solo una parte. La suficiente como para advertir la temática y su naturaleza. En algunos momentos, los diálogos sitúan en la novela palabras, frases e ideas que Zola jamás formuló (en especial sobre la globalización). La adaptación, en general, es buena, el esfuerzo económico para realizar al serie ha sido casi comparable a una superproducción (12 millones de euros de coste) en la que ha participado France 2, la RAI y la ZDF alemana. Han participado 2.400 extras (la mayoría antiguos mineros), se han utilizado 22 toneladas de carbón -que ya no se extrae en la zona…- y 150 técnicos. El resultado ha sido, desde el punto de vista visual, una reconstrucción casi perfecta de las condiciones de vida de los mineros del carbón en la segunda mitad del siglo XX.

Las mejores actuaciones corresponden a Therry Godard, Natacha Lindiger, Guillaume de Tonquédec y Alix Poisson. La serie se ha filmado en los escenarios naturales y aprovechado las instalaciones abandonadas de minas del carbón. El resultado ha sido bueno y constituye una serie, sin duda, a tener en cuenta. Ahora bien, vale la pena formular algunas objeciones: la primera de todas es que una serie de este tipo sobre reivindicaciones sindicales y huelgas heroicas llega demasiado tarde. Hoy los sindicatos son una de esas estructuras casi absolutamente inútiles, salvo para recibir subvenciones y firmar acuerdos en nombre de “los interlocutores sociales”. Para poco más. Luego el tono de “folletín” que, deliberadamente le dio Zola, es algo que hoy resulta poco creíble. El “naturalismo” del siglo XIX ya no tiene nada que ver con la realidad del siglo XXI. Y, por otra parte, las “morcillas” que se han filtrado sobre la globalización y la inmigración, resultan introducidas con vaselina. Inoportunas e inconsistentes.

Buena serie para admiradores de la literatura de Zola, y para nostálgicos del “movimiento obrero” que hubo en Europa, pero que ya no hay, ni se espera su retorno.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).