FICHA

Título original: Entrevías
Título en España: Entrevías
Temporadas: 1 (8 entregas)
Duración episodio: minutos.
Año: 2022
Nacionalidad: España
Temática
: Drama
Subgénero: Intriga
Resumen: Un antiguo oficial del ejército y sus dos antiguos subordinados, viven en el barrio de Entrevías donde las bandas étnicas y el tráfico de drogas, la prostitución y la delincuencia, son el pan de cada día. Una nieta adoptada del protagonista, recibe un paquete con un kilo de heroína robado a una banda mafiosa y pone en riesgo su vida.
Actores: José Coronado, Luis Zahera, Felipe Londoño, Nona Sobo, Jordi Sánchez, Laura Ramos, Manuel Tallafé, Manolo Caro, Itziar Atienza, Franky Martín, María de Nati, Miguel Ángel Jiménez, Maria Molins, Raúl Sanz, Bruno Lastra, Adil Koukouh, Carmen Esteban, Mariona Terés, Rodrigo Villagrán
Lo mejor: Denuncia la situación catastrófica en algunos barrios madrileños.
Lo peor: Coronado no ha empatizado, ni se ha creído el guion.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Tele5 el 1 de febrero de 2022. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (Tele5)

DONDE VERLA (Tele5)

DESCARGA TORRENT (rojotorrent)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre ENTREVIAS

No se dice, porque la “corrección política” impide afirmarlo en voz bien alta: la llegada masiva de inmigración a España, iniciada con Aznar en 1996, no ha redundado en absoluto en una mejora de las condiciones de vida en nuestro país. Especialmente, para los residentes en los barrios en los que, por sus condiciones, la inmigración se ha asentado. El que esto ocurriera en Francia o en el Reino Unido, en Bélgica, Holanda o Alemania, era normal: no había experiencia previa en la llegada de millones de inmigrantes, separados por una brecha antropológica y cultural, de los ciudadanos de esos países. Pero en España, que llegó, también en esto de la inmigración, con cuarenta años de retraso, era posible saber lo que iba a ocurrir. Y lo que ha ocurrido se resume en esta serie, Entrevías, a condición de que sepamos leerla.

“Tirso” es un antiguo oficial del ejército que ha sido destinado a misiones internacionales. Conoce lo que es la milicia y el fuego enemigo. Ha sobrevivido y, tras abandonar las FFAA, ha abierto una ferretería en el barrio de Entrevías. Tiene tres hijos. Una de ellas, casada, tiene una hija adoptada, procedente de oriente. La chica, a pesar de vivir entre lujos, da problemas. Se ha enamorado del miembro de una “banda latina” (en la serie no se alude a este detalle por “corrección política”). El caso es que ambos, novio y nieta, se quedan con un kilo de heroína propiedad de quienes controlan el tráfico de drogas en el barrio. Como es natural, la mafieta local, pretende recuperar ese kilo y para ello cuenta con el concurso de un policía veterano y moderadamente corrupto que solo intenta mantener el “equilibrio del ecosistema del barrio”. La nieta de “Tirso” termina escondiendo en su casa la droga. A partir de aquí, el protagonista se ve inmerso en un problema que no ha buscado, pero con el que tendrá que lidiar para defender la vida de su muy arisca y enamoradiza nieta.

Vale la pena realizar dos precisiones: la serie tiene un problema de guionización. Está todo preparado, para que el problema -la aparición del kilo de heroica- no se resuelva de la manera más sencilla (dándolo a la policía o dándolo a los mafiosillos propietarios). El protagonista opta por lo más conflictivo. Y esa es la madre de todo lo que sigue después. Sí, eso justifica que el guion se prolongue por siete episodios más, pero no es la actitud que corresponde un hombre con experiencia de la vida.

Realizada esta primera precisión, vayamos a la segunda. Para interpretar hay que “creerse” el guion. Habitualmente, malos guiones dan lugar a peores interpretaciones. El protagonista de esta serie, José Coronado, es, en nuestra opinión, uno de los mejores actores de nuestra escena desde principios del milenio; pero, aquí, falla. Y no es un problema suyo: es un problema de guionización. No se ha sentido cómodo con un papel que es perfectamente consciente que no va a aportar lustre a su carrera y que, además, parte de presupuestos altamente improbables. Luis Zahera, como policía corrupto, está mucho más en su papel y el soliloquio que mantiene con su jefa sobre el “ecosistema” del barrio, es magistral.

La serie es discreta, por encima de la media de la producción nacional. Buena para lo que se lleva produciendo en España, pero lejos de las altas cotas de otras series carpetovetónicas (El Crematorio, sin ir más lejos).

Y, el hecho de que la “corrección política” impida hablar sobre qué grupos étnicos controlan la delincuencia, el tráfico de drogas, las bandas étnicas, no quiere decir que el espectador lo ignore. Inútil, por tanto, camuflarlo. En Tele5.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).