FICHA

Título original The Bite
Título en España: The Bite
Temporadas: 1 (6 entregas)
Duración episodio: 44 minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Covid
Subgénero: Terror
Resumen: Dos vecinas de Nueva York viven confinadas en el mismo edificio y toda su vida se desarrolla a través de la pantalla del ordenador. Una es doctora y la otra dominatrix con ambiciones literarias. El marido de la primera está trabajando en la Casa Blanca como asesor científico para la pandemia. Pronto se produce una mutación que hace que el “virus estacional” se convierta en un “apocalipsis zombie”.
Actores: Audra McDonald, Taylor Schilling, Steven Pasquale, Phillipa Soo, Will Swenson, Leslie Uggams, Linda Emond, Woodlene Alexis, Ben Shenkman, Ryan Spahn, Michael Urie, Chelsea Lee Williams, Jefferson White, Joanna Gleason, Kathleen McNenny, Richard H. Blake, Rob McClure, Jackie Hoffman, Patrick Breen, Boyd Gaines, Steve Rosen, Jenna DiMartini, Danielle Chambers, Timothy Jerome, Mark Light-Orr, Paul Shaffer, Beth Leavel, Annika Pergament, Jeffrey Bean, Marc Bovino, Adam Heller, Jennifer Mudge, James Sasser, Dan Ziskie, Ashley Austin Morris, Alex Boniello, Michael Mulheren, Melissa Joyner, Adam Grupper
Lo mejor: la ironía que destila sobre la pandemia.
Lo peor: un final ambiguo.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Movistar+ el 23 de octubre de 2021. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (VOSE)

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (Movistar+)

DONDE VERLA (Movistar+)

DESCARGA TORRENT (todotorrent)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre THE BITE

Llevamos dos años de pandemia. Hay infinitas series sobre pandemias y algo así como una decena de series producidas durante el confinamiento por el Covid-19. Prácticamente, cada país ha lanzado al mercado su serie realizada con videocámaras de ordenador y de móvil y unos argumentos casi cotidianos. El resultado es que todas estas series han sido productos menores que han oscilado entre lo mediocre y lo rematadamente malo. A los pocos meses de iniciarse el confinamiento, en España, cada canal lanzó su serie. Se jugaba con la “repentización” que podían aportar los actores, contando sus propios problemas durante ese tiempo, la ausencia de elementos técnicos de calidad, la filmación algo pedestre, y trasladar los problemas que, en el fondo, eran generales, provocando que el espectador se identificara con lo que veía, por floja que fuera la serie. Un desastre, completamente prescindible, que nos hizo perder mucho tiempo y no aportó ni calidad, ni interés. Por eso, cuando, en los primeros minutos de The Bite, vimos que parecía reproducirse el mismo esquema, nos mostramos particularmente desconfiados. La serie es, con mucho, la mejor que se haya filmado con la pandemia como eje.

Estamos en Nueva York. Las calles estas desiertas, recorridas solamente por “riders”. El teletrabajo se ha convertido en la norma: una doctora atiende a sus pacientes a través de programas de comunicación audiovisual. Encima suyo, una vecina, se dedica a sesiones de “tele-dominación”, pero su objetivo es convertirse en escritora. El marido de la primera es el Fernando Simón de los EEUU, está próximo al presidente e incluido en el “gabinete de crisis” organizado por la Casa Blanca. Todo parece discurrir con tranquilidad, pero, bruscamente, aparece una mutación en el virus. Terminan llamándolo, por puro marketing, “Sun 9” (Sun porque el Sol siempre es algo positivo y 9 porque es menos que 19, y da la sensación de levedad). Sin embargo, se trata de un virus brutal: el paciente 0 ha estado en una fiesta y ha recibido un mordisco en el curso de un altercado. A partir de aquí el número de afectados va creciendo asindóticamente. Los afectados por el Sun-9 se comportan como verdaderos zombies. En efecto, lo que, en principio parecía ser solamente, un virus estacional se convierte, de repente, en un “apocalipsis zombi”. La doctora y su vecina dominatrix, harán todo lo posible para tratar de encontrar un remedio. La extraña pareja, finalmente, después de innumerables peripecias llegará a una dura alternativa…

Nunca hemos sido amantes de las “series de zombis”. Esta roza el género, pero no lo traspasa: no se ven legiones de zombies tambaleándose por Wall Street o la calle 98: los zombis se apuntan pero nunca se ven más de dos. ¿Higadillos? Los justos. Es una serie de humor, de un humor que aterroriza. La intención final de la serie, algo que los críticos no han identificado, es la ironía: se ironiza sobre las medidas adoptadas por los gobiernos durante la pandemia (el gags sobre la forma en la que se evitan los mordiscos, colocando al afectado un collar aislante es magistral, aquel otro en el que los “responsables” de la nación discuten qué nombre conviene poner al virus es de la misma naturaleza y podríamos seguir. No es una serie de humor estilo sit-com, es una simple ironía: autoridades que ignoran por completo como lidiar con el virus y adoptan medidas absurdas, “riders” que recorren la ciudad hacha en mano, preocupados porque el cliente valore la entrega y firme en el recibo, cuando el mundo se derrumba en torno suyo, etc.

Las críticas que ha sufrido la serie en los EEUU, son injustas. El ritmo narrativo es trepidante (justo lo que les faltaba a todas las series filmadas durante el confinamiento), el guion irreprochable, irónico cuando toca, ácido casi siempre, desesperanzado en su final, optimista en el carácter de sus protagonistas. Las dos, Audra McDonal y Taylor Schilling, geniales en sus roles respectivos. Y el resultado final bueno, tirando a superior. La verán en Movistar+   

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).