FICHA

Título original: House of Secrets: The Burari Deaths
Título en España: La casa de los secretos
Temporadas: 1 (3 entregas)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: India
Temática
: Documental
Subgénero: True-crime
Resumen: En una populosa ciudad india, aparecen los once miembros de la familia muertos por ahorcamiento. El caso genera una expectación extraordinaria en el país que ignora lo que ha ocurrido. ¿Se trata de un asesinato masivo o bien de un suicidio colectivo? La policía pronto descifrará lo ocurrido: ni lo uno, lo otro. Muerte “accidental”.
Actores: Dirección: Anubhav Chopra, Leena Yadav, guion de Leena Yadav
Lo mejor: una buena descripción, sin morbos innecesarios de un caso terrible
Lo peor: ha faltado redondear la investigación.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en 20 de octubre de 2021. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO (versión original subtitulada en inglés)

PROMO (versión original subtitulada en inglés)

PROMO (versión original subtitulada en inglés)

PROMO (versión original subtitulada en inglés)

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (Netflix

DONDE VERLA (Netflix)

DESCARGA TORRENT

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre LA CASA DE LOS SECRETOS

La prensa española recogió la noticia de lo ocurrido en 2018 en una populosa ciudad india, pero el eco se extinguió pronto. A fin de cuentas, la India está demasiado lejos como para que nuestra atención llegue hasta allí. Y, por otra parte, tragedias no han faltado en estos últimos años. De no ser por Netflix, seguramente no hubiéramos vuelto a acordarnos de este caso que, ahora, el gigante del streaming trae a su catálogo en forma de documental.

La noticia es como sigue: una familia que hacía una década había llegado del campo, pasa a residir en una destartalada casa, de una destartalada calle, de una destartalada ciudad. Nada la distingue de otras similares. Todos parecen unidos y felices. Son once miembros. Solamente el abuelo ha muerto no hace mucho, pero la familia ha proseguido unida en torno al marido de una de las hijas. El matrimonio ha tenido dos hijos ya adolescentes y en los últimos tiempos han abierto una segunda tienda en el barrio. Todo les va de maravilla. Y, sin embargo, sin que nadie pudiera preverlo, una mañana aparecen muertos, colgados por el cuello. ¡Once personas! Toda la familia completamente liquidada en un abrir y cerrar de ojos. Netflix trata, en esta miniserie documental, de explicar qué ocurrió.

Es difícil no ver esta serie en una sola velada. Los episodios no son muy largos y en menos de tres horas nos expondrán todo lo que se sabe sobre el asunto. La pregunta “¿Homicidio o suicidio?” queda resuelta de manera inapelable en el último capítulo, si bien es cierto que no todos los cabos quedan atados y que el espectador occidental se le plantean distintos enigmas que ni siquiera la policía ha resuelto completamente.

La tragedia nos ayuda a entender, o mejor, a aproximarnos, un poco más a la sociedad india. Siempre hemos dicho que las series que proceden de aquel país, tienen el aroma de lo “auténtico”: no engañan, no quieren ser atractivas para el público occidental, a diferencia de las series turcas que se mimetizan en lo que no son; los indios nos muestran su sociedad, vemos lo que nos une a ellos -la familia, el trabajo, el deseo de una vida justa y honesta, el disponer de un círculo de amistades francas-, pero también lo que nos separa -allí está presente ese sentimiento religioso que se ha difuminado en Europa, que es, en el fondo, en torno a lo que se desarrolla este caso-. Viendo esta serie tendremos ocasión de aproximarnos más a aquel país y a sus gentes.

Reconocemos que es uno de los documentales más perturbadores que hemos visto en los últimos tiempos, pero que nadie se alarme: los realizadores y guionistas, no juegan con lo macabro, ni con el morbo. Se han eliminado escenas que pueden resultar desagradables u ofender la dignidad de las víctimas. La serie es pulcra y lineal, los testimonios de familiares supervivientes, de amigos, de vecinos, las pinceladas sobre la sociedad, ilustran con maestría un caso que parece increíble.

Si no hemos puntuado más esta serie es por parecernos algo desequilibrada: la exposición del caso, el relato de su impacto en la sociedad india, ocupan mucho más metraje que la propia resolución. Hubiera sido de desear que algunos de los puntos nebulosos fueran detallados: no se explica, por ejemplo, la confesión religiosa de las víctimas, sino solamente se apunta a que el caso tuvo como origen un “culto” determinado.

Salvo esta observación, se trata de un true-crime aceptable, bien desarrollado y que nos ilustra, no solo sobre una tragedia, sino sobre todo un país. En Netflix. Para amantes del género true-crime que quieran huir de los productos clónicos norteamericanos.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).