FICHA

Título original Ana Tramel. El juego
Título en España: Ana Tramel. El juego
Temporadas: 1 (6 entregas)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: España
Temática
: abogados
Subgénero: ludopatía
Resumen: Un joven es acusado de asesinar al director de un casino después de una partida de cartas que le ha sido completamente adversa. El joven es hermano de Ana Tramel, en otro tiempo una famosa abogada, ahora venida a menos, y que se encarga sobre todo de multas en un bufet que no logra salir adelante. Se enfrentará a la poderosa industria del juego.
Actores: Maribel Verdú, Natalia Verbeke, Unax Ugalde, Israel Elejalde, Luis Bermejo, Joaquín Climent, Tomás del Estal, Víctor Clavijo, Elvira Mínguez, María Zabala, Biel Montoro, Bruno Sevilla, Ismael Martínez, Juan Manuel Cifuentes, Yulia Demóss, Joaquín Notario, Nancho Novo, Julio Vélez, Stephanie Gil, Alejandro Arestegui, Beka Lemonjava, Alejandra Howard, Jazmín Abuín, Marina Campos, José Fuentefría, Francisca Horcajo, Alejandro Meitin, Javier Perdiguero, Ekai Tabar
Lo mejor: la denuncia de la ludopatía como trasfondo de la serie
Lo peor: excesivamente politizada en función de la corrección política
¿Cómo verlo?: Se estrenó en TVE1 el 21 de septiembre de 2021 . Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6,5

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (RTVE)

DONDE VERLA (RTVE)

DESCARGA TORRENT (dontorrent)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre ANA TRAMEL

Soplan muy malos vientos para el cine español en 2021 (la última película de Almodóver, el festival de San Sebastián, lo evidencian). La creatividad, el interés de las producciones, se han sacrificado a la “corrección política”, esto es, a las obsesiones de “ingeniería social” de un pequeño sector de la sociedad que quiere modelarla a su capricho. Para desgracia del espectador, la industria del cine en España -mientras siga siendo ultrasubvencionada- está y estará en manos de esta minoría. La serie Ana Tramel, en cierta es ecléctica -y ese es su interés- no es “políticamente incorrecta”, pero se sitúa en un terreno neutral, limitándose a exponer las dos caras de la moneda: el empoderamiento de la mujer y la denuncia de la ludopatía.

La serie es sencilla en su temática: el hermano de una abogada en crisis, se enfrenta a la acusación de asesinato del director de un casino después de una partida. La abogada se hará cargo de su defensa, acompañada por un pequeño grupo de entusiastas que actúan ad honorem. La protagonista, no atraviesa por su mejor momento. Ha dejado los grandes casos para refugiarse en intrascendentes recursos de multas y algún que otro divorcio. Ella misma está divorciada. El bufet en el que trabaja está quebrado y no todos sus miembros quieren participar en algo que no les rendirá unos euracos a fin de mes. El caso es que, contra la industria del juego, contra la personalidad de su propio hermano y contra sus propios demonios interiores, “Ana Tramel” emprenderá una lucha desesperada que nos narran estos seis episodios.

Debemos decir que la serie nos ha sorprendido gratamente. Es entretenida, ocurren cosas, el guion tiene pues y cabeza y la mayoría de subtramas resultan interesantes. Incluso el final satisface al espectador. Donde la serie falla es en el intento de transmitir un mensaje “sexista”: en efecto, casi todos los protagonistas varones, son miserables, corruptos, débiles o simplemente, hijosdeputa. La totalidad de los personajes femeninos, en cambio resultan bienintencionados, honestos, sencillos y, aunque empoderadas, no por ello menos humildes…

Ahora bien, el gran acierto de la serie es denunciar algo que debe ser denunciado mañana, tarde y noche: el juego. Guy Debord habló hace 50 años de la “sociedad del espectáculo” y en eso estamos, pero, junto al espectáculo, a partir especialmente de la crisis de 2009-2011, en España irrumpió con el beneplácito de las autoridades, el juego. El juego ha ido ocupando espacios cada vez mayores entre los intereses de los españoles, especialmente porque es una alternativa al trabajo y a un esfuerzo que nunca, rinde grandes beneficios. En estos últimos  diez años se han producido suicidios, ruinas de familias enteras, problemas sociales y miles y miles de personas han caído en la “ludopatía”, adicción al juego. Las autoridades han mirado a otro lado, como si fuera inevitable y si no tuvieran derecho a intervenir. Hoy, el problema se está descontrolando: de ahí que la “televisión del régimen” (TVE) se haya visto obligada a lanzar esta serie, cuando de lo que se hubiera tratado es de lanzar una legislación, simplemente, que prohibiera juegos de azar y apuestas. ¡Cómo añoramos la España de los sorteos de la ONCE, de la quiniela semanal y del sorteo para el viaje de fin de curso!

En fin, una serie en la que se une lo mejor y lo peor, pero que, en cualquier caso es recomendable para captar “lo mejor” (los riesgos del juego) y reírse de “lo peor” (el maniqueísmo sexista).

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).