FICHA

Título original Turner & Hooch
Título en España: Turner & Hooch
Temporadas: 1 (8 entregas)
Duración episodio: 45-47 minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Comedia
Subgénero: Perros
Resumen: Un policía recibe en herencia un perro de gran tamaño, algo torpe y sin educación, pero que termina siendo el compañero imprescindible para el desempeño de su trabajo, gracias a una adiestradora de perros-policía que le enseña los trucos para poder resolver casos criminales. El policía y su hermana, son huérfanos y han decidido descubrir cómo y quién mató a su padre, también policía.
Actores: Josh Peck, Paul Campbell, Reginald Veljohnson, Becca Tobin, Matt Hamilton, Serje Basi, Caitlin Howden, Gavin Langelo, Cristina Rosato, Mathew Yanagiya, Doron Bell, Jeff Evans-Todd, Darcy Hinds, Bryce Hodgson, Charles Zuckermann, Michael Delleva, Mark Brandon, Michelle Brezinski, Eddie Canelea, Micah Chen, Neil Corbett, Sharon Crandall, Cecilly Day, Derrick de Villiers, Anthony Demare, Fletcher Donovan, Julien Durant, Lyndsy Fonseca, Samuel Francisco, Jennifer Rose Garcia, Petar Gatsby, Bro Gilbert, Craig Haas, Benjamin Jacobson, Andrei Kovski, Stephanie Lavigne, Vanessa Lengies, Matthew MacCaull, Jeremy Maguire, Brandon Jay McLaren, Iris Paluly, Carra Patterson, Rosalba Perez, Adrian Petriw, Johnson Phan, Elysia Rotaru, Anthony Ruivivar, Donald Sales, Anthony Scardera, Todd Thomson, Dimitri Vantis, Jonathan Walker
Lo mejor: ciertos toques de humor dispersos a lo largo de la serie.
Lo peor: la cámara se recrea con la baba del perro, omnipresente en todas las tomas
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Disney el 231 de julio de 2021. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

WEB OFICIAL (Disney+)

DÓNDE VERLA (Disney+)

DESCARGA TORRENT

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre SOCIOS Y SABUESOS

No siempre Disney responde a lo que se espera de la productora asociada al mundo infantil y familiar, pero en esta ocasión ha sido completamente fiel al estilo propio de la casa. Socios y Sabuesos no es una serie, ni original, ni especialmente buena. Es la traslación al mundo de las series de una película olvidada de Tom Hanks filmada en el remoto 1989 en la que el actor, entonces muy juvenil, aparecía acompañado por pura casualidad de un gigantesco Dogo de Burdeos. La película pertenece a aquellos productos de los que el propio Hanks hubiera querido olvidarse y nadie la recordaría, de no ser porque, a falta de nuevas ideas, Matt Nix optó por reactualizarlo y transformarlo en serie de la que, de momento, se han filmado ocho episodios.

El guion es simple: un policía novato cuyos que intenta integrarse en la brigada de homicidios y no es tomado en serio por sus compañeros, recibe en herencia un perro descomunalmente grande, especialmente cabezón, torpe y rebelde, que lleva a su trabajo. Pronto conoce a una adiestradora de perros del cuerpo de policía que lo ayuda a la hora de transformar a “Hooch” en un verdadero compañero, efectivo a la hora de seguir rastros o lanzarse sobre los “malos”. Poco a poco, el perro y su propietario van ganando fama de efectivos. En cada episodio, la pareja resuelve algún caso.

La serie no destaca en casi ningún rubro. Prácticamente toda está basada en que el espectador se fije solamente en un perro enorme y con una cara particularmente graciosa. Todo lo demás pasa a segundo plano. De hecho, incluso los técnicos en fotografía han usado y abusado de la baba del perro que aparece en cualquier escena pringando todo a su paso. La carga de humor que puede tener la serie se basa, especialmente, en las cualidades del dogo.

Desde el punto de vista del guion, los casos que el perro y su dueño deben resolver son habituales en este tipo de películas y se solventan mediante el olfato del perro y poco más. El guion es liviano, sin grandes complicaciones, si excesos de sofisticación. El perro debe verse como protagonista y esta es la única premisa de la que parte la serie y que los guionistas cumplen a la perfección. Todo lo demás, es olvidable.

Gustará, por tanto, a los amantes de los animales. Quizás a algunos niños. El problema de los padres será que luego, esos mismos niños querrán un perro de la misma raza y no se conformarán con un minúsculo dogo francés. Quedan advertidos.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).