FICHA

Título original Hit & Run
Título en España: Hit & Run
Temporadas: 1 (9 entregas)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: Israel
Temática
: Thriller
Subgénero: Espionaje
Resumen: La muerte, al parecer accidental, de una mujer, repercute en su marido, un antiguo miembro de “operaciones especiales” que cree que un antiguo socio es quien ha ordenado el crimen, así que se propone castigar a los culpables. Pero, pronto, encuentra que el asesinato se ha producido por la doble vida de su esposa como agente de la CIA
Actores: Lior Raz, Kaelen Ohm, Moran Rosenblatt, Lior Ashkenazi, Gregg Henry, Sanaa Lathan, Igal Naor, David Anthony Buglione, David Shumbris, Michael Aronov, Siena Kelly, Joe Giorgio, Alex Gemeinhardt, Jason DeStefano, Michelle Federer, Jay Hieron, Yosef Kasnetzkov, Julienne Hanzelka Kim, Alex Morf, Jonathan M. Parisen, Yaara Pelzig, Nikita Tewani, Avi Vichner, Tom Scorzone
Lo mejor: Thriller rápido, efectivo y repleto de giros inesperados.
Lo peor: La excesiva longitud del guion hace que la serie decaiga en el último tercio.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Netflix el 6 de agosto de 2021. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO (VO subtitulada en inglés)

PROMO (VO subtitulada en inglés)

PROMO (en español latino)

MÚSICA

WEB OFICIAL (Netflix)

DESCARGA TORRENT (Todotorrent)

DÓNDE VERLA (Netflix)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre HIT & RUN

Hacía unos meses que no llegaba ninguna serie producida en el Estado de Israel, pero, acaso porque ha sido el primer Estado en vacunar casi completamente a su población, el caso es que ahora parece reavivarse la emisión de series producidas allí. Ésta, Run & Hit, es un thriller clásico que cumple las expectativas y cuyos dos únicos defectos, digámoslos desde el principio, es que es una serie “muy judía” (en la medida en que exalta y lleva al límite la “ley del Talión” y el protagonista es lo más parecido a un superhéroe con unos cuantos kilos de más) y su excesiva longitud hace que diluga en el último tercio su potencial.

“Segev” es un tipo duro pero amante de la vida familiar. Se ha casado con una bailarina americana así que sabe que ella estará ausente algunos períodos por su trabajo. Él se gana la vida como guía turístico llevando a visitantes arriba y abajo con su Land-Rover de caja larga. Un buen día, cuando todo parece sonreírle, su esposa le comunica que se va a Nueva York a una audición. No hay nada raro en ello. Sin embargo, en el camino al aeropuerto, la mujer es asesinada. A partir de aquí, “Sergev” sólo piensa en vengarse. Tiene la convicción de que, matando a su mujer, se le ha querido golpear a él, por pasadas acciones entrenando a tropas irregulares en México para luchas contra los cárteles. Se desplaza a Nueva York y allí empieza su venganza. Sin embargo, pronto advierte que el atentado no iba dirigido contra él, sino contra ella y que su mujer no era solamente una bailarina más o menos brillante.

El protagonista es un viejo conocido al que ya vimos en el centro de Fauda, la serie que arrasó audiencias en 2017 y también aparecía en el reparto de Imperium, aquel peplum demodé que no terminó de gustar. Vemos también a Gregg Henry, actor de larga trayectoria al que estamos viendo envejecer con dignidad en la pantalla. Buenas actuaciones, escenas impactantes y, como corresponde a un thriller, giros inesperados y ritmo trepidante.

Ahora bien, el hándicap de la serie es que todo lo que nos cuenta, hubiera podido hacerse con un tercio menos del metraje. Algunas escenas y persecuciones hubieran podido evitarse y hubieran debido eliminarse para salvaguardar el ritmo narrativo. Este parece ralentizado y, lo que es peor, va perdiendo fuelle a medida que avanza la trama. Seguimos viéndolo para entender la primera escena, pero, poco a poco, nos va asaltando la sensación de que la trama se está convirtiendo en cada vez más forzada y retorcida.

En un momento en el que el formato thriller está sufriendo un bache, esta serie puede asumirse como muestra del estado actual del género. Sigue ejerciendo atracción e impacto, pero falta imaginación y sobran argumentos enrevesados y atados con alfileres.

Es una de esas series que puede ver hasta que se canse y pase a las últimas escenas para entender el conjunto de la trama. Eso si, acción y vendeta no faltan.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).