FICHA

Título original Bulletproof
Título en España: Bulletproof
Temporadas: 3 (17 entregas)
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 2018-2021
Nacionalidad: Reino Unido
Temática
: Drama
Subgénero: Policíaco
Resumen: Dos policías de color forman pareja en el Eat End de Londres. Ambos son muy opuestos en sus caracteres y formas de actuar: uno es reflexivo, tranquilo y se atiene al reglamento, el otro es impulsivo, tormentoso e imprevisible. A pesar de esto, forman una buena pareja contra los delincuentes
Actores: Jason Maza, Noel Clarke, David Elliot, Ashley Walters, Olivia Chenery, Hiten Patel, Mandeep Dhillon, Lucie Shorthouse, Gala Gordon, Stavros Zalmas, Emma Rigby, Christina Chong, Lashana Lynch, Caroline Goodall, Lindsey Coulson, Clarke Peters, Martin Walsh, Lauren McQueen, Ian Sharp, Vanessa Grasse
Lo mejor: la química entre ambos protagonistas
Lo peor: no aporta ningún elemento nuevo al mundillo de las series policiales.
¿Cómo verlo?: Se estrenó en AXN el 1 de agosto de 2021 Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

MÚSICA

INTRO

WEB OFICIAL (sky, en inglés)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

DÓNDE VERLA (AXN)

COMPRAR DVD (Amazon)

Lo menos que puede decirse sobre BULLETPROOF

Hay series que aportan poco o nada a formas y contenidos, salvo el que se han hecho en otras latitudes. Ésta, por ejemplo, Bulletproof, da la sensación de ser una serie hollywoodiense de los años 70, al estilo de Starsky y Hutch, sólo que traslada, medio siglo después, al Londres multiétnico. Salvo esto, todo lo demás, parece un enorme e incomprensible dejà vû o un viaje por el túnel del tiempo televisivo.

Vaya por delante que no es una mala serie, es simplemente un remake que no reconoce serlo: o si se prefiere, un refrito de series policiales en las que todo gira en torno a la pareja protagonista, en este caso “Bish” y “Ronnie”, dos inspectores de color de la NCA (Agencia Nacional contra el Crimen) del Reino Unido. Ambos son como el día y la noche -como lo son cualquier pareja de este tipo de series, incluso Starsky era rubio  y Hutch moreno, para acentuar esta contradicción generadora de tensión y bromas argumentales. “Bish” es impulsivo, irreflexivo, actúa por emociones y sentimientos, a veces, a lo loco. En cuanto a “Ronnie” es justo su antítesis: partidario de cumplir las normas, no en vano su padre es un alto cargo policial, académico. Ambos están casados. No siempre sus reacciones se corresponden con los arquetipos que encarnan: a veces, como cuando se pone al volante en las habituales persecuciones policiales, “Ronnie” actúa como un poseso. En cada episodio resuelven algún caso junto a su grupo de policías.

La serie, en su conjunto, resulta tan plana como entretenida. Esto, que puede parecer contradictorio, se explica porque los guionistas y productores han seguido el modelo hollywoodiense: “si no hay guion, al menos que la serie sea espectacular”. Y lo logran mediante continuas persecuciones de coches, tiroteos, y escenas trepidantes. A todo esto hay que sumar que, en estos comienzos de agosto, salvo raras excepciones, el abonado a los streamings, suele optar por clips de youtube antes que rebuscar en las plataformas algo que le satisfaga.

La serie hubiera precisado de un refinado y de un filtro para eliminar incoherencias, pero los productores optaron por dejar el guion como estaba, tirar adelante y conseguir un producto que, como mínimo, fuera “simpático” y “animado”. Lo consiguieron y, mientras duran los 40 minutos de emisión, el espectados apenas tiene tiempo de preguntarse lo que está viendo. El problema viene cuando, tras los créditos, la serie aparece como algo vacío, repetitivo y plano.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).