FICHA

Título original: Jakten på en mördare
Título en España: La caza de un asesino
Temporadas: 1 (6 entregas)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Suecia
Temática
: Thriller
Subgénero: Investigación criminal
Resumen: Un asesino anda suelto en Scania (Suecia). Se sabe que ha asesinado a una niña, pero se sospecha que ha podido asesinar a otras mujeres. El policía encargado de la investigación es hostigado por su superior por no cumplir las normas burocráticas y no será sino hasta muchos años después, cuando su tenacidad, localizará al asesino.
Actores: Anders Beckman, Lotten Roos, Håkan Bengtsson, Lars Schilken, Rasmus Troedsson, Catherine Jeppsson, Magnus Schmitz, Sasha Becker, Karin Knutsson, Rasmus Lindgren, Anna Lindholm, Ann-Sofie Nurmi, Maja Olsson, Anna Tulestedt, Linus Nilsson, Kristina Brändén Whitaker, Emilie Strandberg, Sannie Stridsberg, Katta Pålsson, Ulf Eriksson
Lo mejor: Un guion pausado y metódico con interpretaciones sobrias y sólidas
Lo peor: serie convencional que no aporta nuevos elementos al género criminal
Lo más curioso
: El guion refleja un caso auténtico y está basado en el libro de Tobias Barkman del mismo título.                                                                       
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Filmin, el 20 de abril de 2021. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en sueco)

PROMO (en castellano)

MUSICA

VER SERIE (Filmin)

DESCARGA TORRENT (Reinventorrent)

WEB OFICIAL (Filmin)

WEB OFICIAL (STV)

Lo menos que puede decirse sobre LA CAZA DE UN ASESINO

El “nordic noir” no ha regresado con esta serie, porque nunca se había ido. Quizás estemos ahora más acostumbrados que hace 10 años a las series policíacas nórdicas que, con el paso del tiempo, han ido ganando en realismo y perdiendo en novedad. Pero, los nórdicos -y en este caso, los suecos- siguen hilando fino con estas series y haciendo las delicias de los espectadores que, como el que suscribe, abominan de toda la morralla que nos llega de las nuevas plantas productoras de series insulsas desde Turquía, hasta Singapur o esas series iberoamericanas en las que, inevitablemente, aparece un “narco”.

Con La caza de un asesino nos enteraremos de dos elementos que desconocíamos: por un parte, el asesinato de una niña de 10 años, bárbaro y salvaje, que estremeció a Suecia y de la que no tuvimos noticias en España. Y, de otro lado, nos enteramos que en Suecia, ese paraíso del Estado del Bienestar, no es oro todo lo que reduce, sino que, al menos en el condado de Scania, el número de psicópatas y anormales por metro cuadrado es respetable.

La serie está basada en el asesinato de Helen Nilsson, de 10 años, cometido en 1989. Fue torturada, privada de comida y de agua y asesinada finalmente. El grupo encargado de la investigación tardó siete años en localizar al asesino, por el camino consiguió aclarar otros crímenes similares, pero, además de lidiar con lo peor de la sociedad sueca, los investigadores debieron afrontar también los obstáculos burocráticos-administrativos, las rencillas y los afanes de protagonismo de algunos jefes de la policía que consiguieron desacelerar la investigación y, casi, hacerla descarrilar.

Lo que vamos a ver en estos seis episodios es lo que el título de la serie sugiere, si bien debiera de haber aludido al plural. No es uno, sino dos, los asesinos que resultan localizados y varios depredadores sexuales resultan también identificados gracias a la paciencia del grupo investigador compuesto por tres inspectores.

El guion va al grano, no se pierde con diálogos inútiles y cada escena tiene su sentido y su justificación. No hay tiempos muertos, aunque sí es cierto que la investigación resulta algo embarullada y se mezclan pistan que llevan a la resolución de distintos casos. Pero, salvo, por este elemento (que, en realidad, obliga al espectador a permanecer atento a la pantalla), no puede decirse que el guion tenga fallos estructurales, ni de ritmo de la trama. El tono de la serie es especialmente respetuoso con las víctimas y con sus familiares, así como con las supervivientes.

En cuanto a las actuaciones, cabe destacar la de Lotten Roos y de Anders Beckman, como inspectores a cargo de la investigación. También el trabajo de Magnus Schmitz como psicópata asesino, es notable y casi creemos estar ante el auténtico criminal.

Filmin la ha traído a España y merece, por tanto, una felicitación. La serie es particularmente recomendable para todos aquellos amantes del “nordic noir”, del género criminal y de la sociología de los países nórdicos. Es cierto que no aporta grandes elementos nuevos a todo esto, pero nos descubre las miserias humanas, y un caso criminal que aterrorizó a Suecia.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).