FICHA

Título original Zlocin v Polné
Título en España: Un hombre inocente
Temporadas: 1 (2 entregas)
Duración episodio: 1,20 minutos.
Año: 2016
Nacionalidad: Chequia
Temática
: Historia
Subgénero: Proceso
Resumen: Leopold Hilsner, un vagabundo judío es acusado de haber degollado a una joven de 19 años. Un abogado casado con una judía asume su defensa. En el juicio es encontrado culpable y condenado a muerte. Un segundo juicio reiteró la condena. Tomáš Masaryk asume la causa del condenado y logra que la sentencia queda en suspenso con cadena perpetua.
Actores: Jaroslav Plesl, Karel Hermánek Jr., Karel Roden, Gabriela Mícová, Frantisek Nemec, Jan Kacer, Jan Kacer, Jirí Plachý, Jirí Plachý, Ondrej Kavan, Lubos Veselý, Jan Novotný, Simona Kopecká, Vladimír Polívka, Johana Tesarová, Petr Smídt, Miroslav Etzler, Zdenek Dusek, Martin Mejzlík, Martin Mysicka, Josef Carda, Vladimír Marek, Kamil Halbich, Mojmír Maderic, Jirí Wohanka, Stanislav Lehký, Stepán Benoni
Lo mejor: buenos actores, buen tratamiento del tema, buena ambientación,
Lo peor: falta alguna explicación contextual sobre el antisemitismo en Europa Central en aquella época.
Lo más curioso
: el guion está realizado en base a las actas del proceso                                                                        
¿Cómo verlo?: Amazon Prime Video lo tiene en catálogo desde el 1 de abril de 2021. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8,5

PROMO (en checo)

PROMO (en checo)

PROMO (en checo)

PROMO (en checo)

VER SERIE (Amazon Prime Video)

VER SERIE (youTube, versión original)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (Amazon Prime Video)

WEB OFICIAL (Ceskatelevize)

Lo menos que puede decirse sobre UN HOMBRE INOCENTE

A principios de siglo era relativamente frecuente en Europa el creer que los “crímenes rituales judíos” seguían realizándose. De hecho, estallaron distintos casos, especialmente en el Este Europeo y en Rusia sobre esta cuestión, pero también en Occidente en donde, incluso en el caso del secuestro del hijo del aviador Lindberg, se dijo que se había tratado de un crimen y ritual. Incluso en Polonia, a mediados de los años 50, el hijo primogénito del dirigente de la agrupación católica Pax, fue asesinado por judíos miembros del Partido Comunista de una manera que sugería un ritual. No es, por tanto, algo que esté alejado en el tiempo, sino que, incluso hoy, está sujeto a controversia.

El Caso Hilsner ocupó la crónica de sucesos centroeuropea durante mucho tiempo. Una joven había aparecido asesinada en un descampado, colocada en una extraña posición y cubierta de vegetación. Parecía haber sido asesinada con arma blanca, pero lo más turbador es que la autopsia reveló que “faltaba sangre”, se había encontrado solamente una mínima parte de la que debía haberse derramado. Entre la forma en la que se cometió el crimen (degollada) y el asunto de la sangre, inmediatamente la vox populi empezó a culpar a un judío vagabundo de haberlo realizado. Éste tenía un hermano, con problemas mentales, que abundó en la hipótesis. A pesar de que todas las pruebas que rodeaban el caso eran completamente circunstanciales y, difícilmente, el asesinato podía haber sido cometido por Leopold Hilsner, se le culpó del caso y se le procesó en medio de un enfebrecido clima de antisemitismo.

Un abogado, casado con una mujer judía y, por tanto, sensible a esta cuestión, asumió la defensa, pero no pudo evitar que Hilsner fuera condenado a muerte en primera instancia como autor del crimen y en la revisión del juicio se ratificara la condena, por mucho que Hilsner contara con la ayuda del profesor Masaryk (que luego sería presidente del país). El máximo logro de Zdeno Aurednicek, el abogado, fue salvar a su cliente de la ejecución y conseguir que se le conmutase la horca por cadena perpetua. Salió de la cárcel dieciocho años después, muy deteriorado. Mientras estaba en prisión se cometieron otros crímenes similares en el país, lo que demostraba que el verdadero asesino seguía en libertad.

La historia está bien contada. Probablemente, el formato más adecuado hubieran sido cuatro entregas en lugar de dos excesivamente largas, pero hay que reconocer que el rigor en las interpretaciones, lo ágil del guion y la ambientación muy rigurosa, consiguen hacer atractiva una historia desagradable y sórdida. El único aspecto negativo de la producción es que echamos en falta unas pinceladas sobre las razones por las que el antisemitismo en Europa Central era mucho más fuerte que en cualquier otro lugar del continente. Tampoco se dice mucho sobre crímenes rituales y sobre las bondades atribuidas a la sangre. Simplemente, en las primeras escenas, se apunta a que “alguna secta” debía estar tras el crimen.

Amazon Prime Video parece haber adquirido algunas series checas particularmente bien realizadas, aunque poco o nada conocidas en las bases de datos de cine occidental. Es una pena, porque el cine checo tiene un buen nivel de realización y de guionización y está al nivel de cualquier otra potencia europea. Esta serie lo demuestra fechacientemente

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).