FICHA

Título original The Nevers
Título en España: The Nevers
Temporadas: 1 (6 entregas)
Duración episodio: minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Ciencia Ficción
Subgénero: Drama
Resumen: Relato ambientado en el período victoriano inglés. Han aparecido unos seres humanos mutantes, conocidos como “touched”, todas ellas mujeres, con superpoderes. Una inventora y una viuda lucharán, no solamente contra las fuerzas del mal sino contra la aristocracia de una sociedad que pretende marginarlas.
Actores: Laura Donnelly, Nick Frost, Olivia Williams, James Norton, Tom Riley, Ann Skelly, Ben Chaplin, Pip Torrens, Zackary Momoh, Amy Manson, Rochelle Neil, Eleanor Tomlinson, Denis O’Hare, Elizabeth Berrington, Brett Curtis, Anna Devlin, Martyn Ford, Vinnie Heaven, Zain Hussain, Viola Prettejohn, Kiran Sonia Sawar, Ella Smith
Lo mejor: la locura de trasladar equivalente a los X-Men al período victoriano inglés.
Lo peor: la historia es demasiado enrevesada y al espectador le cuesta entrar en materia
Lo más curioso
:  el creador, Joss Whedon abandonó el proyecto antes de que se estrenara la serie.                                                                      
¿Cómo verlo?: Se estrenó en HBO el 12 de abril de 2021 . Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (VOSE)

VER SERIE (HBO)

DESCARGA TORRENT (Reinventorrent)

WEB OFICIAL (HBO)

WEB OFICIAL

Lo menos que puede decirse sobre THE NEVERS

En los EEUU se han dado cuenta del “punch” que tienen las series inglesas y están decididos a imitarlas. Pero, claro está, tienen que poner su particular bagaje mental y ahí es donde el proyecto descarrila. Esto es algo que se percibe inmediatamente se ve el primer capítulo de The Nevers. Si no se ha leído nada previamente sobre esta serie, uno apostaría a que se trata de una producción inglesa -en otras cosas, por el altísimo número de actores de esa nacionalidad contratados-, pero, a partir del minuto 20 hay algo que empieza a chirriar. Y, a partir de ese momento, es cuando empezamos a ver este producto como un intento de colocar la temática de los X-Men en la época victoriana y por unas calles en las que, en cualquier momento, podrían cruzarse con Jack el Destripador. Y, a partir de ahí, entendemos porqué la serie es así.

Las protagonistas, una joven viuda y una inventora, así como la comunidad que regentan, una especie de orfanato, alberga a seres mutantes, touched, con habilidades paranormales. Así pues, a un lado tenemos a las heroínas, mujeres “wonderful”, empoderadas, aguerridas, superiores a todos los hombres que aparecen en pantalla, y de otro lado veremos a aristócratas que quieren conservar sus privilegios y a fuerzas del mal desencadenadas contra las pobres mutantes que no aspiran nada más que a sobrevivir en un mundo que no está hecho para ellas.

Concebir la serie ha debido ser más fácil que enhebrar un hilo en una aguja: basta, simplemente, con aprovechar a los personajes ya construidos en series de super-héroes ambientadas en nuestro tiempo, atribuirles el denominador común del género femenino, retrasar el reloj 125 años y reinsertarlos en la primavera victoriana. Eso ha sido todo. El resto, lo han puesto los efectos especiales (muy logrados, por cierto; la pena es que, ahora, cuando sabemos cómo se realizan, podemos intuir a los actores evolucionando en un escenario verde fluorescente). Todo se entiende mejor, si tenemos en cuenta que el responsable de todo esto es John Whedon, creador de Buffy Cazavampiros, de The Avengers y de los X-Men. No figura en los créditos porque rompió con el proyecto en noviembre pasado.

Las interpretaciones y la escenografía son lo más notable de la serie. No todos los efectos visuales son espectaculares. Algunos son de una ingenuidad casi de la época de los Mélies y de los albores de la cinematografía. Pero lo que cojea en esta serie es el guion demasiado retorcido como para poder enganchar -pues tal era la intención- a los que no aman el género de superhéroes. Esta fue concebida como una serie para los amantes del terror y de las miniseries inglesas, que pudiera hacerles digerible la temática de los super-heroes de la Marvel. Objetivo frustrado. El guion es demasiado retorcido, los superpoderes mostrados son excesivos y la trama es tan retorcida que resulta difícil de seguir y de entender para los no familiarizados con el género.

Por los medios empleados, la serie es imposible que no interesara un mínimo. Pero, las esperanzas suscitadas en las primeras escenas se van desvaneciendo a medida que avanza la serie: no vamos a ver una serie imaginativa de terror -al estilo de Crónicas de Frankenstein o de Penny Dreadful–  vamos a ver una pura y simple serie de super-héroes a la que, para colmo, se le ha añadido el toque original del empoderamiento de la mujer. Ni siquiera falta el toque de un coche eléctrico…

Sólo para amantes del género de super-héroes que, quizás, satisfagan su ansia de ver super-heroínas.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).