FICHA

Título original Libertad
Título en España: Libertad
Temporadas
: 1 (5 entregas)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: España
Temática
: Drama
Subgénero: Bandolerismo
Resumen: Una mujer, La Llanera, ha pasado 17 años en la cárcel donde ha tenido un hijo. El padre de éste es un bandolero. Cuando son puestos en libertad empiezan a ser perseguidos tanto por antiguos bandoleros como por el gobernador- Se producen alianzas entre el gobernador y una fracción de bandoleros para capturar a los otros. Todo es narrado por un inglés.
Actores: Bebe, Isak Férriz, Jason Fernández, Xabier Deive, Jorge Suquet, Sofía Oria, Luis Callejo, Pedro Casablanc, Manolo Caro, Ginés García Millán, José Sospedra,
Lo mejor: Isak Ferriz como “El Acdituno”
Lo peor: Excesivamente lenta en todos los tramos.
Lo más curioso
: Se estrenó simultáneamente en formato película y en formato serie
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Movistar+ el 26 de marzo de 2021  . Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6,5

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

VER SERIE

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL

Lo menos que puede decirse sobre LIBERTAD

Es una de las pocas veces en las que se ha estrenado simultáneamente un mismo título en dos formatos distintos: como película de 135 minutos y como serie de 250. Aún sin haber visto la película, parece evidente que la serie se ha extendido excesivamente  y que no había tanta tela para cortar. En efecto, el guion no daba para cinco entregas de cincuenta minutos que se pierden en escenas interminables y en una lentitud que, a ratos, resulta exasperante.

A pesar de ser dirigida por Urbizu, a pesar de tener una banda sonora de muy/muy buena calidad, la serie termina resultando un tostón, poco creíble, con unas ambiciones muy por encima de su contenido argumental, que termina siendo un western a la española, sin excesivo interés y sin más valores que los ya mencionados y alguna interpretación que destaca por encima de la media (la de Isak Ferriz).

La Llanera es una mujer que ha permanecido presa durante 17 años. Cada año es llevada al garrote vil, pero, a última hora, indultada. Canta desde su celda en honor a los que van a ser ejecutados. En prisión ha tenido un hizo, junto con el que ahora, es puesta en libertad. Pero fuera ha dejado cuentas pendientes que ahora va a tratar de resolver. Mientras, el gobernador está decidido a limpiar de bandoleros su zona y no se le ocurre nada mejor que proponer el perdón a un grupo de bandoleras para que participen en la captura de otra banda rival. Todos terminan persiguiendo a todos, todos se alían con todos, hasta el final. El relato es narrado por un inglés dotado para las letras y para el dibujo que oficia de narrador.

La trama está ambientada en 1807, un año antes de la invasión napoleónica y cuando la España profunda se debatía en una crisis que ya se había exteriorizado una década antes con el “motín de Esquilache”. España se estaba quedando atrás en la industrialización y seguía siendo una sociedad primitiva y brutal en las zonas del interior. Este es el clima que trata de reflejar la película y que consigue solamente en parte; si exceptuamos Curro Jiménez, ambientada algo después, lo cierto es que se trata de un período poco explotado en nuestra cinematografía, que hubiera podido dar mucho de sí. Aquí todo queda en un western, estilo de los que se rodaron a cascoporro en el desierto de Tabernas, con personajes torturados, rostros que pretenden ser expresivos de sus dramas interiores y paisajes agrestes (que, con la banda sonora, constituyen lo mejor de la serie). Pero, al final, es resultado es bastante desalentador: el chicle se ha extendido mucho más de lo que podía dar de sí.

Con tres capítulos hubiera podido concentrarse la trama, eliminarse a algunos personajes que aparecen y desaparecen como por ensalmo pero que no aportan nada (o muy poco) a la trama central. Ésta, por lo demás, resulta difícilmente creíble.

Más que “mala serie”, podría decirse que ésta es una serie “desaprovechada” en la que, una vez más, han fallado los guionistas, el casting no ha sido el más adecuado y las ambiciones han quedado por encima de las posibilidades y del resultado real.

Resulta difícil recomendar recomendar esta serie a un público en concreto. Quizás a los más pacientes y a los que les encantan tramas que se desarrollen parsimoniosamente y no les importen excesivamente las incoherencias del guion, o también a los que acepten que se sacrifique el guion por la fotografía y las interpretaciones por la banda sonora. Pretendía ser un “canto a la libertad”, pero termina siendo un trino desafinado.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).