FICHA

Título original Oljefondet
Título en España: El Gran Fondo
Temporadas: 1 (8 entregas)
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 2018
Nacionalidad: Noruega
Temática
: comedia
Subgénero: drama
Resumen: El fondo noruego que invierte los beneficios obtenidos por el petróleo del Mar del Norte, está a punto de alcanzar un récord de beneficios, sin embargo, se produce un pago de cuota a la OTAN que les aleja del objetivo. En ese momento se produce un error al realizar una inversión y suenan las alarmas en la “comisión de ética” generándose situaciones cómicas.
Actores: Håkon T. Nielsen, Evelyn Rasmussen Osazuwa, Marit Andreassen, Thomas Gullestad, Kathrine Thorborg Johansen, Elias Holmen Sørensen, Cecil Elmore Jr., Petter Jørgensen, Edward Saszko, Harald Sørlie, Gediminas Vilaniskis, Chloe Carabasi, Kandiss Edmundson, Cat Haave, Veslemøy Mørkrid, Ian Preece, Will Elkins
Lo mejor: ironía repartida en todas las direcciones, sarcástica en grado sumo.
Lo peor: algunos giros son demasiado previsibles.
Lo más curioso
: El “Fondo Global de Pensiones del Gobierno” existe realmente.                                                                       
¿Cómo verlo?: Se estrenó en Filmin el 8 de marzo de 2021. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos y comprarse en DVD.

Puntuación: 8

PROMO (VO)

PROMO (VO)

PROMO (en castellano)

VER SERIE (Filmin)

DESCARGA TORRENT (a través de eMule)

WEB OFICIAL (Filmin)

Lo menos que puede decirse sobre EL GRAN FONDO

Noruega, pequeño país, mucho frío… es lo que sugiere la sola mención a este país. Y, efectivamente, algo de eso hay. Inmediatamente, surge una pregunta: ¿cómo tan poca población -y, por tanto, con pocos espectadores- puede realizar series de una comicidad tan desternillante como ésta? Y no es la única serie cómica que llega de aquel país: baste recordar Lillyhamer o We Got This: serie de una comicidad superior a la normal y que no caen en los patrones de la sitcom norteamericana. Los noruegos saben hacer series de humor y se toman ellos mismos y su cotidianeidad como fuente de inspiración.

En efecto, el Oljefondet, existe realmente en Noruega: es un fondo de inversiones que se creó para invertir las rentas procedentes del petróleo del Mar del Norte. Es un fondo transparente y “ético” (dentro de lo que puede ser ético obtener rendimiento sin trabajo) y se utiliza para fines sociales. Está sometido a controles de investigación y a reglas rígidas para evitar que el dinero de todos los noruegos se dilapide. En el país es muy apreciado porque, en realidad, ha funcionado bien y permite echar mano de sus beneficios a la hora de plantear políticas sociales y también para adelantar pagos para los que el Estado no estaba preparado.

Esto último es lo que ocurre cuando los empleados del Oljefondet creen que van a superar la cuota de beneficios que habían tenido. Bruscamente, el pago de la cuota de pertenencia a la OTAN (ese club militar tan selecto como inútil producto de la Guerra Fría) hace que el objetivo se aleje radicalmente, cuando ya estaba preparado incluso el pastel para la celebración. Pero eso no es lo peor: uno de los directivos del foro, para satisfacer a su padre, realizar una inversión en Disney, pero se equivoca y deriva 80.000.000.000 millones (ochenta mil) para los parques de atracciones… Al superar el límite de lo que se podía invertir en una sola operación, entra en juego la “comisión de ética” y una investigación parlamentaria. Está claro que se ha tratado de un error, pero nadie quiere asumir la responsabilidad. A partir de ahí se generan situaciones cómicas en la que los noruegos muestran su capacidad para reírse de sí mismos y hacerlo, incluso, de la institución que, sin duda, forma parte de las más respetadas del país.

La serie cuenta con unos actores que proporcionan verismo y autenticidad a las situaciones, pero sobre todo, los diálogos y la misma trama, resultan altamente ingeniosas. No es una serie que haya nacido de un raptus de creatividad: se percibe en ella una paciente y meticulosa labor de refinado del guion y de las frases de cada personaje. Lo que más llama la atención es la ironía que oscila entre el sarcasmo más hiriente hasta el comentario más ligero y que acompaña a, prácticamente, todas las escenas.

La serie se filmó en 2017 y ha sido emitida en algunos países a través de Netflix, pero a entrado en España de la mano de Filmin. Es una de esas series que llegan en un momento de mediocridad y falta de esperanza y de creatividad en el mundo de las series, lo que hace que todavía la agradezcamos más. Serie para ver y pasar un buen rato. Noruega es así (o, al menos, así es como los noruegos de ven a sí mismos).

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).