FICHA

Título original Homeland,
Título en España:
Temporadas: 1 (12 episodios)
Duración episodio: 50-60 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Estados Unidos
Temática
: Espionaje
Subgénero: Thriller
Resumen: El gobierno de los EEUU intenta iniciar un proceso de paz en Afganistán con la colaboración del jefe de los talibanes. Sin embargo, los servicios secretos paquistaníes y el vicepresidente de Afganistán, se oponen a este proyecto que se apoya sobre Saul Berenson, asesor de Seguridad Nacional y Carry Mathison, agente de campo, que se ha restablecido de su cautiverio en la séptima temporada.
Actores: Claire Danes, Mandy Patinkyn, Elizabeth Marvel, Maury Sterling, Jake Weber, Linus Roche, Morgan Spector, Costa Ronin, Nimrat Kaur, Numan Acar, Tim Guinee, Art Malik, Mohammad Bakri, Andrea Deck, Hugh Dancy,
Lo mejor: Dinamismo de cada episodio y giros inesperados (o casi)
Lo peor: Aparecen algunas incoherencias en el guion
Lo más curioso
:  Esta temporada es la última de la serie                                                                       
¿Cómo verlo?: Se estrenó el 18 de febrero de 2021 en Netflix. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (VOSE)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT (Madeintorrent)

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (Cuatro)

WEB OFICIAL (Sho)

COMPRAR DVD (serie completa, eBay)

Lo menos que puede decirse sobre HOMELAND (8ª TEMPORADA)

Con estos últimos doce capítulos termina esta serie que, a pesar de haber tenido altibajos, se ha prolongado desde 2011, con casi un centenar de episodios. Esta octava temporada está al nivel de las mejores, si bien, como siempre, hay que saber perdonar algunas incoherencias en el guion y aspectos poco creíbles que justifican las situaciones de tensión y los giros de la serie. Puede decirse que esta temporada final es un resumen de la calidad media de la serie y, si bien estamos lejos de la novedad que vimos en aquella mítica primera temporada, no es menos cierto que esta octava temporada logra hacernos pasar algunos momentos trepidantes.

La protagonista, “Carry Mathison”, ha pasado siete meses en Moscú capturada por la GPU (inteligencia militar) y sin su medicación, con lo que su cerebro quedó destartalado hasta el momento de su intercambio. A partir de ese momento, ha estado recluida en una clínica. La temporada se inicia cuando vuelve de nuevo al servicio requerida por “Saul Berenson”, nombrado asesor de seguridad presidencial. La requiere para que ayude a la buena marcha de las conversaciones de paz con los talibanes que deberían de poner fin a la guerra de Afganistán. Hay intereses opuestos a que este proceso de paz siga adelante y la misión de la espía es conseguir vencer esas resistencias. En el primer episodio, en la antesala del vicepresidente de Afganistán, se encuentra con el agente de la GRU que la había capturado e interrogado en Moscú, “Yevgeny Gromov”.

Lo que veremos será una pugna entre partidarios de la paz y halcones, tanto en Washington como en Kabul o en Rawalpindi. La serie va de “alta política”, tal como es vista desde las alturas, pero también a pie de campo. Repite todos los recursos de las temporadas anteriores: posibilidades de traición interna, malentendidos, incapacidad política presidencial, ambiciones personales, escenarios enloquecidos y, sobre todo, lo que da mayor dinamismo a la serie: acción trepidante, pasan “cosas” continuamente, parece como si apenas hubiera un momento de descanso para el espectador.

Al espectador no se le escapará algunas incoherencias y puntos débiles del guion. Citamos solo uno: la caja negra de un avión, emite señales cada hora durante treinta días después del accidente. Así puede ser localizada con facilidad. Sin embargo, en esta temporada, la caja negra de un helicóptero permanece perdida y se encuentra gracias al geolocalizador, sino a la habilidad e insistencia de la protagonista. Hay varios elementos como éste, débiles e inconsistentes, pero que se disculpan porque, gracias a ellos, el argumento puede seguir ese curso trepidante al que aludíamos antes.

Han sido varios canales españoles los que, en algún momento, han emitido esta serie (Fox, Cuatro, Energu, FDF, Be Mad y, ahora, es Netflix el que ofrece la temporada final. Es curioso que hace diez años, cuando se inició esta serie, las temporadas tuvieran 12 episodios y esta los haya mantenido, a pesar de que, en la actualidad, oscilan entre 6 y 8, en el mejor de los casos.

La serie satisfará las expectativas de los que la hayan seguido desde la primera temporada. Gustará, igualmente, a los amantes del cine de espionaje y “alta política”. Un digna despedida para diez años en los que hemos visto de todo (en nuestras vidas y en la serie…).

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).