FICHA

Título original Tribes of Europa
Título en España: Tribus de Europa
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2021
Nacionalidad: Alemania
Temática
: Distopía
Subgénero: Postapocalíptica
Resumen: En el 2029, tuvo lugar el “gran apagón”, por causas que se desconocen, y en el 2074, la humanidad todavía no ha recuperado la normalidad. Las naciones europeas han desaparecido, sustituidas por pequeñas tribus. Tres hermanos de una de una tribu de carácter rural y ecológico se hacen con un cubo misterioso propiedad de un piloto cuyo aparato ha caído en tierra. Tribus hostiles tratan de recuperarlo.
Actores: Henriette Confurius, Oliver Masucci, David Ali Rashed, Emilio Sakraya, Melika Foroutan, James Faulkner, Marie Mouroum, Igor Pecenjev, Lenka Regulyová, Alain Blazevic, David Bowles, Pavel Bédi, Benjamin Sadler, Klaus Tange, Matteo van der Grijn, Hoji Fortuna, Jeanette Hain, Jim High, Robert Maaser, Anon Mall, Kendrick Ong, Leona Paraminski, Christopher Rygh, Ana Ularu, Adam Vacula, Manuel Werling
Lo mejor: contiene todos los elementos propios de la tradición distópica iniciada en el siglo XX.
Lo peor: ninguno de los personajes resulta lo suficientemente atrayente para enamorar al espectados
Lo más curioso
: Parte de los productores son los mismos de la serie Dark.                                                                       
¿Cómo verlo?: Se estrenó el 19 de febrero de 2021 en Netflix . Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 6

PROMO

PROMO (versión original subtitulada en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT (Madeintorrent)

WEB OFICIAL (Netflix)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre TRIBUS DE EUROPA

Cuando todavía persisten los efectos de la pandemia, parece de mal gusto emitir una serie ambientada en un escenario post-apocalíptico. Ahora que todos los gobiernos hablan de la frontera del 2030, parece de peor gusto, situar el año antes, un “gran apagón”, por causas desconocidas, que se produjo en la humanidad el 2029 y que acarreó una crisis mundial del que la humanidad (y, al menos, Europa) no ha superado. Lo que vamos a ver es una serie distópica, con ribetes ecológicos y con el manido planteamiento de “bien” contra “mal”. Así que, no esperen ver nada nuevo bajo el sol.

Tres hermanos (por cierto, nada parecidos entre sí), viven en una tribu en los bosques. El “gran apagón”, hizo que las naciones europeas desaparecieran y se fracturaran en pequeñas tribus que unían a las gentes por su afinidad: unos por el amor a la vida natural y su rechazo a la civilización técnica, los otros amantes de la guerra, la sangre y el poder, y, claro, está, de la tecnología. Nadie sabe nada -lo que resulta significativo- ni de la Unión Europea, ni de la burocracia de Bruselas, ni de nada por el estilo. Lo cierto es que la “civilización europea” se ha mantenido de manera muy precaria y casi medieval. Los tres jóvenes, están preparando una ceremonia de iniciación a la madurez, cuando ven a un extraño aparato volador que parece tener dificultades. En efecto, termina estrellándose, pero los tres localizan al piloto que posee un “cubo atlante”, dotado de extraños poderes. A partir de ese momento, todo lo que veremos serán luchas, persecuciones, bofetadas y violencias para hacerse con el aparato en cuestión.

La serie tiene la virtud de la brevedad: apenas seis capítulos. Pero todo está construido en el aire. Hubiera sido de agradecer una génesis del apocalipsis y de cómo se produjo la fragmentación en “tribus”. Incluso, hubiera sido de agradecer un casting más riguroso que encontrase a protagonistas más carismáticos, porque lo cierto es que todos los que aparecen en pantalla, tanto angelicales como demoníacos, no parecen ni los más carismáticos, ni los más adecuados para transmitir adhesión o repulsa.

Es una serie como muchas que hemos visto en los últimos años: adolescentes perseguidos, adolescentes con problemas, adolescentes sobreviviendo, adolescentes rebeldes y adolescentes tratando de penetrar en secretos insondables, todo ello en un marco posterior a la catástrofe global anunciada, unas veces a causa del calentamiento climático, otras por pandemias -lagarto, lagarto-, algunas por revueltas de robotitos y esta por un “gran apagón”. Si has visto, cualquier serie o largometraje con esta temática -incluidos Los juegos del hambre-, puedes prescindir de este producto que no aporta nada nuevo.

Algo ha fallado también en la producción y en la concepción visual de la serie. Da la sensación de que estamos viendo continuamente las mismas escenas y los mismos planos. Sin olvidar que hay exceso de violencia, demasiado gratuita y que, en ocasiones, podía haberse insinuado en lugar de ser tan explícita. A partir de la mitad del primer episodio, creo que muchos hemos seguido adelante, sólo para tratar de averiguar que era eso del “cubo atlante”.

Floja, aunque breve, es decir, la mitad de insufrible que si, además de ser floja, hubiera sido interminable. Solamente, para coleccionistas de tramas pos-apocalípticas poco justificadas.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).