FICHA

Título original 22-juli
Título en España: 22 de julio
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Noruega
Temática
: Drama
Subgénero: Terrorismo
Resumen: El 22 de julio de 2011 se produjeron distintos actos terroristas protagonizados por un “loco solitario”, Anders Breivick, en el centro de Oslo y en un campamento de las juventudes socialistas noruegas. Cinco personajes, una periodista, un policía, unos médicos, un bloguero populista y otros civiles viven la matanza de Utoya desde sus particulares perspectivas.
Actores: Alexandra Gjerpen, Øyvind Brandtzæg, Helga Guren, Marius LiAlexandra Gjerpen, Øyvind Brandtzæg, Helga Guren, Marius Lien, Fredrik Høyer, Markus Tønseth, Mette Arnstad, Gard Skagestad, Pia Borgli, Jon Bleiklie Devik, Benjamin Lønne Røsler, Mads Jørgensen, Lars Bonnevie Hjort, Ida Marianne Vassbotn Klasson, Glenn Andre Kaada, Siren Jørgensen, Bjørn Myrene, Thomas Aske Berg, Jan Lindwall, Jesper Malm, Egil Birkeland, Mona Grenne, Jo Adrian Haavind, Trond Teigen, Ruben Rosbach, Dag Håvard Engebråten, David Skaufjord, Per Egil Aske, Naeem Azam, Jonathan Thomas Cassidy, Celine Engebrigtsen, Trond Halbo, Kai Kennet Hanson, Tommy Karlsen, Torunn Meyer, Olivier Mukuta, Sigurd Myhre, Martin Grid Toennesen, Jarl Kjetil Tøraasen, Marit Østbye, Mads Gismerica
Lo mejor: máximo cuidado en aportar realismo extremo a la narración
Lo peor: no hubiera estado de más aportar algo sobre el “loco solitario” y sus circunstancias.
Lo más curioso
:  La serie ha acaparado premios de las cinematografías nórdical y el Prix Europa 2020 a la “mejor serie de televisión europea”                                                                       
¿Cómo verlo?: Se estrenó el 19 de enero en Filmin. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (Filmin, en castellano)

PROMO (entrevista con los directores)

PROMO (VO subtitulada en inglés)

PROMO (en noruego)

VER SERIE (Filmin)

DESCARGA TORRENT (Macdeintorrent)

WEB OFICIAL (Filmin)

WEB OFICIAL (NRK)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre 22 DE JULIO

No es la primera película sobre la masacre de Utoya y los atentados de Oslo en 2011, pero sí la más premiada y seguramente la mejor. Se emite en Filmin desde el 22 de enero de 2021 e inmediatamente llama la atención por su estructura. El realismo extremo puesto en la reconstrucción de los hechos se impone en todo momento como la principal característica de esta serie. Vamos a ver una acción terrorista, ni desde el punto de vista de las víctimas, ni del causante de la masacre, sino de los ciudadanos de a pie que estuvieron, a su pesar, cerca del drama.

Noruega es uno de los países “más felices del mundo”. Allí parecen no existir problemas particularmente graves y el país sigue una inercia que lo sitúa fuera de las primeras planas de los diarios desde hace décadas. Sin noticias, buenas noticias… suele decirse y eso se aplica en aquella cornisa de la península escandinava. Pero en algunas mentes fue fermentando en la idea de que se estaban produciendo cambios que se procuraba por todos los medios que pasaran desapercibidos para la población, pero que, sin embargo, generaban preocupación y angustia en algunas capas de la población. El stablishment político noruego (conservadores a un lado y socialdemócratas a otro) no conseguía dar salida a estas preocupaciones y los medios de comunicación, simplemente las ignoraban. Una de ellas era la aparición del terrorismo islámico y la otra la llegada a Noruega de miles de inmigrantes procedentes, especialmente, de países árabes. Una de estas personas angustiadas por estos cambios, Anders Breivick, sin ninguna duda con desequilibrios mentales, no se conformó con entregar su voto al Partido del Progreso, considerado como “populista” y que trataba de integrar alternativas a esas preocupaciones en su programa electoral, sino que quiso ir más allá. De esta voluntad de dar una respuesta contundente a la presencia creciente del islamismo en Noruega, surgieron el atentado de Oslo y la masacre de Utoya.

Esta miniserie nos lo cuenta desde un punto de vista original: no vamos a ver ni al, terrorista -salvo cuando recibe dos toneladas de fertilizante para obtener explosivos-, ni a las víctimas acampadas en la isla de Utoya. Vamos a ver a otros personajes, surgidos de la sociedad noruega y cómo vivieron aquellos atentados desde la periferia de los mismos. Todos estos personajes son inexistentes, creaciones de los guionistas, pero se basan en actitudes y comportamientos reales. Una médico, una periodista, un bloguero de extrema-derecha (en absoluto vinculado con el atentado), algún inmigrante, un policía, una paramédico, un sacerdote, etc, se sorprendieron por esta acción terrorista que influyó en sus vidas. Esto es lo que nos explica la serie, mucho más que el atentado en sí: “¿cómo puede haber ocurrido un crimen de esta magnitud en el ‘mejor país del mundo’?”. No hay respuesta, al menos, no hay respuesta comprensible… pero es que, a fin de cuentas, cualquier forma de terrorismo resulta incomprensible.

A diferencia de otros productos filmados sobre la masacre de Utoya, ésta miniserie no se centra en las víctimas (Utoya. 22 de julio, estrenada en Netflix) o en la sucesión de hechos que se produjeron y en sus antecedentes (One of Us, de Asne Seierstad). Esta última hubiera podido ser sustituida ventajosamente por un documental y, en cuanto a la primera, es tramposa y tiende a afectar solamente a la fibra sensible del espectador, aludiendo cualquier otra intencionalidad. Ninguna de las dos habla de la sociedad noruega ni de su reacción. Es el nicho de mercado que han elegido los guionistas de 22 de julio para lanzar un producto a medio camino entre el testimonio de quienes estuvieron relativamente cerca de los hechos, y la totalidad de la sociedad que presenció atónita aquellos atentados.

Ninguno de los actores es conocido. Los productores han procurado que no se tratara de actores conocidos para abundar en la sensación de realismo. En cualquier caso, todos ellos realizan una buena tarea y, sobre todo, el modelo de producción abunda en la dirección realista ya apuntada, incluso en sus detalles más mínimos.

La miniserie es recomendable. Quizás, en donde más cojee, es en renunciar a dar una explicación a por qué una mente pudo urdir aquella masacre.

Para todos los que se interesen por el fenómeno terrorista y las consecuencias de los fenómenos sociológicos que se están produciendo en las últimas décadas en Europa. Para amantes del “cine testimonio” de nuestra época.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).