FICHA

Título original: Física o Química: el reencuentro
Título en España: Física o Química: el reencuentro
Temporadas: 1 (2 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: España
Temática
: Drama
Subgénero: Romántico
Resumen: Los alumnos del Colegio Zurbarán tienen diez años más, han terminado sus estudios y cada uno de ellos ha emprendido caminos propios, con distintas fortunas. El grupo de amigos se reencuentra con ocasión de la boda de uno de ellos. Incluso asiste el fantasma de “Fer” que había fallecido. No toda va a salir como estaba previsto.
Actores: Maxi Iglesias, Ana Milán, Adam Jezierski, Blanca Romero, Angie, Adrián Rodríguez, Marc Clotet, Andrea Duro, Sandra Blázquez, Andrés Cheung, Javier Calvo, Leonor Martín, Álex Barahona, José Lamuño, Samuel López, Olivia Molina
Lo mejor: Ver que diez años después, casi todos ellos han mejorado como actores
Lo peor: El guion, excesivamente ramplón y desmadradamente romántico.
Lo más curioso
: El creador de la serie no fue tenido en cuenta para esta secuela.                                                                         
¿Cómo verlo?: Se estrenó el 27 de diciembre de 2020 en Atresplayer. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 5,5

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO (de la serie original)

MÚSICA

VER SERIE (Atresplayer)

DESCARGA TORRENT (Madeintorrent)

WEB OFICIAL (Atresplayer)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre FÍSICA O QUÍMICA: EL REENCUENTRO

Física o Química fue el gran éxito de Antena 3 durante los 77 episodios que se prolongó entre 2008 y 2011. No la recordamos como una serie excepcional, pero si reconocemos que pudo suponer un impacto entre adolescentes. Aquellos espectadores juveniles de ayer, tienen ahora diez años más. Seguramente han perdido la ingenuidad de aquellos años, pero muchos de ellos, como cualquier otra edad, son practicantes habituales de la nostalgia. Esta es una serie, sobre todo, nostálgica.

La serie original nos presentaba los problemas y tendencias de los jóvenes. En Italia, después de emitir unos episodios, la serie se cortó por “zapaterista”. En realidad, estaba hecha de muchos tópicos y clichés. No era más que el reflejo de una época y de la crisis de la enseñanza que vivía España. Ya, por entonces, andábamos a la cola de Europa en educación, tal como demostraba el programa PISA. A decir verdad, diez años después, seguimos en ese furgón de cola. Y es entonces cuando llega esta miniserie hecha para nostálgicos y solo para ellos.

Los chicos del Zurbarán se han hecho mayores. Cada uno de ellos ha emprendido un recorrido diferente. En casi todos los casos, se trata de trayectorias profesionales increíbles y extremas. Uno sigue barriendo en el bar familiar, otra se ha convertido en figura empresarial de referencia, otra ha seguido el camino de la política, etc. En todos los casos, tales destinos son pintados a brochazos y apenas tienen importancia en la miniserie. El reencuentro se justifica por la boda de “Yoli” y en el curso de la ceremonia y de su preparación vuelven a aparecer todos los fantasmas de la serie original, incluido el ectoplasma de “Fer”, gay muerto en la serie original. Los problemas que aparecen entre ellos se reducen a la convivencia y a los amores perdidos y ahora reencontrados. Hay más camas que cameos. El final, las cosas salen de manera muy diferente a cómo estaba previsto, pero los chicos de Física o Química logran su objetivo…

Lo primero que llama la atención es lo “minimal” de la serie. No estamos ante una miniserie, sino ante un largometraje partido por dos. El reencuentro es breve, mal planteado, mucho más esquemático que la serie matriz, mucho menos creíble aún y con unas situaciones y salidas poco imaginativas. Si la primera parte puede convencer como ejercicio nostálgico, la segunda es literalmente, un despropósito; aburrido por lo demás y sin la más mínima pizca de gracia. Si el lanzamiento de este producto pretendía reabrir la serie original, creemos que el proyecto ha quedado muerto y enterrado. Si lo que se pretendía era conseguir un tirón momentáneo de abonados para Atresplayer, es posible que el objetivo se haya cubierto.

No es una buena secuela y llama la atención que una serie -que tampoco fue nada del otro mundo- sea revivida con tanta brevedad, superficialidad, falta de imaginación y sosez. Cuentan las crónicas que no se contó con el creador de la serie para la secuela, algo que a él, le dejó ofendido. Anda por Netflix y, al final, después de protestar, se incluyó su nombre en los créditos. No es como para estar orgulloso.

Prescindible desde todos los puntos de vista, incluso desde el de los que, en su momento, fueron fanáticos de la serie y que ahora han debido quedar descorazonados por lo que han visto, tanto en cantidad como en calidad.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).