FICHA

Título original Quiz
Título en España: Quiz, el escándalo de “¿Quiero ser millonario?”
Temporadas
: 1 (3 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2020
Nacionalidad: Reino Unido
Temática
: Drama
Subgénero: Estafa
Resumen: Unos avispados productores de televisión diseñan un concurso en el que es posible ganar un millón de libras respondiendo a preguntas de dificultad creciente y pudiendo contar con tres comodines. Un grupo de británicos forma un “sindicato” para tratar de hacerse con el premio. Casi por casualidad, un mayor del ejército británico termina por ganarlo, utilizando procedimientos que parecen fraudulentos.
Actores: Matthew Macfadyen, Sian Clifford, Mark Bonnar, Aisling Bea, Elliot Levey, Risteard Cooper, Trystan Gravelle, Michael Jibson, Helen McCrory, Michael Sheen, Andrew Leung, Matt Butcher, Paul Bazely, Keir Charles, Beau Gadsdon, Scott Handy, Dolly Gadsdon, Jerry Killick, Maggie Service, Geoffrey McGivern, Martin Trenaman, Nicholas Woodeson, Michael Elwyn, Matt Blair, William Chubb, Dean Nolan, Sasha Hails, Paul Hunter, Gracy Goldman, David Maybrick, Tony Turner, Jon Snow, Sarah Woodward, Matthew Gregory Lewis, Ramzan Miah, Beth Willetts
Lo mejor: el estilo narrativo, extraordinariamente realista.
Lo peor: el primer capítulo es algo mas flojo que los dos siguientes.
Lo más curioso
: Se basa en hechos reales y el el libro de William Village sobre el escándalo.
¿Cómo verlo?: Se estrenó el 28 de septiembre de 2020 en Movistar. Puede obtenerse mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

VER SERIE (Movistar+)

DESCARGA TORRENT (Madeintorrent)

WEB OFICIAL (Movistar+)

WEB OFICIAL (ITV)

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre QUIZ, EL ESCANDALO DE QUIERO SER MILLONARIO

En 1998, David Briggs, un productor británico, creó el concurso Quiz que renovó el interés de los espectadores de televisión por este tipo de programas. El concurso, después de refinarse durante varias semanas, se convirtió en el programa más seguido de la televisión inglesa entre 1998 y 2014. No era para menos, el premio era un millón de libras esterlinas, el mas alto ofrecido jamás por un concurso televisado. Del Reino Unido, el programa irradió a EEUU e, incluso tuvo su versión española con el título de Quiero ser millonario. Básicamente, consistía en una serie de preguntas y respuestas (primero quince y luego doce) de dificultad creciente, que podían ser contestadas por un concursante, elegido entre otros cuatro tras mostrar ser el más rápido en una pregunta selectiva. Los concursantes podían contestar según sus conocimientos, o bien recurrir a “comodines”: eliminación del 50% de las cuatro respuestas posible, pedir la opinión del público, llamada exterior a un amigo o familiar. En cualquier nivel, el concursante podía abandonar llevándose el dinero que había conseguido hasta ese momento. El programa se financiaba con el coste de las llamadas de los espectadores para intervenir en el programa que, siempre, superaban ampliamente el valor de los premios entregados. Aparentemente, todo parecía atractivo, un auténtico fenómeno de masas, pero pronto surgieron las controversias y uno de los concursantes que se llevó el premio fue acusado de fraude. Esta serie explica cómo se fraguó y ejecutó este fraude.

La serie se inicia con dos líneas paralelas: la vida del mayor Charles Ingram, oficial del ejército británico, un tipo anodino, sin conocimientos especiales en nada salvo en su profesión, con un matrimonio feliz y un cuñado compulsivo y problemático. Por otro lado, asistimos al parto de un concurso nuevo para la televisión británica que languidecía sin ningún espectáculo que atrajera al gran público. A poco de estrenarse este nuevo concurso, las dos líneas argumentales confluyen. Primero el cuñado del mayor Ingram, luego su esposa y, finalmente, él mismo, logran participar en el concurso. Los dos primeros logran responder a algunas preguntas y se llevan unos cuantos miles de libras, pero es el oficial del ejército, el que responderá a todas las respuestas y obtendrá el millón de premio. Los productores sospechan que ha hecho trampa y el análisis del programa demuestra que en las últimas preguntas había cambiado la respuesta tras oír unas leves toses, la de su esposa y la de un concursante con el que estaba en contacto. El caso se lleva a juicio con el resultado que el espectador verá en el último episodio.

La serie está realizada con un ligero tono irónico. No es una serie de humor, sino más bien un drama realista que cuenta algo que ocurrió realmente, sin poder evitar cierto humor puntual, en especial por la participación de Michael Sheen como presentador del concurso y de Matthew Macfadyen como mayor del ejército y concursante. En el primer episodio el eje se centra en el parto del concurso y es quizás el que corre el peligro de decepcionar al espectador: a fin de cuenta, seguramente ha visto alguna emisión del programa y conoce sus reglas. A partir del inicio del segundo es cuando la tensión narrativa crece y la serie funciona como la seda.

Los tres episodios son concretos, están bien narrados, los personajes, tanto protagonistas como secundarios, quedan perfectamente perfilados y el espectador en ningún momento sufrirá de aburrimiento o decepción. En el último episodio, el espectador va de sorpresa en sorpresa y, lo que, en principio, parecía simple, se convierte en mucho más complejo.

Una vez más, la pericia británica en la facturación de miniseries ha sido patente. El resultado ha sido una serie entretenida, veraz que reconstruye aquel escándalo con lujo de detalles y con similitudes (hasta en el vestuario) extremas con los protagonistas reales. Gustará a los que siguieron aquel concurso, a los amantes de las miniseries británicas y a los seguidores de los dos actores principales.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).